lunes 6 de julio de 2020



Hora:


Levantar el embargo a Cuba «ahora depende del Congreso»

Levantar el embargo a Cuba «ahora depende del Congreso»

Un alto funcionario de la Casa Blanca aseguró que Barack Obama dio la señal de que es "momento de cambiar" y que ahora levantar el embargo "depende del Congreso".

18 de diciembre del año 2014

Minutos después de que se conociera la noticia de que la administración de Barack Obama había llegado a un acuerdo con Cuba para comenzar a levantar las restricciones que EEUU mantiene sobre la isla desde 1961, el senador republicano Marco Rubio criticó duramente el anuncio, al que considera «absurdo».

Rubio, representante del estado de Florida y de ascendencia cubana, dijo que el anuncio de la Casa Blanca «es parte de la larga tradición de Obama de acercarse a dictadores y tiranos».

Sin embargo, las encuestas más recientes parecen estar a favor del mandatario, ya que no sólo los demócratas se expresan a favor de un cambio en la política norteamericana hacia Cuba, sino que también más de la mitad de los republicanos -quienes históricamente se opusieron al restablecimiento de relaciones bilaterales- ahora también parece aceptar que el bloqueo simplemente no funcionó.

Y es que a partir de hoy, tras el anuncio de Barack Obama, terminar con el bloqueo queda exclusivamente en manos del Congreso norteamericano, que muy pronto tendrá una mayoría republicana en ambas cámaras.

«Este cambio puede tener un impacto enorme y no se puede subestimar», aseguró en exclusiva a Infobae un alto funcionario de la Casa Blanca.

«Hoy hemos movido la ficha, pero el resto depende del Congreso,» explicó, y agregó que más allá de lo que se decida en ambas cámaras, el anuncio de Obama «va a representar un cambio real sin duda».

El funcionario de Washington también marcó las diferencias entre la administración de Obama y la de su predecesor George W. Bush. Desde 2009 «se triplicaron los viajes de norteamericanos a la isla, la gente pudo comprar celulares y muchos cubanos lograron acceso a la información», comentó.

También explicó que terminar con el embargo no es algo que sea un tema a resolver entre republicanos y demócratas, sino entre los miembros de la comunidad. «Hay muchos republicanos de zonas rurales que favorecen una apertura hacia Cuba y muchos demócratas que favorecen una postura más crítica» del régimen de los Castro.

El representante del gobierno de Obama concluyó asegurando que el mandatario ha dado la señal de que «es momento de cambiar y dar un giro».

Minutos después de que se conociera la noticia de que la administración de Barack Obama había llegado a un acuerdo con Cuba para comenzar a levantar las restricciones que EEUU mantiene sobre la isla desde 1961, el senador republicano Marco Rubio criticó duramente el anuncio, al que considera «absurdo».

Rubio, representante del estado de Florida y de ascendencia cubana, dijo que el anuncio de la Casa Blanca «es parte de la larga tradición de Obama de acercarse a dictadores y tiranos».

Sin embargo, las encuestas más recientes parecen estar a favor del mandatario, ya que no sólo los demócratas se expresan a favor de un cambio en la política norteamericana hacia Cuba, sino que también más de la mitad de los republicanos -quienes históricamente se opusieron al restablecimiento de relaciones bilaterales- ahora también parece aceptar que el bloqueo simplemente no funcionó.

Y es que a partir de hoy, tras el anuncio de Barack Obama, terminar con el bloqueo queda exclusivamente en manos del Congreso norteamericano, que muy pronto tendrá una mayoría republicana en ambas cámaras.

«Este cambio puede tener un impacto enorme y no se puede subestimar», aseguró en exclusiva a Infobae un alto funcionario de la Casa Blanca.

«Hoy hemos movido la ficha, pero el resto depende del Congreso,» explicó, y agregó que más allá de lo que se decida en ambas cámaras, el anuncio de Obama «va a representar un cambio real sin duda».

El funcionario de Washington también marcó las diferencias entre la administración de Obama y la de su predecesor George W. Bush. Desde 2009 «se triplicaron los viajes de norteamericanos a la isla, la gente pudo comprar celulares y muchos cubanos lograron acceso a la información», comentó.

También explicó que terminar con el embargo no es algo que sea un tema a resolver entre republicanos y demócratas, sino entre los miembros de la comunidad. «Hay muchos republicanos de zonas rurales que favorecen una apertura hacia Cuba y muchos demócratas que favorecen una postura más crítica» del régimen de los Castro.

El representante del gobierno de Obama concluyó asegurando que el mandatario ha dado la señal de que «es momento de cambiar y dar un giro».


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: