martes 26 de mayo de 2020


Seguinos en:


Lanata: «Si el que viene no juzga a Cristina, no va a haber ningún cambio»

Lanata: «Si el que viene no juzga a Cristina, no va a haber ningún cambio»

30 de octubre del año 2014

El conductor dio una conferencia en Washington, sobre la prensa en América Latina.

«No va a haber ningún cambio con el gobierno que viene si no juzgan a Cristina y parte del gobierno K», vaticinó Jorge Lanata en un conferencia en Washington, donde analizó los desafíos de la libertad de prensa en América latina pero se colaron, como era de esperar, varios temas políticos.

En un encuentro organizado por Freedom House, un centro de análisis e investigación de esta capital, Lanata habló ante un auditorio repleto y contestó las preguntas de Andrés Oppenheimer, columnista del Miami Herald, La Nación y CNN, y también las de la audiencia, que siguió muy concentrada el debate, aplaudió y hasta festejó algunas humoradas de los disertantes.

Lanata se mostró frustrado con el auge de la corrupción en la Argentina y señaló que el próximo gobernante debería juzgar por este delito a la presidenta y varios funcionarios. Sin embargo, se mostró muy escéptico: «Nadie la va a juzgar. Massa no la va a juzgar, Macri tampoco y el único que propone una Conadep de la corrupción es Binner y no va a ganar. El grado de corrupción es hoy peor a la época de Menem. Si eso no se blanquea, la gente no se entera y no hay sanción el gobierno que venga no va a poder hacer nada serio».

«Existe un grado alto de tolerancia a la corrupción. Yo lo comparo con el aparato del aire aconcidionado: cuando lo prendés escuchás el ruido y luego te acostumbrás. Primero te asombrás y luego convivis con eso. La honestidad pasa a ser un valor electoral cuando en realidad es una obligación», señaló el periodista, que fue presentado por Oppenheimer como «no sólo exitoso, valiente sino un gran innovador».

Lanata agregó: «no estoy seguro de que en 2015 la Argentina vaya a cambiar completamente», bajo otro gobierno. «Si gana Scioli, va a estar condicionado, pero hay que ver qué hace. No sé si la gente apuesta a un cambio total», agregó.

Oppeheimer preguntó si veía una tendencia común entre Argentina y Venezuela con respecto a la libertad de prensa. Lanata señaló que el filósofo Ernesto Laclau aconsejaba al kirchnerismo crearse siempre un enemigo porque sirve «para unir la tropa propia, para reforzar la mística propia. Tanto en Venezuela como en Ecuador han creado un enemigo en la prensa», señaló el periodista. «El problema es que los gobiernos populistas no querrían tener prensa. Es muy difícil conciliar lo que ellos creen una revolución con una prensa independiente. Ellos no soportan otra visión que no sea la visión única del Estado», aseguró.

Consultado por la pelea del Gobierno con Clarín, Lanata explicó que el grupo fue tomado como «enemigo ideal y Magnetto como el enemigo de la Argentina y se armó una campaña increíble. Nunca vi este hostigamiento contra ningún medio en el mundo, es realmente increíble». También criticó la campaña de «desprestigio» contra varios periodistas. Respecto de la Ley de Meidos, el conductor de Periodismo para Todos agregó que en la letra «tiene buenas intenciones, pero cuando la ves aplicada es una ley para desguazar a Clarín y controlar al resto de los medios», con la pauta oficial.

El conductor dio una conferencia en Washington, sobre la prensa en América Latina.

«No va a haber ningún cambio con el gobierno que viene si no juzgan a Cristina y parte del gobierno K», vaticinó Jorge Lanata en un conferencia en Washington, donde analizó los desafíos de la libertad de prensa en América latina pero se colaron, como era de esperar, varios temas políticos.

En un encuentro organizado por Freedom House, un centro de análisis e investigación de esta capital, Lanata habló ante un auditorio repleto y contestó las preguntas de Andrés Oppenheimer, columnista del Miami Herald, La Nación y CNN, y también las de la audiencia, que siguió muy concentrada el debate, aplaudió y hasta festejó algunas humoradas de los disertantes.

Lanata se mostró frustrado con el auge de la corrupción en la Argentina y señaló que el próximo gobernante debería juzgar por este delito a la presidenta y varios funcionarios. Sin embargo, se mostró muy escéptico: «Nadie la va a juzgar. Massa no la va a juzgar, Macri tampoco y el único que propone una Conadep de la corrupción es Binner y no va a ganar. El grado de corrupción es hoy peor a la época de Menem. Si eso no se blanquea, la gente no se entera y no hay sanción el gobierno que venga no va a poder hacer nada serio».

«Existe un grado alto de tolerancia a la corrupción. Yo lo comparo con el aparato del aire aconcidionado: cuando lo prendés escuchás el ruido y luego te acostumbrás. Primero te asombrás y luego convivis con eso. La honestidad pasa a ser un valor electoral cuando en realidad es una obligación», señaló el periodista, que fue presentado por Oppenheimer como «no sólo exitoso, valiente sino un gran innovador».

Lanata agregó: «no estoy seguro de que en 2015 la Argentina vaya a cambiar completamente», bajo otro gobierno. «Si gana Scioli, va a estar condicionado, pero hay que ver qué hace. No sé si la gente apuesta a un cambio total», agregó.

Oppeheimer preguntó si veía una tendencia común entre Argentina y Venezuela con respecto a la libertad de prensa. Lanata señaló que el filósofo Ernesto Laclau aconsejaba al kirchnerismo crearse siempre un enemigo porque sirve «para unir la tropa propia, para reforzar la mística propia. Tanto en Venezuela como en Ecuador han creado un enemigo en la prensa», señaló el periodista. «El problema es que los gobiernos populistas no querrían tener prensa. Es muy difícil conciliar lo que ellos creen una revolución con una prensa independiente. Ellos no soportan otra visión que no sea la visión única del Estado», aseguró.

Consultado por la pelea del Gobierno con Clarín, Lanata explicó que el grupo fue tomado como «enemigo ideal y Magnetto como el enemigo de la Argentina y se armó una campaña increíble. Nunca vi este hostigamiento contra ningún medio en el mundo, es realmente increíble». También criticó la campaña de «desprestigio» contra varios periodistas. Respecto de la Ley de Meidos, el conductor de Periodismo para Todos agregó que en la letra «tiene buenas intenciones, pero cuando la ves aplicada es una ley para desguazar a Clarín y controlar al resto de los medios», con la pauta oficial.


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: