lunes 15 de octubre de 2018


Seguinos en:


ENCUESTAS

Según la consultora Opinaia, la imagen del Gobierno dejó de caer

Según la consultora Opinaia, la imagen del Gobierno dejó de caer

La tendencia a la baja "planificada" por el gobierno llegó, aparentemente, a un piso, amortiguada por decisiones que fueron contrarestando el efecto de las medidas más antipopulares de diciembre y enero. El efecto Chocobar y el indicio de que el Gobierno cambia el eje de lo económico a temas en los que puede ganar popularidad.

20 de febrero del año 2018

Compartir

 

Después de dos meses de retroceso, la imagen del Gobierno paró de caer. La información fue revelada por el director de la consultora Opinaia, Valentín Nabel, confirmando lo análisis de NOTINOR.COM en cuanto a la estrategia del gobierno nacional

Según una encuesta concluida hace tres días, en la que se divide la evaluación positiva de la negativa sobre una escala de seis puntos, Nabel explicó: “Lo que vimos es un pico de popularidad en noviembre, después del triunfo de las elecciones la imagen positiva superó a la negativa”.

Después de ese pico, la imagen del Gobierno bajó en diciembre a 45% de aprobación y volvió a bajar en enero de 2018 a 42%. “Esta es una bajada planificada donde deciden resignar parte de esa popularidad para sacar leyes”, expresó el especialista.

“Lo que vimos en la última medición es que el porcentaje de imagen positiva se amesetó en 42%, es decir, que paró de caer”, dijo Nabel, al tiempo que develó que en términos de expectativas económicas la imagen no sólo dejó de caer sino que repuntó cuatro puntos respecto a enero.

EL ANÁLISIS

la encuesta se terminó el 16 de febrero. Uno de los items estudiados fue la evaluación de la gestión del Gobierno Nacional que experimentó un poco de 52 en noviembre pasado, en las elecciones, cuando la imagen positiva pasó a la negativa.

Entre diciembre y enero, la imagen experimentó una pronunciada baja a 42 puntos, en lo que el propio gobierno calificó como “una bajada planificada”. Este puntaje se amesetó, es decir que se mantiene en ese guarismo.

En las expectativas económicas, otra de las preguntas realizdas por la consultara, no solo los porcentajes dejaron de caer sino que repuntaron 4 puntos con respecto a enero. Esto se debe a que se revirtió una tendencia en el estancamiento de la economía con respecto al 2017, registrándose en lo que va del año un repunte del 3%.

Si bien la inflación todavía no cede, es un hecho ostensible que está bajando progresivamente de la mano con la baja del gasto público. Hay una serie de condiciones que generan buenas expectativas para suponer que estamos ante un piso y todo puede repuntar en los próximos meses.

Tres encuestas de la semana pasada revelaron que los argentinos tienen buenas expectativas para este año en curso y el año que viene, teniendo en cuenta el año electoral. Y esto se sustenta en que existe un convencimiento de que el rumbo tomado por el gobierno es percibido positivamente por la nueva mayoría.

El dereto antinepotismo, la rápida resolución de situaciones que involucran a funcionarios -como el caso Díaz Gilligan- y el accionar del gobierno en cuanto a temas de actualidad, como sucedió con el caso del policía Chocobar, ayudan al gobierno a generar esta expectativa,

El caso Chocobar revela un fenómeno importante. Más del 53% está totalmente de acuerdo con la política del gobierno sobre el accionar de Chocobar. Luego hay un segmento que ronda el 30% que está parcialmente de acuerdo.

Un dato de color, es que aun en el kirchnerismo, un 42% está de acuerdo con Chocobar, y con la respuesta de apoyo del gobierno al policía.

Esto es un indicador de que el gobierno está cambiando el eje en lo económico hacia temas en los que puede generar mayor popularidad.

Compartir

 

Después de dos meses de retroceso, la imagen del Gobierno paró de caer. La información fue revelada por el director de la consultora Opinaia, Valentín Nabel, confirmando lo análisis de NOTINOR.COM en cuanto a la estrategia del gobierno nacional

Según una encuesta concluida hace tres días, en la que se divide la evaluación positiva de la negativa sobre una escala de seis puntos, Nabel explicó: “Lo que vimos es un pico de popularidad en noviembre, después del triunfo de las elecciones la imagen positiva superó a la negativa”.

Después de ese pico, la imagen del Gobierno bajó en diciembre a 45% de aprobación y volvió a bajar en enero de 2018 a 42%. “Esta es una bajada planificada donde deciden resignar parte de esa popularidad para sacar leyes”, expresó el especialista.

“Lo que vimos en la última medición es que el porcentaje de imagen positiva se amesetó en 42%, es decir, que paró de caer”, dijo Nabel, al tiempo que develó que en términos de expectativas económicas la imagen no sólo dejó de caer sino que repuntó cuatro puntos respecto a enero.

EL ANÁLISIS

la encuesta se terminó el 16 de febrero. Uno de los items estudiados fue la evaluación de la gestión del Gobierno Nacional que experimentó un poco de 52 en noviembre pasado, en las elecciones, cuando la imagen positiva pasó a la negativa.

Entre diciembre y enero, la imagen experimentó una pronunciada baja a 42 puntos, en lo que el propio gobierno calificó como “una bajada planificada”. Este puntaje se amesetó, es decir que se mantiene en ese guarismo.

En las expectativas económicas, otra de las preguntas realizdas por la consultara, no solo los porcentajes dejaron de caer sino que repuntaron 4 puntos con respecto a enero. Esto se debe a que se revirtió una tendencia en el estancamiento de la economía con respecto al 2017, registrándose en lo que va del año un repunte del 3%.

Si bien la inflación todavía no cede, es un hecho ostensible que está bajando progresivamente de la mano con la baja del gasto público. Hay una serie de condiciones que generan buenas expectativas para suponer que estamos ante un piso y todo puede repuntar en los próximos meses.

Tres encuestas de la semana pasada revelaron que los argentinos tienen buenas expectativas para este año en curso y el año que viene, teniendo en cuenta el año electoral. Y esto se sustenta en que existe un convencimiento de que el rumbo tomado por el gobierno es percibido positivamente por la nueva mayoría.

El dereto antinepotismo, la rápida resolución de situaciones que involucran a funcionarios -como el caso Díaz Gilligan- y el accionar del gobierno en cuanto a temas de actualidad, como sucedió con el caso del policía Chocobar, ayudan al gobierno a generar esta expectativa,

El caso Chocobar revela un fenómeno importante. Más del 53% está totalmente de acuerdo con la política del gobierno sobre el accionar de Chocobar. Luego hay un segmento que ronda el 30% que está parcialmente de acuerdo.

Un dato de color, es que aun en el kirchnerismo, un 42% está de acuerdo con Chocobar, y con la respuesta de apoyo del gobierno al policía.

Esto es un indicador de que el gobierno está cambiando el eje en lo económico hacia temas en los que puede generar mayor popularidad.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*