sábado 17 de agosto de 2019


Seguinos en:


INVESTIGACION EN CURSO

Salieron a la luz nuevos datos sobre el accidente aéreo de Emiliano Sala

Salieron a la luz nuevos datos sobre el accidente aéreo de Emiliano Sala

14 de agosto del año 2019

La AAIB dio a conocer las primeras conclusiones de los estudios que realizó sobre la aeronave y el cuerpo del futbolista argentino. «El pasajero tenía un alto nivel de saturación de monóxido de carbono», indicaron.

La investigación por la muerte del exfutbolista Emiliano Sala tomó un giro inesperado en las últimas horas, tras conocerse el último informe especial de la AAIB (Air Accidents Investigation Branch, por sus siglas en inglés), con sede en Reino Unido.

Tras el accidente del 21 de enero pasado, solo se encontró el cuerpo del jugador, mientras que el del piloto David Ibbotson nunca fue rescatado del Canal de la Mancha.

«Los resultados de la prueba de toxicología en la sangre del pasajero mostraron una carboxihemoglobina (COHb), con un nivel de saturación del 58%. COHb es el producto combinado de monóxido de carbono (CO) con hemoglobina, la molécula de proteína transportadora de oxígeno contenida en los glóbulos rojos»,

«En este tipo de aeronave, la cabina no está separada del resto del avión y se considera probable que el piloto también se habría visto afectado en cierta medida por la exposición al CO»

Con un nivel superior al 50%, el informe detalla que la intoxicación por CO puede provocar convulsiones, pérdida del conocimiento y ataque cardíaco, por lo que a partir de la investigación queda claro que:

«la expoisción al CO pudo haber reducido o inhibido la capacidad de vuelo del piloto de la aeronave. Un nivel de COHb del 50% o superior en un individuo saludable (si no fuera por esto) generalmente se considera potencialmente mortal»

En la tercera foja del boletín de la AAIB, comentan las acciones recomendadas si un piloto sospecha de la presencia de CO en la cabina:

«apague completamente la calefacción de la cabina, aumente la tasa de ventilación de aire fresco de la cabina al máximo, abrir ventanas si el perfil de vuelo y el manual de operación de la aeronave lo permiten, aterrice lo antes posible, no dude en informar al Control de tráfico aéreo de sus inquietudes y solicite vectores al aeropuerto más cercano, busque atención médica, y antes de continuar el vuelo, haga que se inspeccione la aeronave». Los ocupantes de una aeronave detectan un olor inusual, en el que la posibilidad de exposición al CO debe ser considerado»

En el cierre del informe, bajo el título «Investigación en curso», la AAIB dice que está trabajando con los fabricantes de la aeronave y motor y la Junta Nacional para la Seguridad del Transporte (NTSB) en EE. UU. para identificar posibles vías por las que podría ingresar CO a la cabina en este tipo de aeronave.

«También seguimos investigando factores operativos, técnicos, organizacionales y humanos relevantes que podrían haber contribuido al accidente. Mientras este trabajo continúa, se emite este Boletín Especial para generar consciencia en la comunidad de aviación general sobre los peligros de la exposición a CO y las medidas disponibles para detectar su presencia en la cabina para mitigar este riesgo potencialmente mortal. Se publicará un informe final oportunamente».

Fuente: La Nación

La AAIB dio a conocer las primeras conclusiones de los estudios que realizó sobre la aeronave y el cuerpo del futbolista argentino. «El pasajero tenía un alto nivel de saturación de monóxido de carbono», indicaron.

La investigación por la muerte del exfutbolista Emiliano Sala tomó un giro inesperado en las últimas horas, tras conocerse el último informe especial de la AAIB (Air Accidents Investigation Branch, por sus siglas en inglés), con sede en Reino Unido.

Tras el accidente del 21 de enero pasado, solo se encontró el cuerpo del jugador, mientras que el del piloto David Ibbotson nunca fue rescatado del Canal de la Mancha.

«Los resultados de la prueba de toxicología en la sangre del pasajero mostraron una carboxihemoglobina (COHb), con un nivel de saturación del 58%. COHb es el producto combinado de monóxido de carbono (CO) con hemoglobina, la molécula de proteína transportadora de oxígeno contenida en los glóbulos rojos»,

«En este tipo de aeronave, la cabina no está separada del resto del avión y se considera probable que el piloto también se habría visto afectado en cierta medida por la exposición al CO»

Con un nivel superior al 50%, el informe detalla que la intoxicación por CO puede provocar convulsiones, pérdida del conocimiento y ataque cardíaco, por lo que a partir de la investigación queda claro que:

«la expoisción al CO pudo haber reducido o inhibido la capacidad de vuelo del piloto de la aeronave. Un nivel de COHb del 50% o superior en un individuo saludable (si no fuera por esto) generalmente se considera potencialmente mortal»

En la tercera foja del boletín de la AAIB, comentan las acciones recomendadas si un piloto sospecha de la presencia de CO en la cabina:

«apague completamente la calefacción de la cabina, aumente la tasa de ventilación de aire fresco de la cabina al máximo, abrir ventanas si el perfil de vuelo y el manual de operación de la aeronave lo permiten, aterrice lo antes posible, no dude en informar al Control de tráfico aéreo de sus inquietudes y solicite vectores al aeropuerto más cercano, busque atención médica, y antes de continuar el vuelo, haga que se inspeccione la aeronave». Los ocupantes de una aeronave detectan un olor inusual, en el que la posibilidad de exposición al CO debe ser considerado»

En el cierre del informe, bajo el título «Investigación en curso», la AAIB dice que está trabajando con los fabricantes de la aeronave y motor y la Junta Nacional para la Seguridad del Transporte (NTSB) en EE. UU. para identificar posibles vías por las que podría ingresar CO a la cabina en este tipo de aeronave.

«También seguimos investigando factores operativos, técnicos, organizacionales y humanos relevantes que podrían haber contribuido al accidente. Mientras este trabajo continúa, se emite este Boletín Especial para generar consciencia en la comunidad de aviación general sobre los peligros de la exposición a CO y las medidas disponibles para detectar su presencia en la cabina para mitigar este riesgo potencialmente mortal. Se publicará un informe final oportunamente».

Fuente: La Nación


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: