viernes 28 de febrero de 2020


Seguinos en:


Londres

Un posible mural de Bansky aparece tras una protesta ecologista

Un posible mural de Bansky aparece tras una protesta ecologista

26 de abril del año 2019

Los expertos afirman que debe tratarse de un trabajo del británico. El mural ha aparecido después de que se encontrara otra obra de Bansky en Japón.

La obra apareció tras el fin temporal de las protestas por el cambio climático del grupo Extinction Rebellion TWITTER.

Un misterioso grafiti ha aparecido en Marble Arch, en el centro de Londres, tras una protesta ecologista de diez días en la capital británica. Según los expertos podría ser del enigmático artista británico Banksy.

La obra ha sido descubierta este viernes en un murete en la zona donde el jueves se clausuró temporalmente la manifestación contra el cambio climático, organizada por el grupo Extinction Rebellion y que durante días mantuvo parcialmente paralizada la ciudad. El mural muestra a un niño o niña con un símbolo del colectivo ecologista, arrodillado junto a una planta que brota del suelo. «Desde este momento, acaba la desesperación y empieza la táctica», ese es el mensaje que acompaña al diseño posiblemente del artista de Bristol (suroeste inglés), quien de momento no lo ha reivindicado. Un portavoz del ayuntamiento del distrito londinense de Westminster ha confirmado que el grafiti se está investigando.

Lo ha hecho sin indicar si será protegido como posible pieza de arte público, dada la alta cotización de la obra del creador inglés. En declaraciones al periódico «The Guardian», el coleccionista John Brandler, propietario de una galería y varias obras de Banksy, no duda de que el mural lleva el sello del grafitero, tanto por la ejecución como porque «es una causa que él apoyaría, además de se ser una continuación de su pieza Port Talbot». Brandler adquirió ese último trabajo del que habla. Fue reconocido por el artista, tras aparecer en diciembre de 2018 en la pared de un garaje particular en la localidad galesa de Port Talbot. Este grafiti muestra a un niño con un trineo que parece disfrutar de la nieve, aunque en realidad son cenizas, en alusión a la contaminación industrial.

Próximamente será trasladado a un museo de arte público en esta misma zona del País de Gales. Algunos manifestantes aún presentes en la zona de Marble Arch han señalado que, aunque no vieron quién hizo el mural, «todo el mundo sabe que es un Banksy», porque ha sido «verificado por otros artistas urbanos».

Los expertos afirman que debe tratarse de un trabajo del británico. El mural ha aparecido después de que se encontrara otra obra de Bansky en Japón.

La obra apareció tras el fin temporal de las protestas por el cambio climático del grupo Extinction Rebellion TWITTER.

Un misterioso grafiti ha aparecido en Marble Arch, en el centro de Londres, tras una protesta ecologista de diez días en la capital británica. Según los expertos podría ser del enigmático artista británico Banksy.

La obra ha sido descubierta este viernes en un murete en la zona donde el jueves se clausuró temporalmente la manifestación contra el cambio climático, organizada por el grupo Extinction Rebellion y que durante días mantuvo parcialmente paralizada la ciudad. El mural muestra a un niño o niña con un símbolo del colectivo ecologista, arrodillado junto a una planta que brota del suelo. «Desde este momento, acaba la desesperación y empieza la táctica», ese es el mensaje que acompaña al diseño posiblemente del artista de Bristol (suroeste inglés), quien de momento no lo ha reivindicado. Un portavoz del ayuntamiento del distrito londinense de Westminster ha confirmado que el grafiti se está investigando.

Lo ha hecho sin indicar si será protegido como posible pieza de arte público, dada la alta cotización de la obra del creador inglés. En declaraciones al periódico «The Guardian», el coleccionista John Brandler, propietario de una galería y varias obras de Banksy, no duda de que el mural lleva el sello del grafitero, tanto por la ejecución como porque «es una causa que él apoyaría, además de se ser una continuación de su pieza Port Talbot». Brandler adquirió ese último trabajo del que habla. Fue reconocido por el artista, tras aparecer en diciembre de 2018 en la pared de un garaje particular en la localidad galesa de Port Talbot. Este grafiti muestra a un niño con un trineo que parece disfrutar de la nieve, aunque en realidad son cenizas, en alusión a la contaminación industrial.

Próximamente será trasladado a un museo de arte público en esta misma zona del País de Gales. Algunos manifestantes aún presentes en la zona de Marble Arch han señalado que, aunque no vieron quién hizo el mural, «todo el mundo sabe que es un Banksy», porque ha sido «verificado por otros artistas urbanos».


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: