martes 18 de septiembre de 2018


Seguinos en:


Por Gabriel Gutiérrez

El Diagnóstico de la Semana

El Diagnóstico de la Semana

3 de septiembre del año 2018

Compartir

Por Gabriel Gutiérrez ||  El esperado y ansiado septiembre llegó con los últimos estertores de un Invierno que nos recuerda que aún falta más de una quincena para que termine su reinado y comience el de la Primavera.

Una semana en que se profundiza la crisis económica internacional, en las que algunas monedas como la argentina y la turca son duramente castigadas.  Pero no son las dos únicas monedas que sufren; el Euro también ha sufrido una fuerte depreciación en estos meses.

En Brasil, la impugnación a la candidatura de Luis Inacio Lula Da Silva, a la que hizo lugar la Justicia inhibiéndolo de participar de las próximas elecciones, no fue desaprovechado por la ex presidente Cristina Kirchner quien, en su insólita imaginación, se equipara al ex presidente carioca y se rasga las vestiduras por un supuesto complot imperial para proscribir a los perseguidos políticos.

Pero no hay que dejarse engañar; no son perseguidos políticos sino delincuentes que fueron encontrados con las manos en la masa.  Perseguido político era Nelson Mandela.  Cristina, Lula y Correa son delincuentes comunes que deben rendir cuenta de sus latrocinios y cohechos.

PANORAMA NACIONAL

“Si Cambiemos no cambia, en unos meses no habrá gobierno que cambiar”, fue la dura advertencia que escribió en su columna de opinión el periodista Jorge Lanata al hacer una lectura de la crisis politico-económica por la que atraviesa el país.

Desde el viernes, se ha conformado un verdadero gabinete de crisis en Olivos y, tras extensas reuniones, el presidente que había creado cinco ministerios tras su llegada al poder en el 2015 volverá radicalmente sobre sus pasos eliminando casi la mitad del abanico ministerial.  Y es que parecía toda una contradicción con el discurso de campaña.

Algunos de los actuales ministerios serán degradados a secretarías que serán absorbidas por los ministerios que quedarán en pie.  Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo y Modernización pasarán a integrar otras carteras.

Lógicamente, habrá resistencias y portazos.  Miguel Etchevehere, el actual ministro de Agroindustria no se tomará muy a bien que su cartera se convierta en secretaría, especialmente luego de renunciar a la Sociedad Rural y a un bono de $500.000.  Tampoco se tomará a bien la vuelta de las retenciones que serán confirmadas este lunes.

Habrá críticas por la degradación de ministerios emblemáticos, como el de Salud y el de Trabajo.  Hay siete ministerios relacionados a la Economía que deberían fusionarse.  Es muy fuerte el clamor por un superministro de Economía; pero todo indica que ni a Dujovne ni a Caputo les arrancarán las tiras.  Entre los cambios también figura la partida de dos hombres clave del riñón de Marcos Peña:  Quintana y Lopetegui.  Estas partidas implicarán una reducción de poder para el resistido jefe de ministros que por ahora se mantiene en pie.

Esto es lo que hay en cuanto a la reformulación del equipo presidencial.  De lo que se supo muy poco es sobre los detalles del plan para enfrentar la coyuntura económica que atravesamos, excepto que se vuelve atrás con las retenciones como para no depender exclusivamente del Fondo Monetario Internacional -que muy poco ayudó tras el desliz que tuvo el miércoles el presidente Macri al anunciar una negociación que todavía no estaba concretada, hecho que sirvió de disparador para una nueva corrida cambiaria que terminó, como todos sabemos, con el dólar superando los $40.

Lilita Carrió había twitteado duras advertencias a su actual socio político.  Dijo que no asistió a la reunión de la mesa chica para no tener que verles la cara a ciertos personajes con los que sostiene ásperas diferencias.  También, lanzó uno de sus acostumbrados ultimatums.  Lo hizo públicamente como para que no queden lugar a dudas de que no quiere a los “oportunistas” radicales que lidera Ernesto Sanz en el nuevo armado que se estaba gestando.

Evidentemente trastornada y apocalíptica, para algunos, por ese constante maniqueísmo que la caracteriza; mientras que sincera, leal y convencida para otros, Lilita no deja de pronunciar grandes verdades que no deberían pasar desapercibidas.  “Yo quiero un Cambiemos sin oportunistas”, repite a sus interlocutores de la mesa chica. Está enojada porque cree que muchos no defienden al Gobierno como deberían, y que hay muchos que están más por el oropel que por la Patria. “Los que quieren cargos le sacan el culo a la jeringa”, resumen cerca suyo, sin dar nombres.

Hay mucho de razón en esta expresión, aunque no exclusivamente para referirse a sus rivales del radicalismo, sino que engloba la elite de sojeros y exportadores que, necesariamente, tendrán que cerrar los ojos y aguantar el pinchazo para salir del atolladero económico en que nos encontramos.  No hay otra salida y el presidente lo sabe.  Por eso en las próximas horas se oficializará la vuelta de las retenciones y derechos de exportación sobre algunos granos.

¿Macri se volvió kirchnerista?  Para nada.  El presidente sabe bien que el futuro de la Argentina sigue atado al campo y a la agroindustria, y que las medidas soviéticas no ayudan en nada al principal engranaje de la economía.  Pero estamos en épocas de vacas flacas, y los que tienen las vaquitas y los campos deberán hacer su aporte correspondiente y compartir las penas.

Es hora de gestos patrióticos y de devolver favores.  El campo, las finanzas y la minería deberán aportar, no un granito de arena sino, camionadas de árido porque a la gente ya no se la puede exprimir más.

De nada sirve redundar sobre la licuación del poder adquisitivo que han sufrido los salarios con esta devaluación que acumula más de un 100% en ocho meses.  Hay que mirar hacia adelante.  Y mirar hacia adelante significa que no podemos esperar que el presidente, solo, nos haga salir de la tormenta.  Todos tenemos que remar, y los que llevan más equipaje son quienes más fuerza deberían hacer, porque son los que más tendrían que perder si el barco se hunde

En esto será clave la responsabilidad de la oposición, que deberá dejar por momentos de probarse trajes de presidenciables del 2019 y asumir la responsabilidad histórica que tienen enfrente de evitar que Argentina vuelva a entrar en ese temido ciclo de mandatos no terminados.  Las provincias deberán asumir cada una el ajuste que les toca.  Sin embargo, cabe decir que de parte del gobierno deberá haber menos discrecionalidad y mayor proporcionalidad, si es que quiere la cooperación necesaria para obtener el presupuesto del año que viene.

Todavía hay mucho dinero de dónde sacar, antes que seguir recurriendo al FMI.  Muchas de las promesas de reducir subsidios ridículos y jubilaciones especiales quedaron en meras denuncias de prensa y nunca se implementaron.  Este es otro punto en que el presidente debería ser contundente a la hora de transmitir la necesidad de gestos patrióticos de parte de los mayores beneficiados de los dineros de los contribuyentes.  No debe o0lvidar la clase política que entraremos en un año electoral y que una vez más estarán sometidos a la aprobación del soberano que tendrá en cuenta, muy especialmente, los gestos de austeridad y solidaridad en las elecciones que vienen.  Y otro tanto deberán hacer los jueces y todo el arco judicial.

Por último, pero no menos importante, si bien la crisis argentina encuentra explicación en la pesada herencia; el contexto mundial desfavorable, donde las monedas más castigadas son la turca y la argentina, y para colmo de los males la política económica de Donald Trump absorbe como aspiradora a los inversores que buscan seguridad; y la prolongada sequía que arruinó la cosecha, la historia nos llama a estudiarla para evitar caer en los mismos errores.  Y tal vez allí se encuentre a parte de los responsables de la cíclica tragedia de la economía argentina.

En 1992, George Soros tumbó a la libra esterlina, con solo U$D 15 mil millones.  Si el magnate, que en ese momento todavía no lo era, fue capaz de poner de rodillas nada menos que al Banco de Inglaterra con un hedge fund, ¿que podría esperar la economía argentina dónde este tipo de operaciones de bicicletas financieras se vienen realizando desde hace tiempo, aun antes de la genial idea que tuvo Soros para embolsar para su fondo casi U$D 8 mil millones -20% de los cuales fueron a sus propias arcas- en un solo día.  ¿No será que Soros aprendió de los operadores financieros argentinos acostumbrados a voltear gobiernos a cambio de privilegios de los nuevos gobernantes?

Es como con los cuadernos del chofer.  Antes de que aparezcan todos sabíamos, o sospechábamos, de la existencia de la corrupción; solo que no teníamos la certeza que vinieron a confirmar.  Con los especuladores financieros pasa lo mismo.  Todos sabemos quiénes fueron los responsables de la hiperinflación que tumbó al gobierno de Alfonsín, o de la crisis que terminó con De La Rúa huyendo en helicóptero.  Hay ciertos sectores de la industria financiera ligados a determinados espacios políticos que operan y se benefician groseramente de la cíclica licuación del poder adquisitivo y de los ahorros de los argentinos.  A eso hay que sumar una cantidad de operadores, por fuera de ese círculo de banqueros, que deben tener en sus manos los millones de dólares de la corrupción que hoy se podrían estar usando para esta suerte de terrorismo económico.

No es casualidad que esto haya ocurrido en un año pre-electoral que arrancó con muy buenas expectativas de crecimiento, con las metas de ajuste casi imperceptibles y casi cumplidas… y especialmente ahora que el escándalo de los cuadernos produce día a día cada vez más insólitos detalles y arrepentidos. Alguien se beneficia de la crisis… unos lo hacen económicamente, mientras que otros lo hacen políticamente.  Solo es cuestión de revisar la historia para darse cuenta de cómo y quienes se beneficiaron, con el mismo modus operandi.  Y si bien no harán falta cuadernos para confirmarnos lo que ya todos sabemos, sería realmente bueno que algún día podamos saber, con nombre y apellido, y con todo el detalle, quiénes son estos terroristas económicos.

Tampoco hay que perder de vista que al frente, la única alternativa es la política tóxica, la cleptocracia de Cristina Kirchner y el destino es Venezuela.

PANORAMA PROVINCIAL

Jujuy vive estos días de turbulencias con sus propios tembladerales.  Lejos de desentenderse de los efectos de la política nacional, la coalición gobernante encabezada por el radicalismo no deja las astas del toro que tomó en julio, y se reunió este fin de semana en la Asociación Gaucha para delinear la forma que tomará el Plan de Contingencia.

El plenario de la UCR que convocó el gobernador analizó la coyuntura política, social y económica del país y de la provincia, con miras a mostrar una imagen de sólida unidad y compromiso activo para enfrentar la gran necesidad de acompañamiento de los sectores más vulnerable.  El Estado Presente es la consigna; y el gobernador, acompañado por las principales figuras, es la cabeza.

Mientras el presidente Mauricio Macri sigue “haciendo lo que hay que hacer”, el gobernador que lamentó que el destino económico del país no esté en sus manos pone “foco donde hay que poner”, en los sectores más carenciados mediante la política social de inclusión.   El gobernador anunció que en los próximos días se reiterará esta puesta en línea de las estructuras políticas que integran la coalición.

Mientras esto sucede continúa sin pausa la logística para la construcción de la Planta Solar de Cauchari, el megaproyecto que cambiará para bien la realidad de nuestra provincia brindándole la matriz energética propicia para esa tan ansiada independencia financiera que llegará de la mano de la instalación de industrias que vendrán a aprovechar la energía y los incentivos de las zonas francas.

El gobierno anunció que estamos en la recta final de la transferencia del Ingenio La Esperanza a los compradores, a pesar de la incertidumbre que generó una resolución del juez Juan Pablo Calderón que se conoció en los primeros días de la semana.  Si todo sigue marchando según el plan, en octubre los colombianos ya estarán en condiciones de tomar posesión del complejo fabril y el gobierno provincial se habrá sacado una mochila de millones de dólares.

Buscando mantener fuentes de trabajo, el gobierno intervino decididamente en el salvataje de la Ex Incor.  Por supuesto que no faltaron las críticas malintencionadas de ciertos sectores de la oposición y los medios que especulan con que al gobierno le vaya mal.   El salvataje de la fábrica implica el cuidado de 60 familias que dependen del empleo.

El Ministerio de Seguridad, realizó profundos cambios en las jefaturas de las unidades regionales de la provincia.  Solo dos de los ocho jefes fueron confirmados en sus cargos, lo que da una idea de una necesaria renovación.  Si bien las causas son diversas, para encontrarles razón solo hay que recordar los fracasos de algunos operativos y allanamientos, que se realizaron en el marco de la Megacausa, que se adjudicaron a la connivencia del personal jerárquico de la fuerza con la dirigencia de la Tupac Amaru.  No en vano la seguridad del famoso “Cantri”, estaba en manos de experimentados ex uniformados con muy aceitadas relaciones con el personal que aun seguía en servicio.

La ex lider tupaquera volvió a ser protagonista de los titulares esta semana luego de que el juez Pullen Llermanos decidiera excluirla de las audiencias tras expresar la frustración que le causan las puestas en escena, por parte de Milagro Sala, que entorpecen los procesos que enfrenta.  El episodio de esta semana, con exhibición de sus partes íntimas no merece mayor comentario que la consideración de lo bajo que se puede llegar a caer con tal de seguir entorpeciendo.

Quizás no sea tan mala noticia de que la Megacausa podría quedar en la Justicia Federal, en manos del juez Ercolini.  A pesar de las intenciones del juez Isidoro Cruz de que la Megacausa siga tramitándose en Jujuy, un planteo ante la Cámara Federal de Salta volvió a abrir la posibilidad de que la causa pase al fuero federal.  En Comodoro Py no habrá tanta tolerancia ni tantas contemplaciones con los berrinches y las pantomimas de Milagro Sala.

Fuera de las conocidas causas judiciales de Milagro Sala vinculadas a la corrupción, avanza seriamente en Jujuy la Justicia en la investigación y castigo de otros casos de corrupción.  En la semana se conoció que el ex intendente de Monterrico, Nilson Ortega, y varios de sus funcionarios deberán devolver al municipio casi $40 millones de fondos nacionales recibidos que fueron malversados o de los que no hubo rendición de cuenta.  Sería bueno que se avance en igual sentido en la Comisión Municipal de Yala, donde el ex comisionado Vargas Durán tiene también varias decenas de millones de pesos aun por justificar.

Esta semana la conflictividad gremial con los docentes universitarios que resisten los recortes presupuestarios que se anunciaron desde nación, se vio visibilizada por las marchas de estudiantes y la posterior toma de la Facultad de Humanidades luego de una asamblea estudiantil.  Como siempre fueron los sectores de la Izquierda los que coparon la parada mientras que agrupaciones estudiantiles más serias, como Franja Morada, se retiraron ante la falta de condiciones y orden.

El diálogo con los gremios de estatales volvió a ser postergado.  Desde el Ministerio de Trabajo, Caba Fusz anunció que se viene trabajando en las mejoras salariales que adelantó el gobierno y en las asignaciones familiares.  El gobierno está tratando de cumplir con dichas mejoras.  Hasta el momento se habla de un acumulado de un uno o dos por ciento más, lo que significa para gobierno una erogación de $140 millones que, considerando el recorte de los fondos de la soja, implica una cifra significativa.

Preocupa mucho el clima de violencia que se vive en las calles, sobre todo hacia agentes municipales.  En San Pedro una inspectora de tránsito fue secuestrada y ultrajada por malvivientes.  En nuestra capital, los inspectores de Control Comercial y Fiscalización y Control fueron golpeados por vendedores ambulantes que no se avienen al cumplimiento de las ordenanzas sobre el comercio en la vía pública.  Va siendo necesaria una mayor cooperación de las fuerzas policiales con los agentes municipales que tratan de cumplir con sus trabajos para la comunidad.

Justamente en este clima, no faltaron los oportunistas de siempre que intentaron generar caos difundiendo instigaciones a cometer delitos mediante la intimidación pública con la publicación de invitaciones al saqueo de comercios y supermercados.  En este caso fue rápido y contundente la respuesta del Ministerio de Seguridad que reforzó las calles con mayor presencia policial y operativos de prevención.

Compartir

Por Gabriel Gutiérrez ||  El esperado y ansiado septiembre llegó con los últimos estertores de un Invierno que nos recuerda que aún falta más de una quincena para que termine su reinado y comience el de la Primavera.

Una semana en que se profundiza la crisis económica internacional, en las que algunas monedas como la argentina y la turca son duramente castigadas.  Pero no son las dos únicas monedas que sufren; el Euro también ha sufrido una fuerte depreciación en estos meses.

En Brasil, la impugnación a la candidatura de Luis Inacio Lula Da Silva, a la que hizo lugar la Justicia inhibiéndolo de participar de las próximas elecciones, no fue desaprovechado por la ex presidente Cristina Kirchner quien, en su insólita imaginación, se equipara al ex presidente carioca y se rasga las vestiduras por un supuesto complot imperial para proscribir a los perseguidos políticos.

Pero no hay que dejarse engañar; no son perseguidos políticos sino delincuentes que fueron encontrados con las manos en la masa.  Perseguido político era Nelson Mandela.  Cristina, Lula y Correa son delincuentes comunes que deben rendir cuenta de sus latrocinios y cohechos.

PANORAMA NACIONAL

“Si Cambiemos no cambia, en unos meses no habrá gobierno que cambiar”, fue la dura advertencia que escribió en su columna de opinión el periodista Jorge Lanata al hacer una lectura de la crisis politico-económica por la que atraviesa el país.

Desde el viernes, se ha conformado un verdadero gabinete de crisis en Olivos y, tras extensas reuniones, el presidente que había creado cinco ministerios tras su llegada al poder en el 2015 volverá radicalmente sobre sus pasos eliminando casi la mitad del abanico ministerial.  Y es que parecía toda una contradicción con el discurso de campaña.

Algunos de los actuales ministerios serán degradados a secretarías que serán absorbidas por los ministerios que quedarán en pie.  Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo y Modernización pasarán a integrar otras carteras.

Lógicamente, habrá resistencias y portazos.  Miguel Etchevehere, el actual ministro de Agroindustria no se tomará muy a bien que su cartera se convierta en secretaría, especialmente luego de renunciar a la Sociedad Rural y a un bono de $500.000.  Tampoco se tomará a bien la vuelta de las retenciones que serán confirmadas este lunes.

Habrá críticas por la degradación de ministerios emblemáticos, como el de Salud y el de Trabajo.  Hay siete ministerios relacionados a la Economía que deberían fusionarse.  Es muy fuerte el clamor por un superministro de Economía; pero todo indica que ni a Dujovne ni a Caputo les arrancarán las tiras.  Entre los cambios también figura la partida de dos hombres clave del riñón de Marcos Peña:  Quintana y Lopetegui.  Estas partidas implicarán una reducción de poder para el resistido jefe de ministros que por ahora se mantiene en pie.

Esto es lo que hay en cuanto a la reformulación del equipo presidencial.  De lo que se supo muy poco es sobre los detalles del plan para enfrentar la coyuntura económica que atravesamos, excepto que se vuelve atrás con las retenciones como para no depender exclusivamente del Fondo Monetario Internacional -que muy poco ayudó tras el desliz que tuvo el miércoles el presidente Macri al anunciar una negociación que todavía no estaba concretada, hecho que sirvió de disparador para una nueva corrida cambiaria que terminó, como todos sabemos, con el dólar superando los $40.

Lilita Carrió había twitteado duras advertencias a su actual socio político.  Dijo que no asistió a la reunión de la mesa chica para no tener que verles la cara a ciertos personajes con los que sostiene ásperas diferencias.  También, lanzó uno de sus acostumbrados ultimatums.  Lo hizo públicamente como para que no queden lugar a dudas de que no quiere a los “oportunistas” radicales que lidera Ernesto Sanz en el nuevo armado que se estaba gestando.

Evidentemente trastornada y apocalíptica, para algunos, por ese constante maniqueísmo que la caracteriza; mientras que sincera, leal y convencida para otros, Lilita no deja de pronunciar grandes verdades que no deberían pasar desapercibidas.  “Yo quiero un Cambiemos sin oportunistas”, repite a sus interlocutores de la mesa chica. Está enojada porque cree que muchos no defienden al Gobierno como deberían, y que hay muchos que están más por el oropel que por la Patria. “Los que quieren cargos le sacan el culo a la jeringa”, resumen cerca suyo, sin dar nombres.

Hay mucho de razón en esta expresión, aunque no exclusivamente para referirse a sus rivales del radicalismo, sino que engloba la elite de sojeros y exportadores que, necesariamente, tendrán que cerrar los ojos y aguantar el pinchazo para salir del atolladero económico en que nos encontramos.  No hay otra salida y el presidente lo sabe.  Por eso en las próximas horas se oficializará la vuelta de las retenciones y derechos de exportación sobre algunos granos.

¿Macri se volvió kirchnerista?  Para nada.  El presidente sabe bien que el futuro de la Argentina sigue atado al campo y a la agroindustria, y que las medidas soviéticas no ayudan en nada al principal engranaje de la economía.  Pero estamos en épocas de vacas flacas, y los que tienen las vaquitas y los campos deberán hacer su aporte correspondiente y compartir las penas.

Es hora de gestos patrióticos y de devolver favores.  El campo, las finanzas y la minería deberán aportar, no un granito de arena sino, camionadas de árido porque a la gente ya no se la puede exprimir más.

De nada sirve redundar sobre la licuación del poder adquisitivo que han sufrido los salarios con esta devaluación que acumula más de un 100% en ocho meses.  Hay que mirar hacia adelante.  Y mirar hacia adelante significa que no podemos esperar que el presidente, solo, nos haga salir de la tormenta.  Todos tenemos que remar, y los que llevan más equipaje son quienes más fuerza deberían hacer, porque son los que más tendrían que perder si el barco se hunde

En esto será clave la responsabilidad de la oposición, que deberá dejar por momentos de probarse trajes de presidenciables del 2019 y asumir la responsabilidad histórica que tienen enfrente de evitar que Argentina vuelva a entrar en ese temido ciclo de mandatos no terminados.  Las provincias deberán asumir cada una el ajuste que les toca.  Sin embargo, cabe decir que de parte del gobierno deberá haber menos discrecionalidad y mayor proporcionalidad, si es que quiere la cooperación necesaria para obtener el presupuesto del año que viene.

Todavía hay mucho dinero de dónde sacar, antes que seguir recurriendo al FMI.  Muchas de las promesas de reducir subsidios ridículos y jubilaciones especiales quedaron en meras denuncias de prensa y nunca se implementaron.  Este es otro punto en que el presidente debería ser contundente a la hora de transmitir la necesidad de gestos patrióticos de parte de los mayores beneficiados de los dineros de los contribuyentes.  No debe o0lvidar la clase política que entraremos en un año electoral y que una vez más estarán sometidos a la aprobación del soberano que tendrá en cuenta, muy especialmente, los gestos de austeridad y solidaridad en las elecciones que vienen.  Y otro tanto deberán hacer los jueces y todo el arco judicial.

Por último, pero no menos importante, si bien la crisis argentina encuentra explicación en la pesada herencia; el contexto mundial desfavorable, donde las monedas más castigadas son la turca y la argentina, y para colmo de los males la política económica de Donald Trump absorbe como aspiradora a los inversores que buscan seguridad; y la prolongada sequía que arruinó la cosecha, la historia nos llama a estudiarla para evitar caer en los mismos errores.  Y tal vez allí se encuentre a parte de los responsables de la cíclica tragedia de la economía argentina.

En 1992, George Soros tumbó a la libra esterlina, con solo U$D 15 mil millones.  Si el magnate, que en ese momento todavía no lo era, fue capaz de poner de rodillas nada menos que al Banco de Inglaterra con un hedge fund, ¿que podría esperar la economía argentina dónde este tipo de operaciones de bicicletas financieras se vienen realizando desde hace tiempo, aun antes de la genial idea que tuvo Soros para embolsar para su fondo casi U$D 8 mil millones -20% de los cuales fueron a sus propias arcas- en un solo día.  ¿No será que Soros aprendió de los operadores financieros argentinos acostumbrados a voltear gobiernos a cambio de privilegios de los nuevos gobernantes?

Es como con los cuadernos del chofer.  Antes de que aparezcan todos sabíamos, o sospechábamos, de la existencia de la corrupción; solo que no teníamos la certeza que vinieron a confirmar.  Con los especuladores financieros pasa lo mismo.  Todos sabemos quiénes fueron los responsables de la hiperinflación que tumbó al gobierno de Alfonsín, o de la crisis que terminó con De La Rúa huyendo en helicóptero.  Hay ciertos sectores de la industria financiera ligados a determinados espacios políticos que operan y se benefician groseramente de la cíclica licuación del poder adquisitivo y de los ahorros de los argentinos.  A eso hay que sumar una cantidad de operadores, por fuera de ese círculo de banqueros, que deben tener en sus manos los millones de dólares de la corrupción que hoy se podrían estar usando para esta suerte de terrorismo económico.

No es casualidad que esto haya ocurrido en un año pre-electoral que arrancó con muy buenas expectativas de crecimiento, con las metas de ajuste casi imperceptibles y casi cumplidas… y especialmente ahora que el escándalo de los cuadernos produce día a día cada vez más insólitos detalles y arrepentidos. Alguien se beneficia de la crisis… unos lo hacen económicamente, mientras que otros lo hacen políticamente.  Solo es cuestión de revisar la historia para darse cuenta de cómo y quienes se beneficiaron, con el mismo modus operandi.  Y si bien no harán falta cuadernos para confirmarnos lo que ya todos sabemos, sería realmente bueno que algún día podamos saber, con nombre y apellido, y con todo el detalle, quiénes son estos terroristas económicos.

Tampoco hay que perder de vista que al frente, la única alternativa es la política tóxica, la cleptocracia de Cristina Kirchner y el destino es Venezuela.

PANORAMA PROVINCIAL

Jujuy vive estos días de turbulencias con sus propios tembladerales.  Lejos de desentenderse de los efectos de la política nacional, la coalición gobernante encabezada por el radicalismo no deja las astas del toro que tomó en julio, y se reunió este fin de semana en la Asociación Gaucha para delinear la forma que tomará el Plan de Contingencia.

El plenario de la UCR que convocó el gobernador analizó la coyuntura política, social y económica del país y de la provincia, con miras a mostrar una imagen de sólida unidad y compromiso activo para enfrentar la gran necesidad de acompañamiento de los sectores más vulnerable.  El Estado Presente es la consigna; y el gobernador, acompañado por las principales figuras, es la cabeza.

Mientras el presidente Mauricio Macri sigue “haciendo lo que hay que hacer”, el gobernador que lamentó que el destino económico del país no esté en sus manos pone “foco donde hay que poner”, en los sectores más carenciados mediante la política social de inclusión.   El gobernador anunció que en los próximos días se reiterará esta puesta en línea de las estructuras políticas que integran la coalición.

Mientras esto sucede continúa sin pausa la logística para la construcción de la Planta Solar de Cauchari, el megaproyecto que cambiará para bien la realidad de nuestra provincia brindándole la matriz energética propicia para esa tan ansiada independencia financiera que llegará de la mano de la instalación de industrias que vendrán a aprovechar la energía y los incentivos de las zonas francas.

El gobierno anunció que estamos en la recta final de la transferencia del Ingenio La Esperanza a los compradores, a pesar de la incertidumbre que generó una resolución del juez Juan Pablo Calderón que se conoció en los primeros días de la semana.  Si todo sigue marchando según el plan, en octubre los colombianos ya estarán en condiciones de tomar posesión del complejo fabril y el gobierno provincial se habrá sacado una mochila de millones de dólares.

Buscando mantener fuentes de trabajo, el gobierno intervino decididamente en el salvataje de la Ex Incor.  Por supuesto que no faltaron las críticas malintencionadas de ciertos sectores de la oposición y los medios que especulan con que al gobierno le vaya mal.   El salvataje de la fábrica implica el cuidado de 60 familias que dependen del empleo.

El Ministerio de Seguridad, realizó profundos cambios en las jefaturas de las unidades regionales de la provincia.  Solo dos de los ocho jefes fueron confirmados en sus cargos, lo que da una idea de una necesaria renovación.  Si bien las causas son diversas, para encontrarles razón solo hay que recordar los fracasos de algunos operativos y allanamientos, que se realizaron en el marco de la Megacausa, que se adjudicaron a la connivencia del personal jerárquico de la fuerza con la dirigencia de la Tupac Amaru.  No en vano la seguridad del famoso “Cantri”, estaba en manos de experimentados ex uniformados con muy aceitadas relaciones con el personal que aun seguía en servicio.

La ex lider tupaquera volvió a ser protagonista de los titulares esta semana luego de que el juez Pullen Llermanos decidiera excluirla de las audiencias tras expresar la frustración que le causan las puestas en escena, por parte de Milagro Sala, que entorpecen los procesos que enfrenta.  El episodio de esta semana, con exhibición de sus partes íntimas no merece mayor comentario que la consideración de lo bajo que se puede llegar a caer con tal de seguir entorpeciendo.

Quizás no sea tan mala noticia de que la Megacausa podría quedar en la Justicia Federal, en manos del juez Ercolini.  A pesar de las intenciones del juez Isidoro Cruz de que la Megacausa siga tramitándose en Jujuy, un planteo ante la Cámara Federal de Salta volvió a abrir la posibilidad de que la causa pase al fuero federal.  En Comodoro Py no habrá tanta tolerancia ni tantas contemplaciones con los berrinches y las pantomimas de Milagro Sala.

Fuera de las conocidas causas judiciales de Milagro Sala vinculadas a la corrupción, avanza seriamente en Jujuy la Justicia en la investigación y castigo de otros casos de corrupción.  En la semana se conoció que el ex intendente de Monterrico, Nilson Ortega, y varios de sus funcionarios deberán devolver al municipio casi $40 millones de fondos nacionales recibidos que fueron malversados o de los que no hubo rendición de cuenta.  Sería bueno que se avance en igual sentido en la Comisión Municipal de Yala, donde el ex comisionado Vargas Durán tiene también varias decenas de millones de pesos aun por justificar.

Esta semana la conflictividad gremial con los docentes universitarios que resisten los recortes presupuestarios que se anunciaron desde nación, se vio visibilizada por las marchas de estudiantes y la posterior toma de la Facultad de Humanidades luego de una asamblea estudiantil.  Como siempre fueron los sectores de la Izquierda los que coparon la parada mientras que agrupaciones estudiantiles más serias, como Franja Morada, se retiraron ante la falta de condiciones y orden.

El diálogo con los gremios de estatales volvió a ser postergado.  Desde el Ministerio de Trabajo, Caba Fusz anunció que se viene trabajando en las mejoras salariales que adelantó el gobierno y en las asignaciones familiares.  El gobierno está tratando de cumplir con dichas mejoras.  Hasta el momento se habla de un acumulado de un uno o dos por ciento más, lo que significa para gobierno una erogación de $140 millones que, considerando el recorte de los fondos de la soja, implica una cifra significativa.

Preocupa mucho el clima de violencia que se vive en las calles, sobre todo hacia agentes municipales.  En San Pedro una inspectora de tránsito fue secuestrada y ultrajada por malvivientes.  En nuestra capital, los inspectores de Control Comercial y Fiscalización y Control fueron golpeados por vendedores ambulantes que no se avienen al cumplimiento de las ordenanzas sobre el comercio en la vía pública.  Va siendo necesaria una mayor cooperación de las fuerzas policiales con los agentes municipales que tratan de cumplir con sus trabajos para la comunidad.

Justamente en este clima, no faltaron los oportunistas de siempre que intentaron generar caos difundiendo instigaciones a cometer delitos mediante la intimidación pública con la publicación de invitaciones al saqueo de comercios y supermercados.  En este caso fue rápido y contundente la respuesta del Ministerio de Seguridad que reforzó las calles con mayor presencia policial y operativos de prevención.


Comentarios

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*