martes 18 de septiembre de 2018


Seguinos en:


Por Benjamín Urdemales

El Diagnóstico de la Semana

El Diagnóstico de la Semana

12 de marzo del año 2018

Compartir

Por Benjamin Urdemales || Nos acercamos a promediar marzo, ese mes que merecería ser el que inicia el año ya que la verdad todo, especialmente en nuestra provincia, parece comenzar este mes.

El analista del mayor y más agudo olfato para la política

EL CONFLICTO DOCENTE

En casi todo el país no se pudo arrancar el ciclo lectivo con normalidad. Los docentes se mantienen firmes en rechazar los magros ofrecimientos que siguen el libreto nacional de no sobrepasar el techo impuesto de 15%.

En nuestra provincia, nuestros funcionarios de las áreas Educación y Trabajo, parecen empeñarse con esmero en ser más diligentes que todos sus pares en el resto del país y se plantaron en un 5% al que quieren disfrazar como si fuera una cifra mucho mayor contabilizando los tradicionales engañapichangas que engrosan los items en negro o en gris.

En nuestra provincia el inicio del Ciclo Lectivo 2018 comenzó con dos paros, uno de 48 horas y uno de 24.  Nuestros chicos ya perdieron 3 días de clases.  Sea por la intransigencia del gobierno que no quiere soltar unos pesos más, o sea por docentes que “no tienen vocación” -como se suele criticar a los docentes que paran-.

Debería ser un llamado de atención, tanto a gobernadores como a estos ministros de Trabajo y Educación, que en los únicos lugares donde las clases comenzaron con normalidad fue en aquellos donde se sobrepasó el techo del 15% que quiere imponer el gobierno. Un llamado de atención y un baño de realidad.

Hoy abrá una nueva reunión paritaria. Estará por verse si concurren los gremios mayoritarios a darle legitimidad.  Lo más probable es que no concurran.  Este sábado los docentes de CEDEMS ya resolvieron un nuevo paro de 24 horas cuya fecha se consensuará con los otros gremios.

 

NO HAY RECIPROCIDAD EN LA AUSTERIDAD

También debería ser un llamado de atención, que lleve a un encuentro con la realidad, el hecho de que si bien, muchos comprendemos la necesidad de la austeridad a la que se nos llama, no se están produciendo los gestos necesarios de parte de quienes gobiernan.  No hay reciprocidad en una austeridad.

El gobierno nacional ha anunciado podas en el estado, mochando ministerios por las subsecretarías, subdirecciones, sub-coordinaciones, etc, lo cual está muy bien, pero no es suficiente. Primero porque se trata de cargos y funcionarios que entraron con este gobierno, es decir, solo se está volviendo a fojas 10 de diciembre de 2015.

En segundo lugar porque se siguen creando cargos inútiles, como la Dirección de Movilidad Peatonal, dependiente de la Dirección Nacional de Transporte, misma repartición a la que pertenece la polémica Dirección de Movilidad en Bicicleta.

Suponiendo que sea necesaria esta creación y que, además, esto crea trabajo y movilidad social para los involucrados, aun se mantienen resabios de privilegios inaceptables en lugares como el Congreso de la Nación, donde los legisladores están habilitados para canjear boletos que no utilizan por dinero en efectivo.

En una nota publicada por este medio se ha dado cuenta de la injusta situación por la que legisladores nacionales, de Capital y Buenos Aires, reciben la misma cantidad de boletos de avion y de transporte terrestre, siendo que residen tan cerca de la capital, en la misma medida que los legisladores nacionales de Jujuy o Tierra del Fuego.

Pero además de eso, se permite a todos los legisladores canjear estos pasajes -que salen del erario público, del dinero de los contribuyentes- por dinero en efectivo si es que no se usaron durante el mes, constituyendo una especie de sobresueldo en negro ya que no hay rendiciones de cuentas claras al respecto.

Se entiende que a un legislador se le den estos pasajes -20 aereos y 20 terrestres- para que vayan y vuelvan de sus provincias.  Un uso razonable podría ser 4 de ifa y 4 de vuelta por mes.  Aun quedan 12 pasajes aéreos y 20 terrestres canjeables. Pero ¿acaso no reciben también una suculenta dieta por sus servicios? ¿No pueden meter la mano en el bolsillo a la hora de pagar por sus pasajes y combustible como lo hacemos el resto de los mortales que vivimos en este país? ¿Cuál es la lógica de que puedan canjear por dinero los boletos no utilizados? Si yo no uso el boleto de avión o de colectivo, a mi no me devuelven el dinero, simplemente me cambian de fecha, y con una multa. ¿Por qué a ellos se les devuelve? Es como si un funcionario municipal decidiera llevarse a su casa las resmas de papel o el azúcar que no se utilizaron en su oficina durante el mes. Realmente no le encuentro ninguna lógica, y definitivamente  no es justo.

Menos lógica le encuentro a que en estos tiempos en que se reclama austeridad, se mantengan este tipo de privilegios. Cuando se reclama austeridad, la austeridad debe comenzar por quien la reclama. Quienes la piden son los que deben ponerse adelante a dar el ejemplo.

No puede ser que a un docente que empieza ganando unos $10 mil de neto se le niegue una paritaria acorde al ritmo de la inflación, y que un legislador nacional, con solo 19 días de “trabajo” pueda llevarse casi $50 mil en boletos no utilizados.

Algo está muy mal en este país y en esta provincia.

 

REELECCION DE MACRI Y UNA FÓRMULA PRESIDENCIAL QUE HACE SOÑAR

Tal como lo vaticinamos en varias oportunidades, el PRO preparara este año pre-electoral como la antesala del año electoral que será el 2019 y ya comenzó el juego estratégico para asegurar la continuidad del proyecto nacional que gobierna el país desde finales del 2015.

Las medidas más antipopulares ya se han tomado, la imagen del presidente sufrió la esperada mella calculada y ahora se prepara el terreno para que vuelva a subir, mediante la implementación de medidas tendientes a mejorar el bienestar de la gente en este período que nos separa de las elecciones del 2019.

Así las cosas, el PRO eligió un reducto peronista para el lanzamiento del Operativo Reelección de Macri. Eligieron nada menos que Parque Norte, casi un emblema del peronismo, elegido tradicionalmente por el Chueco Mazón y el massimo para sus congresos partidarios.

Allí las distintas fuerzas que acompañan al PRO se dieron cita para discutir los siguientes pasos en un operativo que comenzó, seguramente antes de que se tomen las medidas antipopulares.

La coalición gobernante ya había comenzado a marcar la agenda desde la postergación de la reforma laboral, en especial con la puesta de la despenalización del aborto en la mesa del debate.

En ese marco, se barajaron nombres de los posibles vicepresidenciables. Uno que sonó con fuerza es el de Gerardo Morales, quien estuvo presente en el Consejo Nacional del PRO.

Si bien todavía resulta muy extemporáneo hablar de compañero de fórmula para el 2019, y que en definitiva será algo que tenga que resolver por su propia cuenta la UCR, no cabe duda de que el gobernador de Jujuy sería un compañero de fórmula ideal para el presidente Macri.

Es un hombre con amplia experiencia en el Congreso Nacional, respetado por los adversarios y muy querido por sus correligionarios y aliados. Seguramente cumpliría un rol mucho más activo y efectivo que Gabriela Michetti.

Si este fuera el caso, ello nos dejaría en el dilema de quién gobernará Jujuy si es que Gerardo Morales se va a Nación.

Un candidato natural a suceder al gobernador, de vocación dialoguista y acostumbrado a ser timonel de tormentas, es el actual intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl “Chuli” Jorge. Es un hombre que lleva ya 10 años al frente de un poder ejecutivo, que supo conducir el municipio en los tiempos en que obtenía muy poca cooperación del gobierno provincial, y aun asi logró ser reelegido por la aplicación de un paquete de políticas públicas que han hecho crecer al municipio, sobre todo cualitativamente en los servicios que presta.  Ha sido y es, pese a quien le pese, el motor de la transformación y modernización de San Salvador de Jujuy, el municipio más importante de la provincia.  Si lo comparamos con Geradro Morales, es el político que más experiencia tiene en el manejo del Poder Ejecutivo.

Naturalmente, habrá otros aspirantes a suceder a Gerardo Morales. Pero es sin dudas el hombre de mayor experiencia y cintura política el que deba ser el garante de la continuidad del Cambio que ha elegido emprender esta provincia.

 

EL PERONISMO SIGUE A LA DERIVA

Si es que se cumple el vaticinio de Nicolás Massot, de que en 6 o 10 años volverá el peronismo a gobernar, lo único que podemos hacer es rogar que dentro de 10 años haya un peronismo renovado y aggiornado que sea una verdadera alternativa democrática y republicana para el actual modelo de país por el que votaron los argentinos.

Esperemos que el peronismo se constituya en una oposición seria, que sea garante de la alternancia democrática, respetuosa de la Constitución y de las instituciones, sostén del Estado de Derecho y de la República y que haya consenso en un capitalismo democrático con un Estado fuerte y presente, pero que no sea una constante intromisión en la vida económica, ni que se vuelva a constituir en una bolsa de trabajo para militantes.

Para ello tendrían que prevalecer aquellos peronistas buenos frente a la comparsa de pseudoprogresistas que constituyeron el kirchnerismo.  En realidad lo mejor sería que el kirchnerismo fuera descartado de plano en la reorganización del peronismo.  Que queden solamente los más presentables, como Filmus.

Si bien existe una camada de patriarcas y caudillos pronto a jubilarse, ninguno de ellos está como para encabezar una lista, ni siquiera como para hacerle frente a los pibes de Marcos Peña en diseño de estrategias políticas en redes sociales.

Son esas respetables y venerables cabezas canas las que podrían constituirse en la última reserva de guía moral y filosófica para el peronismo que viene; quienes ayuden a los más jóvenes a tomar las necesarias decisiones salomónicas.

Y aunque están muy lejos de ser aquellos sabios filósofos del foro romano, a falta de Cicerones y Sénecas, habrá que conformarse con los hermanos Rodríguez Saa, Gioja, Schiaretti, Pichetto, De La Sota, Solá y Duhalde.

El futuro del peronismo está entonces en Randazzo, Massa y Urtubey.  Si no ceden a la tentación de tranzar con el cristinismo residual, ése sector que aun no se aviene a la derrota del 2017 ni se somete al viejo principio de que el que pierde calla, cede el poder y acompaña al nuevo elegido, quizás el futuro del peronismo sea perder dignamente en el 2019 para que se produzca la maduración necesaria para volver a tener serias aspiraciones en el 2023.

Entonces Randazzo, Massa y Urtubey contarán con más canas, lo que les traerá aparejada mayor cintura política y por supuesto mejores argumentos que los que podrían esgrimir hoy, si hoy fueran las elecciones.  Seguramente hacia esa fecha, habrán surgido nuevos jugadores que podrían ampliar la terna.

Por ahora es lo que tiene el peronismo que ofrecer.  Alguno de estos tres será el elegido que enfrente en el 2023 a María Eugenia Vidal, con serias posibilidades si es que el PRO hace las cosas mal.

Así como están las cosas, hay marcismo para rato.

Compartir

Por Benjamin Urdemales || Nos acercamos a promediar marzo, ese mes que merecería ser el que inicia el año ya que la verdad todo, especialmente en nuestra provincia, parece comenzar este mes.

El analista del mayor y más agudo olfato para la política

EL CONFLICTO DOCENTE

En casi todo el país no se pudo arrancar el ciclo lectivo con normalidad. Los docentes se mantienen firmes en rechazar los magros ofrecimientos que siguen el libreto nacional de no sobrepasar el techo impuesto de 15%.

En nuestra provincia, nuestros funcionarios de las áreas Educación y Trabajo, parecen empeñarse con esmero en ser más diligentes que todos sus pares en el resto del país y se plantaron en un 5% al que quieren disfrazar como si fuera una cifra mucho mayor contabilizando los tradicionales engañapichangas que engrosan los items en negro o en gris.

En nuestra provincia el inicio del Ciclo Lectivo 2018 comenzó con dos paros, uno de 48 horas y uno de 24.  Nuestros chicos ya perdieron 3 días de clases.  Sea por la intransigencia del gobierno que no quiere soltar unos pesos más, o sea por docentes que “no tienen vocación” -como se suele criticar a los docentes que paran-.

Debería ser un llamado de atención, tanto a gobernadores como a estos ministros de Trabajo y Educación, que en los únicos lugares donde las clases comenzaron con normalidad fue en aquellos donde se sobrepasó el techo del 15% que quiere imponer el gobierno. Un llamado de atención y un baño de realidad.

Hoy abrá una nueva reunión paritaria. Estará por verse si concurren los gremios mayoritarios a darle legitimidad.  Lo más probable es que no concurran.  Este sábado los docentes de CEDEMS ya resolvieron un nuevo paro de 24 horas cuya fecha se consensuará con los otros gremios.

 

NO HAY RECIPROCIDAD EN LA AUSTERIDAD

También debería ser un llamado de atención, que lleve a un encuentro con la realidad, el hecho de que si bien, muchos comprendemos la necesidad de la austeridad a la que se nos llama, no se están produciendo los gestos necesarios de parte de quienes gobiernan.  No hay reciprocidad en una austeridad.

El gobierno nacional ha anunciado podas en el estado, mochando ministerios por las subsecretarías, subdirecciones, sub-coordinaciones, etc, lo cual está muy bien, pero no es suficiente. Primero porque se trata de cargos y funcionarios que entraron con este gobierno, es decir, solo se está volviendo a fojas 10 de diciembre de 2015.

En segundo lugar porque se siguen creando cargos inútiles, como la Dirección de Movilidad Peatonal, dependiente de la Dirección Nacional de Transporte, misma repartición a la que pertenece la polémica Dirección de Movilidad en Bicicleta.

Suponiendo que sea necesaria esta creación y que, además, esto crea trabajo y movilidad social para los involucrados, aun se mantienen resabios de privilegios inaceptables en lugares como el Congreso de la Nación, donde los legisladores están habilitados para canjear boletos que no utilizan por dinero en efectivo.

En una nota publicada por este medio se ha dado cuenta de la injusta situación por la que legisladores nacionales, de Capital y Buenos Aires, reciben la misma cantidad de boletos de avion y de transporte terrestre, siendo que residen tan cerca de la capital, en la misma medida que los legisladores nacionales de Jujuy o Tierra del Fuego.

Pero además de eso, se permite a todos los legisladores canjear estos pasajes -que salen del erario público, del dinero de los contribuyentes- por dinero en efectivo si es que no se usaron durante el mes, constituyendo una especie de sobresueldo en negro ya que no hay rendiciones de cuentas claras al respecto.

Se entiende que a un legislador se le den estos pasajes -20 aereos y 20 terrestres- para que vayan y vuelvan de sus provincias.  Un uso razonable podría ser 4 de ifa y 4 de vuelta por mes.  Aun quedan 12 pasajes aéreos y 20 terrestres canjeables. Pero ¿acaso no reciben también una suculenta dieta por sus servicios? ¿No pueden meter la mano en el bolsillo a la hora de pagar por sus pasajes y combustible como lo hacemos el resto de los mortales que vivimos en este país? ¿Cuál es la lógica de que puedan canjear por dinero los boletos no utilizados? Si yo no uso el boleto de avión o de colectivo, a mi no me devuelven el dinero, simplemente me cambian de fecha, y con una multa. ¿Por qué a ellos se les devuelve? Es como si un funcionario municipal decidiera llevarse a su casa las resmas de papel o el azúcar que no se utilizaron en su oficina durante el mes. Realmente no le encuentro ninguna lógica, y definitivamente  no es justo.

Menos lógica le encuentro a que en estos tiempos en que se reclama austeridad, se mantengan este tipo de privilegios. Cuando se reclama austeridad, la austeridad debe comenzar por quien la reclama. Quienes la piden son los que deben ponerse adelante a dar el ejemplo.

No puede ser que a un docente que empieza ganando unos $10 mil de neto se le niegue una paritaria acorde al ritmo de la inflación, y que un legislador nacional, con solo 19 días de “trabajo” pueda llevarse casi $50 mil en boletos no utilizados.

Algo está muy mal en este país y en esta provincia.

 

REELECCION DE MACRI Y UNA FÓRMULA PRESIDENCIAL QUE HACE SOÑAR

Tal como lo vaticinamos en varias oportunidades, el PRO preparara este año pre-electoral como la antesala del año electoral que será el 2019 y ya comenzó el juego estratégico para asegurar la continuidad del proyecto nacional que gobierna el país desde finales del 2015.

Las medidas más antipopulares ya se han tomado, la imagen del presidente sufrió la esperada mella calculada y ahora se prepara el terreno para que vuelva a subir, mediante la implementación de medidas tendientes a mejorar el bienestar de la gente en este período que nos separa de las elecciones del 2019.

Así las cosas, el PRO eligió un reducto peronista para el lanzamiento del Operativo Reelección de Macri. Eligieron nada menos que Parque Norte, casi un emblema del peronismo, elegido tradicionalmente por el Chueco Mazón y el massimo para sus congresos partidarios.

Allí las distintas fuerzas que acompañan al PRO se dieron cita para discutir los siguientes pasos en un operativo que comenzó, seguramente antes de que se tomen las medidas antipopulares.

La coalición gobernante ya había comenzado a marcar la agenda desde la postergación de la reforma laboral, en especial con la puesta de la despenalización del aborto en la mesa del debate.

En ese marco, se barajaron nombres de los posibles vicepresidenciables. Uno que sonó con fuerza es el de Gerardo Morales, quien estuvo presente en el Consejo Nacional del PRO.

Si bien todavía resulta muy extemporáneo hablar de compañero de fórmula para el 2019, y que en definitiva será algo que tenga que resolver por su propia cuenta la UCR, no cabe duda de que el gobernador de Jujuy sería un compañero de fórmula ideal para el presidente Macri.

Es un hombre con amplia experiencia en el Congreso Nacional, respetado por los adversarios y muy querido por sus correligionarios y aliados. Seguramente cumpliría un rol mucho más activo y efectivo que Gabriela Michetti.

Si este fuera el caso, ello nos dejaría en el dilema de quién gobernará Jujuy si es que Gerardo Morales se va a Nación.

Un candidato natural a suceder al gobernador, de vocación dialoguista y acostumbrado a ser timonel de tormentas, es el actual intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl “Chuli” Jorge. Es un hombre que lleva ya 10 años al frente de un poder ejecutivo, que supo conducir el municipio en los tiempos en que obtenía muy poca cooperación del gobierno provincial, y aun asi logró ser reelegido por la aplicación de un paquete de políticas públicas que han hecho crecer al municipio, sobre todo cualitativamente en los servicios que presta.  Ha sido y es, pese a quien le pese, el motor de la transformación y modernización de San Salvador de Jujuy, el municipio más importante de la provincia.  Si lo comparamos con Geradro Morales, es el político que más experiencia tiene en el manejo del Poder Ejecutivo.

Naturalmente, habrá otros aspirantes a suceder a Gerardo Morales. Pero es sin dudas el hombre de mayor experiencia y cintura política el que deba ser el garante de la continuidad del Cambio que ha elegido emprender esta provincia.

 

EL PERONISMO SIGUE A LA DERIVA

Si es que se cumple el vaticinio de Nicolás Massot, de que en 6 o 10 años volverá el peronismo a gobernar, lo único que podemos hacer es rogar que dentro de 10 años haya un peronismo renovado y aggiornado que sea una verdadera alternativa democrática y republicana para el actual modelo de país por el que votaron los argentinos.

Esperemos que el peronismo se constituya en una oposición seria, que sea garante de la alternancia democrática, respetuosa de la Constitución y de las instituciones, sostén del Estado de Derecho y de la República y que haya consenso en un capitalismo democrático con un Estado fuerte y presente, pero que no sea una constante intromisión en la vida económica, ni que se vuelva a constituir en una bolsa de trabajo para militantes.

Para ello tendrían que prevalecer aquellos peronistas buenos frente a la comparsa de pseudoprogresistas que constituyeron el kirchnerismo.  En realidad lo mejor sería que el kirchnerismo fuera descartado de plano en la reorganización del peronismo.  Que queden solamente los más presentables, como Filmus.

Si bien existe una camada de patriarcas y caudillos pronto a jubilarse, ninguno de ellos está como para encabezar una lista, ni siquiera como para hacerle frente a los pibes de Marcos Peña en diseño de estrategias políticas en redes sociales.

Son esas respetables y venerables cabezas canas las que podrían constituirse en la última reserva de guía moral y filosófica para el peronismo que viene; quienes ayuden a los más jóvenes a tomar las necesarias decisiones salomónicas.

Y aunque están muy lejos de ser aquellos sabios filósofos del foro romano, a falta de Cicerones y Sénecas, habrá que conformarse con los hermanos Rodríguez Saa, Gioja, Schiaretti, Pichetto, De La Sota, Solá y Duhalde.

El futuro del peronismo está entonces en Randazzo, Massa y Urtubey.  Si no ceden a la tentación de tranzar con el cristinismo residual, ése sector que aun no se aviene a la derrota del 2017 ni se somete al viejo principio de que el que pierde calla, cede el poder y acompaña al nuevo elegido, quizás el futuro del peronismo sea perder dignamente en el 2019 para que se produzca la maduración necesaria para volver a tener serias aspiraciones en el 2023.

Entonces Randazzo, Massa y Urtubey contarán con más canas, lo que les traerá aparejada mayor cintura política y por supuesto mejores argumentos que los que podrían esgrimir hoy, si hoy fueran las elecciones.  Seguramente hacia esa fecha, habrán surgido nuevos jugadores que podrían ampliar la terna.

Por ahora es lo que tiene el peronismo que ofrecer.  Alguno de estos tres será el elegido que enfrente en el 2023 a María Eugenia Vidal, con serias posibilidades si es que el PRO hace las cosas mal.

Así como están las cosas, hay marcismo para rato.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*