domingo 25 de agosto de 2019


Seguinos en:


“La culpa no la tiene el chancho” sino quien le da de comer

“La culpa no la tiene el chancho” sino quien le da de comer

Son indignantes los mecanismos que usa Pascual Ficoseco para deshacerse del Jefe de Gabinete Carlos Caliva, generando un desgaste que afecta su propia gestión, cuando por la contundencia de las denuncias podría sencillamente solicitarle la renuncia.

11 de febrero del año 2015

11.02.2015 ||  Durante las dos últimas semanas a través de varios medios y desde la oposición se dispararon críticas sobre la figura del Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Perico Carlos Caliva, amigo entrañable del intendente Pascual Ficoseco.

A Caliva se lo acusa de incumplimiento de los deberes de funcionario público, enriquecimiento ilícito y nepotismo por nombrar a mas de una docena de familiares directos en la administración pública.

Perico Noticias

Se dice que hay una fuerte presión para sacarlo del cargo, sobre todo porque hay tres juicios perdidos en el municipio, los cuales superan los 6 millones de pesos donde la negligencia y desidia del funcionario resultó gravitante para la espalda financiera del municipio; institución que  como consecuencia posee cuentas embargadas.

Pero, lo curioso es que Carlos Caliva es amigo íntimo de Ficoseco, quien es el máximo responsable de la administración del municipio. En consecuencia ante la andanada de acusaciones que recaen sobre Caliva, ¿hay traición? porque el intendente no sale a defenderlo, ¿será por que hacerlo es asumir la responsabilidad de los desaciertos administrativos?, o ¿Tan gran amigo es Caliva que decidió inmolarse para salvar el pellejo de Ficoseco?.

Lo cierto es que los ciudadanos son testigos a diario, de como el oficialismo usa sus propios medios y los pautados de la provincia para atacar al Jefe de Gabinete Carlos Caliva, hechos desconcertantes que revelan una interna feroz, como un gran número de falencias que son administrativamente imputables, lo que merece la intervención del Concejo Deliberante, El Tribunal de Cuentas y La Justicia.

Hay quienes dicen que el ataque intestino de Caliva es para sacarlo de la carrera política, ya que el Intendente habría consentido que regrese como concejal en el 2015, esta versión revela otro espacio enfrentado, conducido por el Concejal Miguel Cheín, que decidió una plena renovación de la oferta electoral y estaría en una construcción donde los cuadros políticos de Ficoseco solo pueden acompañar. Cheín ya hizo cambios relevantes en la composición política del FPV en Perico, fué impulsor de la Lista Unidad con la cual Ficoseco obtuvo su último triunfo, habiendo el peronismo oficialista perdido en casi toda la provincia.

Por ahora, Caliva es el blanco de las críticas y ataques, pero tantas irregularidades, como la venta de terrenos que también implican a las amistades de Caliva como intermediarias, no son sino muestras irrefutables de una administración desordenada, que tiene por principal responsable al Intendente de la ciudad de Perico, Ing. Rolando Pascual Ficoseco, el cual debería dar explicaciones de las supuestas irregularidades, que recaen sobre Caliva, los cuales si ocurrieron, solo se pudieron realizar con su consentimiento.

Es necesario desmentir o aclarar las acusaciones, ya que el silencio otorga y da lugar a la confusión y la incertidumbre, clima que no es apropiado, ni tiene razón de ser en un estado de derecho.

11.02.2015 ||  Durante las dos últimas semanas a través de varios medios y desde la oposición se dispararon críticas sobre la figura del Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Perico Carlos Caliva, amigo entrañable del intendente Pascual Ficoseco.

A Caliva se lo acusa de incumplimiento de los deberes de funcionario público, enriquecimiento ilícito y nepotismo por nombrar a mas de una docena de familiares directos en la administración pública.

Perico Noticias

Se dice que hay una fuerte presión para sacarlo del cargo, sobre todo porque hay tres juicios perdidos en el municipio, los cuales superan los 6 millones de pesos donde la negligencia y desidia del funcionario resultó gravitante para la espalda financiera del municipio; institución que  como consecuencia posee cuentas embargadas.

Pero, lo curioso es que Carlos Caliva es amigo íntimo de Ficoseco, quien es el máximo responsable de la administración del municipio. En consecuencia ante la andanada de acusaciones que recaen sobre Caliva, ¿hay traición? porque el intendente no sale a defenderlo, ¿será por que hacerlo es asumir la responsabilidad de los desaciertos administrativos?, o ¿Tan gran amigo es Caliva que decidió inmolarse para salvar el pellejo de Ficoseco?.

Lo cierto es que los ciudadanos son testigos a diario, de como el oficialismo usa sus propios medios y los pautados de la provincia para atacar al Jefe de Gabinete Carlos Caliva, hechos desconcertantes que revelan una interna feroz, como un gran número de falencias que son administrativamente imputables, lo que merece la intervención del Concejo Deliberante, El Tribunal de Cuentas y La Justicia.

Hay quienes dicen que el ataque intestino de Caliva es para sacarlo de la carrera política, ya que el Intendente habría consentido que regrese como concejal en el 2015, esta versión revela otro espacio enfrentado, conducido por el Concejal Miguel Cheín, que decidió una plena renovación de la oferta electoral y estaría en una construcción donde los cuadros políticos de Ficoseco solo pueden acompañar. Cheín ya hizo cambios relevantes en la composición política del FPV en Perico, fué impulsor de la Lista Unidad con la cual Ficoseco obtuvo su último triunfo, habiendo el peronismo oficialista perdido en casi toda la provincia.

Por ahora, Caliva es el blanco de las críticas y ataques, pero tantas irregularidades, como la venta de terrenos que también implican a las amistades de Caliva como intermediarias, no son sino muestras irrefutables de una administración desordenada, que tiene por principal responsable al Intendente de la ciudad de Perico, Ing. Rolando Pascual Ficoseco, el cual debería dar explicaciones de las supuestas irregularidades, que recaen sobre Caliva, los cuales si ocurrieron, solo se pudieron realizar con su consentimiento.

Es necesario desmentir o aclarar las acusaciones, ya que el silencio otorga y da lugar a la confusión y la incertidumbre, clima que no es apropiado, ni tiene razón de ser en un estado de derecho.


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: