miércoles 17 de julio de 2019


Seguinos en:


SOLIDARIDAD

Un comedor que sufrió un devastador incendio recibió una gran donación desinteresada

Un comedor que sufrió un devastador incendio recibió una gran donación desinteresada

15 de mayo del año 2019

Rodrigo García, arquero de Dep. Luján, y un grupo de amigos de su taller mecánico, ayudaron al comedor Virgen de La Merced de Alto Comedero, que sufrió un devastador incendio que acabó con todo.

Rodrigo, Damián, Gonzalo y Emiliano, donaron una heladera al comedor, que recibía diariamente a alrededor de 250 niños.

Rodrigo, dialogó con Notinor y comentó como se llegó a cumplir este hermoso gesto:

«Ya veníamos haciendo salidas para darles de comer a la noche a personas en situación de calle y también regalando ropa. Cocinamos, compramos comida, gaseosa, todo a pulmón y así conocimos la situación del comedor».

Además, agregó:

«También hicimos mochilas preparadas con útiles y remeras de mi negocio, regalamos todo eso a la Escuela Rural de Higerillas. Después conocimos a una familia en Alto Comedero, eran 4 hermanos que no tenían nada y les dimos mochilas equipadas».

Sobre la iniciativa de cada proyecto solidario, reflexionó:

» La iniciativa es pura y exclusivamente nuestra, la situación es complicada y me gustaría que la gente vaya en persona a hacer este tipo de cosas, que se mimeticen y miren alrededor, hay gente que no la esta pasando bien».

Rodrigo es conocido en el ámbito del deporte, fue arquero de Atlético Cuyaya y actualmente su pase pertenece a Dep. Luján, aunque una lesión en su rodilla lo mantiene alejado de las cancha.

En cuanto a la relación del deporte y los actos solidarios, finalizó:

«Sería buenísimo que el deporte colabore con alimentos no perecederos o compartiendo meriendas con niños por ejemplo, pero igualmente creo que las cosas tendrían que salir de cada uno. Estos ejemplos sirven para ser más conscientes, estos actos deberían ser normales, no sirve ser frío y mirar a otro lado en determinadas situaciones, o no relacionarse».

Rodrigo García, arquero de Dep. Luján, y un grupo de amigos de su taller mecánico, ayudaron al comedor Virgen de La Merced de Alto Comedero, que sufrió un devastador incendio que acabó con todo.

Rodrigo, Damián, Gonzalo y Emiliano, donaron una heladera al comedor, que recibía diariamente a alrededor de 250 niños.

Rodrigo, dialogó con Notinor y comentó como se llegó a cumplir este hermoso gesto:

«Ya veníamos haciendo salidas para darles de comer a la noche a personas en situación de calle y también regalando ropa. Cocinamos, compramos comida, gaseosa, todo a pulmón y así conocimos la situación del comedor».

Además, agregó:

«También hicimos mochilas preparadas con útiles y remeras de mi negocio, regalamos todo eso a la Escuela Rural de Higerillas. Después conocimos a una familia en Alto Comedero, eran 4 hermanos que no tenían nada y les dimos mochilas equipadas».

Sobre la iniciativa de cada proyecto solidario, reflexionó:

» La iniciativa es pura y exclusivamente nuestra, la situación es complicada y me gustaría que la gente vaya en persona a hacer este tipo de cosas, que se mimeticen y miren alrededor, hay gente que no la esta pasando bien».

Rodrigo es conocido en el ámbito del deporte, fue arquero de Atlético Cuyaya y actualmente su pase pertenece a Dep. Luján, aunque una lesión en su rodilla lo mantiene alejado de las cancha.

En cuanto a la relación del deporte y los actos solidarios, finalizó:

«Sería buenísimo que el deporte colabore con alimentos no perecederos o compartiendo meriendas con niños por ejemplo, pero igualmente creo que las cosas tendrían que salir de cada uno. Estos ejemplos sirven para ser más conscientes, estos actos deberían ser normales, no sirve ser frío y mirar a otro lado en determinadas situaciones, o no relacionarse».


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: