jueves 17 de octubre de 2019


Seguinos en:


¡VIVA LA INDEPENDENCIA! RECODA ESTE HECHO HISTORICO

Hace 203 años, nació un sueño llamado independencia

Hace 203 años, nació un sueño llamado independencia

9 de julio del año 2019

Tras la Revolución de Mayo en 1810, los patriotas siguieron un sendero plagado de batallas, dudas y ciertos temores para poder desembocar en el Congreso de Tucumán llevado a cabo en julio de 1816, donde finalmente los representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata se pusieron de acuerdo y declararon la independencia de nuestro país.

La historia para llegar a ese momento tuvo varios capítulos, situaciones y protagonistas, por ejemplo, en 1811 se constituye el Primer Triunvirato (compuesto por Feliciano Chiclana, Juan José Paso y Manuel de Sarratea) que comienza tomar decisiones en nombre de Buenos Aires. Una de ellas fue la Expedición al Paraguay y más tarde al norte, donde ambas comandadas por el general Manuel Belgrano, buscaban frenar el avance realista que asolaba varias regiones nacionales.

Los resultados en las dos no fueron los esperados, ya que hubo más derrotas que victorias, y esto hacía flaquear la esperanza de lograr la independencia. A todo, los resultados en Chile, la Gran Colombia, Alto Perú y la Banda Oriental no acompañaban y los españoles parecían ser imbatibles.

En 1812 y con la victoria de Belgrano sobre los realistas en Tucumán, se formó el Segundo Triunvirato que en inicio de 1813 inició sus sesiones en la Asamblea General Constituyente, que entre tantas cosas logró la abolición de la esclavitud por medio de la conocida “Asamblea del Año 13”, momento en que también nació nuestra primera moneda. En febrero de ese año, Belgrano logra una importante victoria con su Ejército del Norte en la batalla de Salta y más tarde, el denominado éxodo jujeño que le valió de un importante envión a los patriotas que buscaban independizarse por medio de la revolución.

A principios de 1814, Carlos M. de Alvear asumió como Director Supremo de las Provincias Unidas tras la renuncia de Gervasio Posadas. En cuanto a la materia militar, en la posta de Yatasto se encuentran los generales Manuel Belgrano y José de San Martín, en donde un Belgrano enfermo decide entregarle su ejército al correntino, para llevar adelante su reconocido “plan continental” que buscaba liberar al todo el continente de la usurpación realista. A estos dos próceres se agregó un tercero que también fue vital en la historia argentina y que recién ahora parece “tener su lugar en el mundo”, se trata de Martín Miguel de Guemes, el general salteño que repelió seis invasiones españoles que asolaban por el norte, y frenó el avance para que los patriotas pudieran reunirse en la provincia de Tucumán y declarar la independencia.

Adentrado el año 1815, el Ejército del Norte llevó a cabo su tercera Campaña al Alto Perú, también con resultados agridulces en cuanto a batallas. Ya en 1816 comienza la avanzada patriótica para lograr el objetivo trazada años atrás en la Revolución de Mayo de 1810.

A fines de marzo se inauguró el Congreso de Tucumán, cuyo presidente provisional fue Pedro Medrano y la jura por ese entonces se enfocó en la defensa de la religión católica y la integridad territorial de las Provincias Unidas. Las semanas pasaron y la mayoría de los representantes de las distintas regiones comenzaron a llegar para participar del evento, aunque algunas como la litoral, Paraguay y Moxos, decidieron no participar del Congreso por desacuerdos con Buenos Aires.

La lista de los 29 representantes que formaron parte del Congreso de Tucumán fueron los siguientes: Presidente: Francisco Narciso de Laprida (San Juan), Vicepresidente: Mariano Boedo (Salta), Secretarios: José Mariano Serrano (Charcas) y Juan José Paso (Buenos Aires), Diputados: Antonio Sáenz, José Darragueira, Cayetano José Rodríguez, Pedro Medrano, Esteban Agustín Gascón y Tomás Manuel de Anchorena (Buenos Aires), Manuel Antonio Acevedo y José Eusebio Colombres (Catamarca), Eduardo Pérez Bulnes, José Antonio Cabrera y Jerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera (Córdoba), Teodoro Sánchez de Bustamante (Jujuy), Pedro Ignacio de Castro Barros (La Rioja), Tomás Godoy Cruz y Juan Agustín Maza (Mendoza), José Ignacio de Gorriti (Salta), Justo Santa María de Oro (San Juan), Pedro Francisco de Uriarte y Pedro León Gallo (Santiago del Estero), Pedro Miguel de Aráoz y José Ignacio Thames (Tucumán), Pedro Ignacio Rivera (Mizque), Mariano Sánchez de Loria y José Severo Malabia (Charcas) y José Andrés Pacheco de Melo (Chichas).

En tanto, los representantes ausentes fueron José Moldes (Salta), Juan José Feliciano Fernández Campero (Chichas), Miguel Calixto del Corro (Córdoba), Pedro Buenaventura Carrasco (Cochabamba) y Juan Martín de Pueyrredón (San Luis), quienes faltaron por diversos motivos.

El 9 de julio de 1816 la sesión comenzó a las 8, y se tocaron temas como límites de provincias, temas ordinarios y planes de acción n el Congreso. El último de los temas fue la Declaración de la Independencia, que tras varias horas de debate, finalmente la votación se dio de manera unánime y se logró el objetivo.

Fuente Cronica

Tras la Revolución de Mayo en 1810, los patriotas siguieron un sendero plagado de batallas, dudas y ciertos temores para poder desembocar en el Congreso de Tucumán llevado a cabo en julio de 1816, donde finalmente los representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata se pusieron de acuerdo y declararon la independencia de nuestro país.

La historia para llegar a ese momento tuvo varios capítulos, situaciones y protagonistas, por ejemplo, en 1811 se constituye el Primer Triunvirato (compuesto por Feliciano Chiclana, Juan José Paso y Manuel de Sarratea) que comienza tomar decisiones en nombre de Buenos Aires. Una de ellas fue la Expedición al Paraguay y más tarde al norte, donde ambas comandadas por el general Manuel Belgrano, buscaban frenar el avance realista que asolaba varias regiones nacionales.

Los resultados en las dos no fueron los esperados, ya que hubo más derrotas que victorias, y esto hacía flaquear la esperanza de lograr la independencia. A todo, los resultados en Chile, la Gran Colombia, Alto Perú y la Banda Oriental no acompañaban y los españoles parecían ser imbatibles.

En 1812 y con la victoria de Belgrano sobre los realistas en Tucumán, se formó el Segundo Triunvirato que en inicio de 1813 inició sus sesiones en la Asamblea General Constituyente, que entre tantas cosas logró la abolición de la esclavitud por medio de la conocida “Asamblea del Año 13”, momento en que también nació nuestra primera moneda. En febrero de ese año, Belgrano logra una importante victoria con su Ejército del Norte en la batalla de Salta y más tarde, el denominado éxodo jujeño que le valió de un importante envión a los patriotas que buscaban independizarse por medio de la revolución.

A principios de 1814, Carlos M. de Alvear asumió como Director Supremo de las Provincias Unidas tras la renuncia de Gervasio Posadas. En cuanto a la materia militar, en la posta de Yatasto se encuentran los generales Manuel Belgrano y José de San Martín, en donde un Belgrano enfermo decide entregarle su ejército al correntino, para llevar adelante su reconocido “plan continental” que buscaba liberar al todo el continente de la usurpación realista. A estos dos próceres se agregó un tercero que también fue vital en la historia argentina y que recién ahora parece “tener su lugar en el mundo”, se trata de Martín Miguel de Guemes, el general salteño que repelió seis invasiones españoles que asolaban por el norte, y frenó el avance para que los patriotas pudieran reunirse en la provincia de Tucumán y declarar la independencia.

Adentrado el año 1815, el Ejército del Norte llevó a cabo su tercera Campaña al Alto Perú, también con resultados agridulces en cuanto a batallas. Ya en 1816 comienza la avanzada patriótica para lograr el objetivo trazada años atrás en la Revolución de Mayo de 1810.

A fines de marzo se inauguró el Congreso de Tucumán, cuyo presidente provisional fue Pedro Medrano y la jura por ese entonces se enfocó en la defensa de la religión católica y la integridad territorial de las Provincias Unidas. Las semanas pasaron y la mayoría de los representantes de las distintas regiones comenzaron a llegar para participar del evento, aunque algunas como la litoral, Paraguay y Moxos, decidieron no participar del Congreso por desacuerdos con Buenos Aires.

La lista de los 29 representantes que formaron parte del Congreso de Tucumán fueron los siguientes: Presidente: Francisco Narciso de Laprida (San Juan), Vicepresidente: Mariano Boedo (Salta), Secretarios: José Mariano Serrano (Charcas) y Juan José Paso (Buenos Aires), Diputados: Antonio Sáenz, José Darragueira, Cayetano José Rodríguez, Pedro Medrano, Esteban Agustín Gascón y Tomás Manuel de Anchorena (Buenos Aires), Manuel Antonio Acevedo y José Eusebio Colombres (Catamarca), Eduardo Pérez Bulnes, José Antonio Cabrera y Jerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera (Córdoba), Teodoro Sánchez de Bustamante (Jujuy), Pedro Ignacio de Castro Barros (La Rioja), Tomás Godoy Cruz y Juan Agustín Maza (Mendoza), José Ignacio de Gorriti (Salta), Justo Santa María de Oro (San Juan), Pedro Francisco de Uriarte y Pedro León Gallo (Santiago del Estero), Pedro Miguel de Aráoz y José Ignacio Thames (Tucumán), Pedro Ignacio Rivera (Mizque), Mariano Sánchez de Loria y José Severo Malabia (Charcas) y José Andrés Pacheco de Melo (Chichas).

En tanto, los representantes ausentes fueron José Moldes (Salta), Juan José Feliciano Fernández Campero (Chichas), Miguel Calixto del Corro (Córdoba), Pedro Buenaventura Carrasco (Cochabamba) y Juan Martín de Pueyrredón (San Luis), quienes faltaron por diversos motivos.

El 9 de julio de 1816 la sesión comenzó a las 8, y se tocaron temas como límites de provincias, temas ordinarios y planes de acción n el Congreso. El último de los temas fue la Declaración de la Independencia, que tras varias horas de debate, finalmente la votación se dio de manera unánime y se logró el objetivo.

Fuente Cronica


Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: