domingo 25 de agosto de 2019


Seguinos en:


Vladimir Putin volvió a provocar a EEUU: «Nadie conseguirá intimidar, contener o aislar a Rusia»

Vladimir Putin volvió a provocar a EEUU: «Nadie conseguirá intimidar, contener o aislar a Rusia»

El presidente dijo estar dispuesto a "pasar por algunas dificultades" para asegurar la soberanía del país, objeto de sanciones occidentales. "Aconsejamos a Washington que reflexione sobre las consecuencias de sus acciones"

21 de diciembre del año 2014

«Es evidente que nadie conseguirá intimidar, contener o aislar a Rusia. Nadie lo ha conseguido y nadie lo conseguirá jamás», afirmó el mandatario ruso Vladimir Putin este sábado en un discurso con motivo del día de los trabajadores de las agencias de seguridad.

Moscú, que ya fue objeto de sanciones por la anexión de la península ucraniana de Crimea, recibió otro golpe con nuevas sanciones de Estados Unidos y Canadá, anunciadas el viernes, por su rol en la crisis ucraniana.

«Las sanciones tienen como objetivo obstaculizar el proceso político» para resolver la crisis en Ucrania, aseguró el sábado por la mañana el ministerio ruso de Exteriores en un comunicado. «Aconsejamos a Washington y a Ottawa que reflexionen sobre las consecuencias de tales acciones», añadió.

Putin también constató este sábado el incremento del espionaje en Rusia y afirmó que más de 230 agentes de distintos servicios de espionaje extranjeros han sido identificados en el país en 2014. «Sólo por el contraespionaje, han sido identificados este año más de 230 funcionarios de plantilla y agentes de inteligencia extranjeros», dijo.

Subrayó que «la actividad de los servicios secretos extranjeros que trabajan en Rusia ha crecido» y pidió «una concentración y movilidad extremas a las unidades de contraespionaje» rusas para responder al reto.

Al igual que tantas veces durante las últimas semanas y meses, con las relaciones entre Rusia y Occidente en su peor momento histórico desde la caída de la URSS por el conflicto de Ucrania, Putin incidió en su determinación de defender la soberanía del país y advirtió que de nada sirve hablar con Moscú en el lenguaje de las amenazas.

«Crece el número de amenazas y riesgos, se ignora el derecho internacional y se emplean todos los medios: chantaje, provocaciones, presiones económicas e informativas, apuesta por los elementos radicales, grupos nacionalistas, intentos de desestabilizar situaciones internas para someter a países enteros», dijo Putin en una clara alusión a Occidente, con EEUU a la cabeza.

El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó el viernes una orden para prohibir los intercambios comerciales entre Estados Unidos y Crimea con el objetivo de mostrar a las empresas de su país que «no aceptará la ocupación rusa y el intento de anexión de Crimea».

«Es evidente que nadie conseguirá intimidar, contener o aislar a Rusia. Nadie lo ha conseguido y nadie lo conseguirá jamás», afirmó el mandatario ruso Vladimir Putin este sábado en un discurso con motivo del día de los trabajadores de las agencias de seguridad.

Moscú, que ya fue objeto de sanciones por la anexión de la península ucraniana de Crimea, recibió otro golpe con nuevas sanciones de Estados Unidos y Canadá, anunciadas el viernes, por su rol en la crisis ucraniana.

«Las sanciones tienen como objetivo obstaculizar el proceso político» para resolver la crisis en Ucrania, aseguró el sábado por la mañana el ministerio ruso de Exteriores en un comunicado. «Aconsejamos a Washington y a Ottawa que reflexionen sobre las consecuencias de tales acciones», añadió.

Putin también constató este sábado el incremento del espionaje en Rusia y afirmó que más de 230 agentes de distintos servicios de espionaje extranjeros han sido identificados en el país en 2014. «Sólo por el contraespionaje, han sido identificados este año más de 230 funcionarios de plantilla y agentes de inteligencia extranjeros», dijo.

Subrayó que «la actividad de los servicios secretos extranjeros que trabajan en Rusia ha crecido» y pidió «una concentración y movilidad extremas a las unidades de contraespionaje» rusas para responder al reto.

Al igual que tantas veces durante las últimas semanas y meses, con las relaciones entre Rusia y Occidente en su peor momento histórico desde la caída de la URSS por el conflicto de Ucrania, Putin incidió en su determinación de defender la soberanía del país y advirtió que de nada sirve hablar con Moscú en el lenguaje de las amenazas.

«Crece el número de amenazas y riesgos, se ignora el derecho internacional y se emplean todos los medios: chantaje, provocaciones, presiones económicas e informativas, apuesta por los elementos radicales, grupos nacionalistas, intentos de desestabilizar situaciones internas para someter a países enteros», dijo Putin en una clara alusión a Occidente, con EEUU a la cabeza.

El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó el viernes una orden para prohibir los intercambios comerciales entre Estados Unidos y Crimea con el objetivo de mostrar a las empresas de su país que «no aceptará la ocupación rusa y el intento de anexión de Crimea».


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: