viernes 23 de agosto de 2019


Seguinos en:


La noche de Mirtha: el show “estrella” de la televisión

La noche de Mirtha: el show “estrella” de la televisión

Como todos los veranos, el programa se emite desde el Hotel Costa Galana, a metros de Playa Grande. Esta vez, en su emisión nocturna estuvieron, como invitados, el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey y su esposa, la modelo y actriz Isabel Macedo; el periodista de investigación Hugo Alconada Mon; la vedette Graciela Alfano y la conductora de TV María del Cerro.

3 de febrero del año 2019

Con una producción reducida, en el segundo piso del hotel, y con vista al mar, Legrand arranca su programa sin improvisación: tiene estudiados a sus invitados, si publicaron libros, como el caso de Alconada Mon (su última publicación fue “La Raíz”) ella lo leyó antes. “No dejaste ningún nombre afuera”, le dice Mirtha al periodista. “¿Por que página vas?”, le pregunta. “Pará, no me apures”, le retruca Legrand y saca el libro marcado.

Al inicio del programa, Legrand le agradeció a Urtubey un obsequio que el candidato de Alternativa Federal le trajo de Salta: una ruana (una prenda de vestir elaborada de manera artesanal que suele usarse como abrigo) junto a un broche de alpaca con las iniciales de la diva.

Detrás de escena, en el escritorio que ella usa para abrir el programa, están los martín fierro que ganó y varios portarretratos en los que aparecen ella y sus familiares en distintos momentos de su vida.

olo un grupo pequeño de personas asiste como espectador al programa y en general son los colaboradores de los invitados. Más allá de los habituales diálogos de política, hubo lugar también para momentos de distensión y de risas.

Pero Mirtha quedó conmocionada con un crudo relato que la vedette Alafano hizo sobre un episodio de abuso en su infancia. “Me quedé impactada”, le dijo. El programa casi no tiene cortes publicitarios y por lo tanto hay poco diálogo fuera de escena.

Fuente «El Intransigente»

Con una producción reducida, en el segundo piso del hotel, y con vista al mar, Legrand arranca su programa sin improvisación: tiene estudiados a sus invitados, si publicaron libros, como el caso de Alconada Mon (su última publicación fue “La Raíz”) ella lo leyó antes. “No dejaste ningún nombre afuera”, le dice Mirtha al periodista. “¿Por que página vas?”, le pregunta. “Pará, no me apures”, le retruca Legrand y saca el libro marcado.

Al inicio del programa, Legrand le agradeció a Urtubey un obsequio que el candidato de Alternativa Federal le trajo de Salta: una ruana (una prenda de vestir elaborada de manera artesanal que suele usarse como abrigo) junto a un broche de alpaca con las iniciales de la diva.

Detrás de escena, en el escritorio que ella usa para abrir el programa, están los martín fierro que ganó y varios portarretratos en los que aparecen ella y sus familiares en distintos momentos de su vida.

olo un grupo pequeño de personas asiste como espectador al programa y en general son los colaboradores de los invitados. Más allá de los habituales diálogos de política, hubo lugar también para momentos de distensión y de risas.

Pero Mirtha quedó conmocionada con un crudo relato que la vedette Alafano hizo sobre un episodio de abuso en su infancia. “Me quedé impactada”, le dijo. El programa casi no tiene cortes publicitarios y por lo tanto hay poco diálogo fuera de escena.

Fuente «El Intransigente»


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: