jueves 16 de agosto de 2018


Seguinos en:


Por Benjamín Urdemales

El Diagnóstico de la Semana

El Diagnóstico de la Semana

5 de febrero del año 2018

Compartir

El analista del mayor y más agudo olfato para la política

AJUSTE A LA POLÍTICA Y NEPOTISMO CERO

La semana comenzó con una medida presidencial que hizo tambalear a todo el arco político nacional y provincial por las implicancias que conlleva.

Por primera vez en la historia, quizás por la falta de sólidos valores republicanos, fue necesario un decreto de necesidad y urgencia para poner fin a una mala práctica tan arraigada como el nepotismo en el orden nacional.

Es que hay leyes que, por una cuestión ética no son escritas porque se sobreentiende que existe un saludable consenso ético y republicano al respecto. Pero vivimos en épocas en que la palabra empeñada ha perdido el valor que otrora tenía, cuando un simple apretón de manos valía más que un contrato sellado.  Y se hizo necesaria una medida que ponga fin a una práctica que ha sido abusada, sin ninguna exclusividad y sin ningún pudor, por todos los colores políticos.

Esta práctica, lamentablemente tan arraigada y extendida,  fue siempre objeto de críticas y reproches por parte del color político contrario; aunque el propio nepotismo siempre fue justificado.

Lo cierto es que el presidente de la Nación tomó una medida que le resultó muy popular y le ganó la recuperación de varios puntos perdidos en las encuestas tras las impopulares medidas de diciembre.

Era escandalosa la situación de familias como la del Ministro Jorge Triaca, el Gran Hermano, Gran Cuñado, y Gran Patriarca de la familia que tenía a su esposa, hermanas y cuñados trabajando en el Gobierno, ocupando cargos jerárquicos.

Hay que aclarar que la situación de la familia Triaca, aun tan escandalosa como era, no se compara a situaciones similares que se dan en algunas provincias.  En nuestra querida provincia de Jujuy tuvimos y tenemos, casos peores.  No vamos a dar nombres; todos saben quiénes son, y estará en sus conciencias ajustarse a las nuevas exigencias de ética pública que exigen desde Nación, y oír el clamor popular que cada día suena un poco más fuerte y más uniforme al respecto.

Seguramente, mucha de esta gente que, al menos en Nación, tiene hasta fin de mes para empacar sus pertenencias y desalojar las oficinas públicas con las que fueron beneficiados por la influencia de sus familiares, son personas realmente valiosas y buenas en lo que hacían.  El mismo presidente lamentó, “vamos a perder colaboradores valiosos”.

Sin embargo el abuso de esta práctica hizo necesaria la medida. Tal vez, si no se hubiera abusado tanto, y tan descarada e impudorosamente, del vacío legal, seguramente hoy no haría falta una medida de nepotismo cero.

Quizás antes, un hermano de un presidente, o de gobernador, con militancia y trayectoria propias,  conocidsa e inobjetables, pudo haber ocupado cargos públicos sin que con ello se sospeche de favoritismo.  Nadie puede negar que, por ejemplo Robert Kennedy fue una eminencia del derecho que llegó a ocupar el cargo de Fiscal General por sus propios méritos, y no por el dedo de su hermano JFK.

Pero en nuestro país, estamos acostumbrados al abuso de lo permitido, aunque a todas luces la conciencia nos dicte otra cosa. Y vamos más allá aún, sin ningún  tipo de reparo moral que lo frene.  El ministro Triaca tenía hasta a su empleada doméstica nombrada en una intervención sindical.

Por ello es que hoy hace falta una medida tan radical y terminante en cuanto al nepotismo.  Hoy no se pude admitir un nepotismo morigerado.

Más allá de alguno que otro chisporroteo en la casta política, en general, tanto gobernadores como intendentes, se están plegando a la medida y dispondrán de los recaudos legales necesarios para emular el decreto presidencial que puso fin a esta repugnante práctica.

Seguramente a algunas provincias e intendencias esto llegará más tarde que temprano, pero llegará.  Como dijimos más arriba, el clamor popular no podrá ser ignorado.

NEPOTISMO CERO EN JUJUY

En Jujuy, si bien el gobernador hizo un ambiguo anuncio en cuanto a tomar medidas encaminadas en este rumbo, no aclaró si se refería a las medidas antinepotismo, o simplemente a la reducción del Estado.  Es que cuando el presidente hizo el anuncio, también se refirió a la reducción de un 25% de cargos jerárquicos en algunos ministerios, medida que permitirá ahorrar más de $1.000 millones en sueldos.  Con esto, quienes se llenaban la boca señalando que el presidente gobernaba para los ricos y para los amigos, tendrán, una vez más, que lavarse la boca con lejía.

Seguramente en los próximos días habrá más aclaraciones, sobre todo si la prensa insiste en ello.  Y es que nuestra provincia siempre ha sido tierra de nepotes, padrinos, grandes hermanos y grandes cuñados… y también de patriarcas del clan… sin distinción política.

Lo cierto es que a raíz de todo esto, hubo una presentación formal de un proyecto de ley para replicar en Jujuy lo que está sucediendo a nivel nacional y que ya están replicando provincias como Buenos Aires.

Sin embargo cabe aclarar que este proyecto, que fue presentado por la diputada Alejandra Cejas, no es el primero.  Ya desde el año pasado, un aliado del Gobierno había presentado su propia iniciativa, aunque no la presentó a la Legislatura sino al propio Gobierno para que sea éste el que lo impulse.  Ello nunca ocurrió, pero su autor, un joven militante de la Coalición Cívica que lidera Elisa Carrió, afirmó que el Gobierno aun está a tiempo de desempolvar su proyecto, de apropiárselo e impulsarlo, ya que es mucho más amplio que el de Mauricio Macri o el de Alejandra Cejas.  El proyecto de Albizo Cazón va más allá del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial, sino que alcanza también al Poder Legislativo.

El tiempo y el clamor popular dirán.  Luego de tanta medida antipopular que tomó el gobierno nacional, esta medida resultó realmente bienvenida por la opinión pública, y día a día se va convirtiendo en una causa nacional.  Quizás haya un poco de maldad o envidia en ello.  Sin embargo no se puede desconocer que erradicar el nepotismo es lo correcto y es lo que hay que hacer.

FINALMENTE SE DIO LA SEXTA VISITA PRESIDENCIAL

La sexta visita presidencial opacó un poco este tema del nepotismo cero.  En las semanas que nos separan de la apertura de sesiones legislativas, seguramente se seguirá hablando más del tema.  Ya está instalado, y las redes sociales explotan con las voces de la opinión pública.  Insisto, habrá que oír, aunque duela.

Esta sexta visita presidencia sí que se hizo desear.  Fue postergada un buen número de oportunidades, casi desde diciembre pasado.  Siempre, alguna cuestión de agenda, o alguna extraña razón, impedían que el presidente visite por sexta vez nuestra provincia, tal como se lo había prometido al gobernador Gerardo Morales.

Diciembre fue un mes muy duro para el presidente Macri, debido a la Reforma Previsional.  Enero resultó un mes muy ajetreado en cuanto a agenda presidencial.  Como todos sabemos el presidente tuvo una importante gira internacional que incluyó tres paradas importantes en Europa: Rusia, Davos y Francia.  Muy seguramente para ello tuvo que prepararse porque, al menos en Davos, fue como rendir un examen de los importantes o de las materias más difíciles.  De manera que se entiende que no haya podido venir antes.

Estaba prevista la visita hacia fines de enero, aprovechando la primera partida, en diez años, de una formación del Belgrano Cargas con legumbres jujeñas para el comercio internacional.

Hasta último momento estuvo en duda la visita del presidente, sobre todo por las cuestiones climáticas, y por el escaso avance en las obras de Volcán que venía a supervisar el primer mandatario.

Justamente se especulaba que en este mes de febrero se iba a trabajar intensivamente para preparar el terreno hacia marzo cuando está previsto que el presidente vuelva a Jujuy a inaugurar el Año Lectivo 2018 desde Volcán.

Sin embargo, no se retrasó más la cosa; el presidente vino, visitó Volcán, Humahuaca y Perico.  Supervisó las obras, participó de las fiestas patronales de la Virgen de la Candelaria, y hasta jugó un partido de futbol en el que su equipo le ganó 4 a 2 al equipo gobernador Morales.

Fue una visita para el recuerdo, mucha gente agradecida con el presidente, más allá de algunos escraches preparados que tenían los sectores más recalcitrantes del kirchnerismo reforzado por elementos de la izquierda.  Desde principios de mes, se supo de agitadores políticos que fueron a preparar el terreno para hacer de la visita del presidente un fracaso.

Sin embargo el tiro les salió por la culata y terminaron fracasando.  En los videos que publicaron sobre la visita de Macri a la Parroquia de Humahuaca, puede notarse claramente el montaje de audio sobre video… se nota que el video no concuerda con lo que el audio comunica.  En otros de los videos publicados apenas se escucha a un par de personas gritando consignas antigobierno, mientras se ve claramente que la gran mayoría de los presentes daba una calurosa bienvenida a su presidente y gobernador.

Siempre habrá gente descontenta, es inevitable.  Por suerte, cada vez son menos, pues cada vez son más los que van abriendo los ojos ante la nueva realidad y desafíos que plantean tanto el gobierno nacional como el provincial.

PROMESAS CUMPLIDAS

Sin dudas, lo más importante de esa jornada tan esperada, fue el anuncio de restitución de zonas francas para Jujuy.  Era la frutilla del postre de este gran banquete que fue la visita presidencial.

Si bien se sabía que a eso venía, en Perico fue enorme la algarabía que causó entre los presentes el anuncio de algo que se esperó un cuarto de siglo para que sea una realidad.

El proyecto de un visionario ex gobernador, Gurillermo Snopek, se convirtió en una causa trasversal que trascendió diferencias políticas fundamentales, al menos entre los políticos bienintencionados que aman y defienden su provincia.

Fue así que este punto de convergencia resultó ser el puntapié inicial del Frente Cambia Jujuy, cuando en mayo del 2014 el entonces Senador Nacional junto al entonces Defensor del Pueblo de la Nación, hoy gobernador y vice, se presentaron ante el ex ministro de Economía Axel Kicillof para exigir la restitución de las zonas francas para Jujuy, en concordancia con lo que ya había sucedido ese año con Santa Cruz.

El entonces ministro de Economía escuchó atentamente a Gerardo Morales y a Carlos Haquim y encontró suficiente razón como para darle visto bueno e impulso a lo que se le planteaba.  Sin embargo, el vedetismo y la soberbia del entonces gobernador Eduardo Fellner pudieron más que los anhelos de toda una provincia, ya que usó toda su influencia para obstaculizar las zonas francas.  Y si bien, el nunca había creído en las zonas francas, esta vez, él no podía permitir que la oposición se anote tan importante punto que a el no se le ocurrió mientras gobernaba.

Diecisiete años tuvo Eduardo Fellner para desempolvar un proyecto que había quedado truncado con la crisis del 2001.  Pero nada hizo, prefirió dedicarse a los grandes negocios, y seguir asfixiando y no permitiendo el surgir de las pequeñas y medianas empresas del comercio exterior, condenando la producción local a tener que encontrar salida internacional por Buenos Aires con un costo multiplicado en el transporte a falta de tren.  Seguramente algún rédito habrá obtenido porque ese señor no daba puntadas sin hilo.

Hoy la realidad es otra, se cumplieron dos promesas.  La de las zonas francas, y la de la vuelta del ferrocarril, en solo dos años.  Hoy el panorama es alentador y futuro tiene más certezas, al menos en cuanto al rumbo económico que debe tomar la industria y la producción jujeña.

Compartir

El analista del mayor y más agudo olfato para la política

AJUSTE A LA POLÍTICA Y NEPOTISMO CERO

La semana comenzó con una medida presidencial que hizo tambalear a todo el arco político nacional y provincial por las implicancias que conlleva.

Por primera vez en la historia, quizás por la falta de sólidos valores republicanos, fue necesario un decreto de necesidad y urgencia para poner fin a una mala práctica tan arraigada como el nepotismo en el orden nacional.

Es que hay leyes que, por una cuestión ética no son escritas porque se sobreentiende que existe un saludable consenso ético y republicano al respecto. Pero vivimos en épocas en que la palabra empeñada ha perdido el valor que otrora tenía, cuando un simple apretón de manos valía más que un contrato sellado.  Y se hizo necesaria una medida que ponga fin a una práctica que ha sido abusada, sin ninguna exclusividad y sin ningún pudor, por todos los colores políticos.

Esta práctica, lamentablemente tan arraigada y extendida,  fue siempre objeto de críticas y reproches por parte del color político contrario; aunque el propio nepotismo siempre fue justificado.

Lo cierto es que el presidente de la Nación tomó una medida que le resultó muy popular y le ganó la recuperación de varios puntos perdidos en las encuestas tras las impopulares medidas de diciembre.

Era escandalosa la situación de familias como la del Ministro Jorge Triaca, el Gran Hermano, Gran Cuñado, y Gran Patriarca de la familia que tenía a su esposa, hermanas y cuñados trabajando en el Gobierno, ocupando cargos jerárquicos.

Hay que aclarar que la situación de la familia Triaca, aun tan escandalosa como era, no se compara a situaciones similares que se dan en algunas provincias.  En nuestra querida provincia de Jujuy tuvimos y tenemos, casos peores.  No vamos a dar nombres; todos saben quiénes son, y estará en sus conciencias ajustarse a las nuevas exigencias de ética pública que exigen desde Nación, y oír el clamor popular que cada día suena un poco más fuerte y más uniforme al respecto.

Seguramente, mucha de esta gente que, al menos en Nación, tiene hasta fin de mes para empacar sus pertenencias y desalojar las oficinas públicas con las que fueron beneficiados por la influencia de sus familiares, son personas realmente valiosas y buenas en lo que hacían.  El mismo presidente lamentó, “vamos a perder colaboradores valiosos”.

Sin embargo el abuso de esta práctica hizo necesaria la medida. Tal vez, si no se hubiera abusado tanto, y tan descarada e impudorosamente, del vacío legal, seguramente hoy no haría falta una medida de nepotismo cero.

Quizás antes, un hermano de un presidente, o de gobernador, con militancia y trayectoria propias,  conocidsa e inobjetables, pudo haber ocupado cargos públicos sin que con ello se sospeche de favoritismo.  Nadie puede negar que, por ejemplo Robert Kennedy fue una eminencia del derecho que llegó a ocupar el cargo de Fiscal General por sus propios méritos, y no por el dedo de su hermano JFK.

Pero en nuestro país, estamos acostumbrados al abuso de lo permitido, aunque a todas luces la conciencia nos dicte otra cosa. Y vamos más allá aún, sin ningún  tipo de reparo moral que lo frene.  El ministro Triaca tenía hasta a su empleada doméstica nombrada en una intervención sindical.

Por ello es que hoy hace falta una medida tan radical y terminante en cuanto al nepotismo.  Hoy no se pude admitir un nepotismo morigerado.

Más allá de alguno que otro chisporroteo en la casta política, en general, tanto gobernadores como intendentes, se están plegando a la medida y dispondrán de los recaudos legales necesarios para emular el decreto presidencial que puso fin a esta repugnante práctica.

Seguramente a algunas provincias e intendencias esto llegará más tarde que temprano, pero llegará.  Como dijimos más arriba, el clamor popular no podrá ser ignorado.

NEPOTISMO CERO EN JUJUY

En Jujuy, si bien el gobernador hizo un ambiguo anuncio en cuanto a tomar medidas encaminadas en este rumbo, no aclaró si se refería a las medidas antinepotismo, o simplemente a la reducción del Estado.  Es que cuando el presidente hizo el anuncio, también se refirió a la reducción de un 25% de cargos jerárquicos en algunos ministerios, medida que permitirá ahorrar más de $1.000 millones en sueldos.  Con esto, quienes se llenaban la boca señalando que el presidente gobernaba para los ricos y para los amigos, tendrán, una vez más, que lavarse la boca con lejía.

Seguramente en los próximos días habrá más aclaraciones, sobre todo si la prensa insiste en ello.  Y es que nuestra provincia siempre ha sido tierra de nepotes, padrinos, grandes hermanos y grandes cuñados… y también de patriarcas del clan… sin distinción política.

Lo cierto es que a raíz de todo esto, hubo una presentación formal de un proyecto de ley para replicar en Jujuy lo que está sucediendo a nivel nacional y que ya están replicando provincias como Buenos Aires.

Sin embargo cabe aclarar que este proyecto, que fue presentado por la diputada Alejandra Cejas, no es el primero.  Ya desde el año pasado, un aliado del Gobierno había presentado su propia iniciativa, aunque no la presentó a la Legislatura sino al propio Gobierno para que sea éste el que lo impulse.  Ello nunca ocurrió, pero su autor, un joven militante de la Coalición Cívica que lidera Elisa Carrió, afirmó que el Gobierno aun está a tiempo de desempolvar su proyecto, de apropiárselo e impulsarlo, ya que es mucho más amplio que el de Mauricio Macri o el de Alejandra Cejas.  El proyecto de Albizo Cazón va más allá del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial, sino que alcanza también al Poder Legislativo.

El tiempo y el clamor popular dirán.  Luego de tanta medida antipopular que tomó el gobierno nacional, esta medida resultó realmente bienvenida por la opinión pública, y día a día se va convirtiendo en una causa nacional.  Quizás haya un poco de maldad o envidia en ello.  Sin embargo no se puede desconocer que erradicar el nepotismo es lo correcto y es lo que hay que hacer.

FINALMENTE SE DIO LA SEXTA VISITA PRESIDENCIAL

La sexta visita presidencial opacó un poco este tema del nepotismo cero.  En las semanas que nos separan de la apertura de sesiones legislativas, seguramente se seguirá hablando más del tema.  Ya está instalado, y las redes sociales explotan con las voces de la opinión pública.  Insisto, habrá que oír, aunque duela.

Esta sexta visita presidencia sí que se hizo desear.  Fue postergada un buen número de oportunidades, casi desde diciembre pasado.  Siempre, alguna cuestión de agenda, o alguna extraña razón, impedían que el presidente visite por sexta vez nuestra provincia, tal como se lo había prometido al gobernador Gerardo Morales.

Diciembre fue un mes muy duro para el presidente Macri, debido a la Reforma Previsional.  Enero resultó un mes muy ajetreado en cuanto a agenda presidencial.  Como todos sabemos el presidente tuvo una importante gira internacional que incluyó tres paradas importantes en Europa: Rusia, Davos y Francia.  Muy seguramente para ello tuvo que prepararse porque, al menos en Davos, fue como rendir un examen de los importantes o de las materias más difíciles.  De manera que se entiende que no haya podido venir antes.

Estaba prevista la visita hacia fines de enero, aprovechando la primera partida, en diez años, de una formación del Belgrano Cargas con legumbres jujeñas para el comercio internacional.

Hasta último momento estuvo en duda la visita del presidente, sobre todo por las cuestiones climáticas, y por el escaso avance en las obras de Volcán que venía a supervisar el primer mandatario.

Justamente se especulaba que en este mes de febrero se iba a trabajar intensivamente para preparar el terreno hacia marzo cuando está previsto que el presidente vuelva a Jujuy a inaugurar el Año Lectivo 2018 desde Volcán.

Sin embargo, no se retrasó más la cosa; el presidente vino, visitó Volcán, Humahuaca y Perico.  Supervisó las obras, participó de las fiestas patronales de la Virgen de la Candelaria, y hasta jugó un partido de futbol en el que su equipo le ganó 4 a 2 al equipo gobernador Morales.

Fue una visita para el recuerdo, mucha gente agradecida con el presidente, más allá de algunos escraches preparados que tenían los sectores más recalcitrantes del kirchnerismo reforzado por elementos de la izquierda.  Desde principios de mes, se supo de agitadores políticos que fueron a preparar el terreno para hacer de la visita del presidente un fracaso.

Sin embargo el tiro les salió por la culata y terminaron fracasando.  En los videos que publicaron sobre la visita de Macri a la Parroquia de Humahuaca, puede notarse claramente el montaje de audio sobre video… se nota que el video no concuerda con lo que el audio comunica.  En otros de los videos publicados apenas se escucha a un par de personas gritando consignas antigobierno, mientras se ve claramente que la gran mayoría de los presentes daba una calurosa bienvenida a su presidente y gobernador.

Siempre habrá gente descontenta, es inevitable.  Por suerte, cada vez son menos, pues cada vez son más los que van abriendo los ojos ante la nueva realidad y desafíos que plantean tanto el gobierno nacional como el provincial.

PROMESAS CUMPLIDAS

Sin dudas, lo más importante de esa jornada tan esperada, fue el anuncio de restitución de zonas francas para Jujuy.  Era la frutilla del postre de este gran banquete que fue la visita presidencial.

Si bien se sabía que a eso venía, en Perico fue enorme la algarabía que causó entre los presentes el anuncio de algo que se esperó un cuarto de siglo para que sea una realidad.

El proyecto de un visionario ex gobernador, Gurillermo Snopek, se convirtió en una causa trasversal que trascendió diferencias políticas fundamentales, al menos entre los políticos bienintencionados que aman y defienden su provincia.

Fue así que este punto de convergencia resultó ser el puntapié inicial del Frente Cambia Jujuy, cuando en mayo del 2014 el entonces Senador Nacional junto al entonces Defensor del Pueblo de la Nación, hoy gobernador y vice, se presentaron ante el ex ministro de Economía Axel Kicillof para exigir la restitución de las zonas francas para Jujuy, en concordancia con lo que ya había sucedido ese año con Santa Cruz.

El entonces ministro de Economía escuchó atentamente a Gerardo Morales y a Carlos Haquim y encontró suficiente razón como para darle visto bueno e impulso a lo que se le planteaba.  Sin embargo, el vedetismo y la soberbia del entonces gobernador Eduardo Fellner pudieron más que los anhelos de toda una provincia, ya que usó toda su influencia para obstaculizar las zonas francas.  Y si bien, el nunca había creído en las zonas francas, esta vez, él no podía permitir que la oposición se anote tan importante punto que a el no se le ocurrió mientras gobernaba.

Diecisiete años tuvo Eduardo Fellner para desempolvar un proyecto que había quedado truncado con la crisis del 2001.  Pero nada hizo, prefirió dedicarse a los grandes negocios, y seguir asfixiando y no permitiendo el surgir de las pequeñas y medianas empresas del comercio exterior, condenando la producción local a tener que encontrar salida internacional por Buenos Aires con un costo multiplicado en el transporte a falta de tren.  Seguramente algún rédito habrá obtenido porque ese señor no daba puntadas sin hilo.

Hoy la realidad es otra, se cumplieron dos promesas.  La de las zonas francas, y la de la vuelta del ferrocarril, en solo dos años.  Hoy el panorama es alentador y futuro tiene más certezas, al menos en cuanto al rumbo económico que debe tomar la industria y la producción jujeña.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*