martes 26 de mayo de 2020


Seguinos en:


El fondo NML afirmó ahora que los reclamos a la Argentina ascienden a u$s3.000 millones

El fondo NML afirmó ahora que los reclamos a la Argentina ascienden a u$s3.000 millones

6 de noviembre del año 2014

 

En un escrito al que accedió Infobae, sostuvo que tiene otros juicios pendientes contra el país por 1.200 millones. Busca embargar activos por ese total y no sólo por los 1.700 millones que reconoció el juez Thomas Griesa

Mientras crecen las expectativas a que después de enero el Gobierno acerque posiciones con los holdouts, la tarea podría no ser tan sencilla para las arcas públicas. Sucede que más allá de los u$s1.700 millones que demanda el fondo NML de Paul Singer, con sentencia a favor de todas las instancias judiciales de EEUU, los acreedores dicen tener «otros reclamos contra la Argentina para recuperar otros u$s1.200 millones». De esta manera, NML dice que el total de lo que le debe el país asciende a casi 3.000 millones de dólares.

Este dato consta en el reciente escrito que el fondo de Paul Singer envió a la Justicia de EEUU para retener a Guido Forcieri -ex representante argentino ante el Banco Mundial y mano derecha de Amado Boudou-, en el país con el fin de poder obtener dato que bienes de la Argentina a ser embargados.

En la misiva, a la que tuvo acceso Infobae, dicen que «NML ha enviado once pedidos a Corte Sur de Nueva York para recuperar el dinero» por los bonos defaulteados de la Argentina. «La Corte de Nueva York ha tenido fallos a favor de NML por u$s1.700 millones contando intereses. Pero NML tiene otros reclamos pendientes para recuperar u$s1.200 millones».

«Las demandantes tienen sentencias y reclamos contra la Argentina totalizando casi u$s3.000 millones que indiscutidamente el país tiene los medios para pagar», reza parte del escrito donde los abogados de NML le piden al juez que Forcieri «coopere» brindando información sobre activos argentinos a ser embargados.

«Como consecuencia, NML no tiene otra opción que invocar los procesos necesarios en las cortes de EEUU, como también en las jurisdicciones extranjeras, en un esfuerzo global para identificar y potencialmente embargar activos», señalan.

¿Qué hará el Gobierno? Claramente, llegado a la mesa de negociaciones, el monto que pedirá NML será menor de estos 3.000 millones. Saben que es imposible conseguir ese dinero. Pero de tener sentencias a favor por esos pedidos adicionales de resarcimiento por 1.200 millones de dólares, la presión entre las partes irá en ascenso.

Ni hablar si Griesa habilita a más fondos que litigan contra el país ya no solo en los EEUU sino en Italia con sentencia a favor a pedir por sus bonos en default. Ahí, los denominados «mee too» harían crecer exponencialmente el monto de los reclamos. Se calcula que hay u$s5.000 millones en juego que están en condiciones de sumarse al fallo original de NML en lo inmediato.

La apertura hacia nuevos jugadores surgió después de que el fondo NM del magnate Kenneth Dart, se presentara ante el tribunal de Griesa para cobrar en los mismos términos que lo dispuesto en el litigio encabezado por los grupos Aurelius, NML Elliot, Olifant y ACP Master. Por ahora, Paul Singer avisa que a él le deben el doble de lo que Griesa habilitó por ahora.

 

En un escrito al que accedió Infobae, sostuvo que tiene otros juicios pendientes contra el país por 1.200 millones. Busca embargar activos por ese total y no sólo por los 1.700 millones que reconoció el juez Thomas Griesa

Mientras crecen las expectativas a que después de enero el Gobierno acerque posiciones con los holdouts, la tarea podría no ser tan sencilla para las arcas públicas. Sucede que más allá de los u$s1.700 millones que demanda el fondo NML de Paul Singer, con sentencia a favor de todas las instancias judiciales de EEUU, los acreedores dicen tener «otros reclamos contra la Argentina para recuperar otros u$s1.200 millones». De esta manera, NML dice que el total de lo que le debe el país asciende a casi 3.000 millones de dólares.

Este dato consta en el reciente escrito que el fondo de Paul Singer envió a la Justicia de EEUU para retener a Guido Forcieri -ex representante argentino ante el Banco Mundial y mano derecha de Amado Boudou-, en el país con el fin de poder obtener dato que bienes de la Argentina a ser embargados.

En la misiva, a la que tuvo acceso Infobae, dicen que «NML ha enviado once pedidos a Corte Sur de Nueva York para recuperar el dinero» por los bonos defaulteados de la Argentina. «La Corte de Nueva York ha tenido fallos a favor de NML por u$s1.700 millones contando intereses. Pero NML tiene otros reclamos pendientes para recuperar u$s1.200 millones».

«Las demandantes tienen sentencias y reclamos contra la Argentina totalizando casi u$s3.000 millones que indiscutidamente el país tiene los medios para pagar», reza parte del escrito donde los abogados de NML le piden al juez que Forcieri «coopere» brindando información sobre activos argentinos a ser embargados.

«Como consecuencia, NML no tiene otra opción que invocar los procesos necesarios en las cortes de EEUU, como también en las jurisdicciones extranjeras, en un esfuerzo global para identificar y potencialmente embargar activos», señalan.

¿Qué hará el Gobierno? Claramente, llegado a la mesa de negociaciones, el monto que pedirá NML será menor de estos 3.000 millones. Saben que es imposible conseguir ese dinero. Pero de tener sentencias a favor por esos pedidos adicionales de resarcimiento por 1.200 millones de dólares, la presión entre las partes irá en ascenso.

Ni hablar si Griesa habilita a más fondos que litigan contra el país ya no solo en los EEUU sino en Italia con sentencia a favor a pedir por sus bonos en default. Ahí, los denominados «mee too» harían crecer exponencialmente el monto de los reclamos. Se calcula que hay u$s5.000 millones en juego que están en condiciones de sumarse al fallo original de NML en lo inmediato.

La apertura hacia nuevos jugadores surgió después de que el fondo NM del magnate Kenneth Dart, se presentara ante el tribunal de Griesa para cobrar en los mismos términos que lo dispuesto en el litigio encabezado por los grupos Aurelius, NML Elliot, Olifant y ACP Master. Por ahora, Paul Singer avisa que a él le deben el doble de lo que Griesa habilitó por ahora.


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: