jueves 17 de enero de 2019


Seguinos en:


Por Gabriel Gutiérrez

El Diagnóstico de la Semana

El Diagnóstico de la Semana

13 de agosto del año 2018

Compartir

Por Gabriel Gutiérrez || Promedia el mes de agosto con esas temperaturas engañosas que nos regala el Viento Norte haciéndonos olvidar de que seguimos en invierno.

Los temas de la semana pasaron, en el ámbito internacional, por el supuesto atentado sufrido por Nicolás Maduro.  En el ámbito nacional, el rechazo al polémico proyecto de ley que buscaba legalizar la práctica del aborto, y las repercusiones del escándalo de los cuadernos, fueron temas principales.  En la provincia de Jujuy la ventilación de un problema familiar, que debió permanecer en el ámbito privado, en un escenario inadecuado puso a Jujuy en la mira de algunos medios nacionales.  Novedades en el la situación procesal de Milagro Sala y en el curso procesal de la Megacausa acapararon parte de la atención de una semana acortada por un feriado provincial.

PANORAMA INTERNACIONAL

Continúa el recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y China al son de las medidas proteccionistas recíprocas que implican los aumentos desmesurados en los aranceles de importación.

En Medio Oriente se profundiza la violencia tanto en Siria como en la frontera palestino-israelí, a pesar de un alto el fuego anunciado por las fuerzas terroristas de Hamas.

En Europa se consolida la derechización  de la xenofobia.  Italia encabeza un bloque que se ha plantado ante la política de Merkel y Bruselas.  A la vez que crece el localismo en Francia e Inglaterra.

FALSA BANDERA

El gobierno de Nicolás Maduro pasa los últimos días dando muestra de los síntomas del estado terminal del régimen, luego del reciente intento contra la vida del comandante que, autoinflingido o no, marca un punto de inflexión.

Es muy probable que se trate de un autoatentado, coinciden varios analistas, puesto que brinda a Maduro la excusa para avanzar con mano firme sobre el remanente de disidencia venezolana.   Varios ingredientes que abonan esta hipótesis.

Por un lado, está el escenario escogido: una avenida de las más céntricas en medio de las violentas calles de Caracas, cuando antes estos homenajes se hacían en cuarteles militares.

Por otro lado, Maduro asegura que los atacantes de los drones fueron entrenados por EEUU y Colombia.  Aseveración que resulta risible si se tiene en cuenta que los servicios de inteligencia norteamericanos están al tanto de que, para este tipo de eventos, hasta los países más pobres cuentan con sistemas de interferencia para bloquear señales de teléfonos o de sistemas remotos.

Maduro quiere presentar el fallido atentado como un trinfo del régimen sobre los poderes mundiales que atentan contra la revolución venezolana.  Es un vano intento de victimizarse, sobre todo luego de que no se dio la esperada oleada de repudios internacionales ante el supuesto intento de magnicidio.

Fuera de la lógica de la hipótesis del autoatentado, no faltan las que señalan la probabilidad de que el atentado fuera organizado desde sectores subalternos de las fuerzas armadas.  No hay que olvidar que más de 200 militares ya fueron arrestados en una reciente purga de uniformados.

Existe un sector duro del chavismo que reprocha a Maduro haber traicionado el legado de Hugo Chávez.  Episodios como la huida de la fiscal chavista Luisa Ortega Díaz, o del ex alcalde de Caracas Luis Antonio Ledesma, ocurrieron con la colaboración de sectores de las fuerzas armadas.   No hay que olvidar el mal organizado ataque en contra del fuerte militar Paramacay, encabezado el año pasado por el coronel Juan Caguaripano Scott, y la abatida célula de policías y militares liderados por el piloto Oscar Pérez.

Una tercera hipótesis sostiene que la conspiración proviene de la propia cúpula del régimen y señala la oportuna ausencia de Diosdado Cebello del palco oficial donde estaban Maduro y las  autoridades.  La hipótesis cae si se tiene en cuenta que Cabello tiene más para perder que para ganar.  El último baluarte de Hugo Chávez en la cúpula de la nomencaltura venezolana está muy bien posicionado presidiendo la Asamblea Constituyente.

La conflictividad social en el país caribeño es creciente.  El escenario es tan agudo que el interior del país arde en protestas, con más de 5.000 en lo que va del año y una proyección que se encamina a superar las casi 9.800 del año pasado.

Pese a todo, Maduro está decidido a gobernar como un déspota; se ha comparado varias veces con Iosif Stalin para modelar la figura de terror que intenta proyectar sobre propios y ajenos. Si tiene suerte sobrevivirá, pero gobernará sobre escombros.

PANORAMA NACIONAL

La semana nacional ha sido una no apta para cardíacos.  Era previsible el rechazo del aborto en el Senado, mientras esperábamos nuevas revelaciones en el caso de los Cuadernos del Chofer.  Lo que nadie se imaginaba era que en la misma semana coincidirían el súbito arrepentimiento de Norberto Oyarbide, la confesión de Abal Medina y la sentencia condenatoria contra Amado Boudou.

Cualquiera hubiera pensado que estamos en plena campaña electoral, a pocos días de las generales o de un ballotage; pero no.   “Es el choreo, idiota”, respondería Bill Clinton ante tal ingenuidad.

POR AHORA, SIN LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

El rechazo a la legalización del aborto en Senadores que se vaticinaba desde que recibió la media sanción en Diputados, dejó al descubierto el negocio de la compra de los votos de los indecisos y del sospechoso cambio de convicciones.

El resultado llama a la cautela.  Ni hay que salir a festejarlo ni hay que deprimirse porque se trata de un “por ahora”.  El estrecho margen de 7 votos, con dos abstenciones y una ausencia, para imponerse sobre la denominada “marea verde” dan muestra de un país dividido.

El año que viene se puede volver a tratar el mismo u otro proyecto; y ya sabemos que las convicciones pueden cambiar, especialmente en el contexto de un año electoral.  Si ello no ocurre, tarde o temprano cambiará la actual composición del Congreso con la lógica renovación democrática.  La discusión sigue más vigente que nunca.

Quizás sea saludable que los argentinos encontremos los extremos por donde se puedan construir puentes de diálogo para que surja un proyecto que no sea inconstitucional y que legisle al aborto como lo que es:  como una excepción al derecho con casos taxativos de los que nadie pueda excusarse de aplicar.  Quizás esa madurez llegue en la inminente reforma del Código Penal

No puede ser que tengamos una legislación del siglo pasado vigente en un tema que reclama agiornamiento.  Pero tampoco podemos irnos al otro extremo y permitir la legalización del asesinato indiscriminado de los más vulnerables que no se pueden defender.  Si vamos a permitir que se pueda quitar una vida humana, debe haber razones valederas y atendibles.

Eso sí, habrá que mantenerse alejados de las influencias de la superstición, tanto religiosas como científicas, y tener la mente abierta para que la cosa no vuelva a polarizarse en posturas sesgadas, absurdas e irreconciliables.

Quizás sea hora, también, de preguntarle a la sociedad qué es lo que piensa.  Un referendum o plebiscito vinculante, tal como ocurrió no hace mucho en Irlanda, sería un método idóneo para que los legisladores escuchen la voz del soberano.

La realidad es que hoy no tenemos ley de aborto porque así lo quiso la mayoría del bloque de Cambiemos y gran parte del peronismo racional.  Pero no nos dejemos embaucar por los cantos de sirena acusadores del kirchnerismo, ya que tuvieron 12 años, con sendas mayorías en ambas cámaras.

En este sentido cabe destacar que, si en todo esto alguien cambió, fue Cristina Fernández de Kirchner quien durante todo su gobierno imposibilitó cualquier debate al respecto con la advertencia del veto.  Ahora cambió y votó a favor.  ¿Oportunismo?  Se lo dejo a la interpretación de mi estimado lector.

EL ESCÁNDALO DE LOS CUADERNOS

El caso de los Cuadernos del Chofer sigue dan do que hablar, y seguirá haciéndolo presumiblemente hasta el año que viene.  Al Gobierno nacional le vinieron muy bien, especialmente en tiempos en que la economía sigue crujiendo.

Será una historia de tres capítulos, muy simple y previsible, pero no por ello dejará de ser emocionante ni dejará tener momentos de sorpresas y suspenso.  Capítulo primero:  aparecen los cuadernos.  Capítulo segundo:  empresarios y ex funcionarios confiesan la culpabilidad y desfilan por los pasillos de tribunales a la moda que impusieron Ricardo Jaime y José López:  casco, chaleco, esposas y custodia.  Capítulo tercero:  van todos en cana mientras naufraga al remanente del proyecto nacional y popular y cae en desgracia la dinastía política junto al círculo de cómplices.

Lo extraordinario de esta saga será el espectáculo de cómo vivirán la debacle sus principales protagonistas.  Desde un empresariado que por estos días no sale del asombro y apresura la estrategia para enfrentar el baile que se viene, hasta los otrora poderosos ex funcionarios quienes, con Cristina Fernández de Kirchner a la cabeza, verán y sentirán en carne propia cómo son cocinados y sasonados a las brasas, al fuego lento periodístico y judicial, hasta las elecciones del 2019.

El empresariado seguramente encontrará una salida honorable -o no tanto-.  Ensayarán un mea-culpa colectivo; aducirán que era la única forma de trabajar en un contexto de corrupción ineludible y hasta se presentarán como víctimas de presiones de los ex funcionarios.

En tanto, la cúpula del kirchnerismo residual vive tal vez los mismos dramáticos momentos del bunker de Adolf Hitler mientras avanzaba el Ejército Rojo por el Frente Oriental y las potencias occidentales cortaron toda posibilidad de escapatoria por el Oeste.

La banda se desbanda en un mar de peleas y acusaciones cruzadas.  Aparecen los primeros arrepentidos, como Juan Manuel Abal Medina y el ex juez Norberto Oyarbide, que quieren negociar su propia entrega, tal como ocurrió con un Heinrich Himmler perseguido por el temor de caer en manos de los rusos.

EL SILENCIO DE CRISTINA

La que peor debe estar viviendo estos momentos es la propia jefa.  Antes del escándalo el silencio que mantenía la venía beneficiando mientras tejía alianzas con Hugo Moyano y sectores del peronismo de cara al 2019.  Hoy. el silencio no le resulta para nada beneficioso… hoy por hoy, para Cristina, el silencio es autoincriminatorio.

La señora de los mircrófonos sabe que mientras más calla, más otorga.  Hoy, más que nunca, el país que antes renegaba por sus soporíferas cadenas nacionales quiere escuchar explicaciones, aunque resulten largas y tediosas.  Será difícil convencer a un pueblo que hoy la imagina recibiendo la recaudación del día en Olivos.  Los Cuadernos del Chofer, en unas pocas horas en que todo salió a la luz, confirmaron lo que todos sospechábamos dejando muy poco margen a las dudas o réplicas. ¿Calla porque ya no hay nada que decir o porque no puede decir nada más?

Lo cierto es que el Senado de la Nación, si quiere que lo de “Honorable” no sea un simple y cacofónico adorno de oropel, tendrá que arbitrar las medidas para que se permita el allanamiento de las propiedades de la ex presidente y, también ir considerando la posibilidad del desafuero.

A estas alturas, resulta algo demagógico asegurar que todo el dinero choreado es el que falta en los hospitales, escuelas y fuerzas armadas.  Lo que si es cierto es que todo el dinero que dejaba la bonanza económica que le tocó vivir al kirchnerismo durante los años que gobernó, la soja a U$600 y el petróleo a U$150 por ejemplo, podrían haber servido para enfrentar la tormenta económica que vivimos.

Lo cierto es que, con todo a favor, dejaron un país sin energía, sin gas, sin obras hídricas, sin agua, sin cloacas, sin rutas, sin autopistas, sin trenes, sin reservas en el Central, sin cabezas de ganado, sin siquiera completar la cuota Hilton de exportación de carne a Europa, lleno de narcos y con 30% de pobres.

“La culpa es de Macri”, seguirán sosteniendo en el menguante 30% de caudal electoral kirchnerista de paladar negro y hueso colorado que aun sueña con una lejana y utópica vuelta al poder de los delincuentes y estafadores que les lavaron el cerebro.

PANORAMA PROVINCIAL

La semana jujeña fue algo acotada por el feriado largo de las fiestas patronales de San Salvador.  Sin embargo, fue una semana pletórica de hechos políticos y judiciales que dejaron bastante tela para cortar.

CONTRAPUNTO IMPROCEDENTE

Sin dudas, el cruce verbal entre el gobernador Gerardo Morales y el senador nacional Guillermo Snopek, coparon la atención de las redes sociales y algunos tímidos titulares en los principales medios de nuestra provincia.

Fue realmente inoportuna e improcedente la exposición de una situación de índole familiar, por parte del senador justicialista, en medio de un debate tan importante como el que tenía lugar.

El pique entre los dos políticos más importantes de Jujuy tuvo su eco en los medios nacionales que comenzaron a revelar situaciones que debieron permanecer en el ámbito privado, de no ser porque al senador Snopek se le ocurrió ventilarlas en un ambiente inadecuado.

En el trasfondo, se nota la intencionalidad política de la oposición de atacar al Poder Judicial, poniendo en tela de juicio su imparcialidad e independencia.  El fin no es otro que el de exacerbar la falsa noción de una supuesta falta de estado de derecho.

Nada más alejado de la realidad.  El estado de derecho de la provincia está más saludable que nunca.  Por primera vez en años se ve el normal funcionamiento de las instituciones, y el trabajo conjunto entre municipios y estado provincial como no se había visto en años.

El ataque que se emprende en contra del Poder Judicial deja al desnudo la falta de ideas, y la inmadurez democrática que adolece una oposición moralmente imposibilitada de asumir con responsabilidad el rol que la sociedad le dio a partir de noviembre del 2015.

Lo que muy pocos pueden ver, o leer, entre líneas, es que esta irresponsable actitud de la oposición termina reivindicando a la figura de Milagro Sala.  Deslegitimando el funcionamiento del Poder Judicial se legitima a Milagro Sala como una presa política y una víctima.  Es la trampa que se esconde detrás de todas las críticas, malintencionadas o no, en contra de la Justicia.

Los 5 minutos de fama que logró el senador Snopek en una carrera legislativa caracterizada por el mutismo quizás sirvan como alarma para quienes ven en este legislador al candidato para ocupar la intendencia de la Capital.

El gobernador fue escueto, lacónico y atinado en su respuesta, como la que tuvo la semana pasada cuando contestó los improperios de Evo Morales -otro intento externo, de deslegitimar el accionar de la justicia jujeña.  Con buen tino lo mandó a ceñirse a los debates que le competen o a concurrir al psicólogo por sus complejos insuperados.

NOVEDADES EN LAS CAUSAS DE MILAGRO SALA

Fuera de este contrapunto, tal como lo anticipábamos , la Justicia local terminó por reconsiderar el beneficio de detención domiciliaria para Milagro Sala, luego de que esta protagonizara un episodio que tuvo por motivo su salud; una cuestión a la que se acostumbró a manipular para dilatar los tiempos de tramitación de las causas judiciales que enfrenta.

El juez Pullen Llermanos, muy acertadamente, consideró que, para garantizar la salud de la detenida, y para que deje de servirse de ella para dilatar los tiempos procesales, era necesario trasladarla al establecimiento penitenciario federal de Güemes, teniendo en cuenta las objeciones que el Grupo de Trabajo de la ONU había pronunciado sobre el Penal de Alto Comedero.

Mientras esto ocurría, continuaba su curso la Megacausa, causa judicial que enfrentan Milagro Sala, el ex gobernador Eduardo Fellner y varios de los funcionarios provinciales.  La novedad de esta semana fue que no se presentaron tres ex auditores de la Subsecretaría de Vivienda de Nación, Roxana Abud, Patricia Petroni y Adolfo Sigwald, que estaban citados como testigos.  Ellos tuvieron la responsabilidad de auditar la marcha de las obras para las que la secretaría – entonces a cargo de Germán Nivello- que remitía a la provincia los fondos nacionales en cuestión

Ninguno de los ex funcionarios se presentó ante el juez Isidoro Cruz, por lo cual el magistrado informó que, de confirmarse la debida notificación, serán trasladados por la fuerza pública.  Algunos abogados de los imputados indicaron que en el expediente se encuentra acreditado que visitaban frecuentemente la provincia, supuestamente para controlar las obras.  Eran el último eslabón de la fiscalización de la ejecución.  Razón por la cual no descartaron imputaciones para estos ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

OTROS TEMAS

El voto en el Senado por la despenalización del aborto tuvo sus réplicas en Jujuy con la realización de una marcha del sector verde que terminó vandalizando los muros del Colegio del Huerto tras su paso por las calles céntricas jujeñas.  La vandalización criminal de las paredes de la institución indignó a gran parte de la opinión pública que hoy reclama a las autoridades un escarmiento ejemplar para los perpetradores.

Volvió a sesionar la Legislatura, celebrando la octava sesión ordinari.  Quedó aprobado un importante proyecto ambiental, con el N° 6080, que había sido enviado por el Poder Ejecutivo y tratado en plenario de comisiones en la Legislatura.  La nueva Ley permitirá controles efectivos, permitiendo la preservación de los recursos naturales y continuar con la concreción de una Provincia Verde.

Pasando al ámbito gremial, cabe destacar las negociaciones a contrareloj del gobernador Gerardo Morales ante el titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, intentando revertir los efectos del suspendido decreto que pondría fin a los beneficios por zona desfavorable en las asignaciones familiares de los trabajadores de Quebrada y Puna.

Los Estatales, como era previsible, rechazaron el 5% de aumento que adelantó el gobierno provincial, de octubre a agosto, como medida contracíclica frente a los efectos de una inflación que ya superó todas las expectativas.  Las conversaciones pasaron a cuarto intermedio hasta la semana que viene.

Por último, cabe destacar la actuación del IVUJ en la recuperación de viviendas.  Según explicó el vocal social del instituto, Gustavo Muro, se recuperaron 25 viviendas que eran utilizadas para fiestas clandestinas o aguantaderos.  Aún se estima que quedarían alrededor de 200 viviendas en las mismas condiciones de tenencia irregular, o en estado de abandono o con casos de denuncia de antros de distribución de drogas.  Estas viviendas recuperadas servirán para dar una pronta solución a personas con situación de calle que estén debidamente inscriptos en el IVUJ.

Compartir

Por Gabriel Gutiérrez || Promedia el mes de agosto con esas temperaturas engañosas que nos regala el Viento Norte haciéndonos olvidar de que seguimos en invierno.

Los temas de la semana pasaron, en el ámbito internacional, por el supuesto atentado sufrido por Nicolás Maduro.  En el ámbito nacional, el rechazo al polémico proyecto de ley que buscaba legalizar la práctica del aborto, y las repercusiones del escándalo de los cuadernos, fueron temas principales.  En la provincia de Jujuy la ventilación de un problema familiar, que debió permanecer en el ámbito privado, en un escenario inadecuado puso a Jujuy en la mira de algunos medios nacionales.  Novedades en el la situación procesal de Milagro Sala y en el curso procesal de la Megacausa acapararon parte de la atención de una semana acortada por un feriado provincial.

PANORAMA INTERNACIONAL

Continúa el recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y China al son de las medidas proteccionistas recíprocas que implican los aumentos desmesurados en los aranceles de importación.

En Medio Oriente se profundiza la violencia tanto en Siria como en la frontera palestino-israelí, a pesar de un alto el fuego anunciado por las fuerzas terroristas de Hamas.

En Europa se consolida la derechización  de la xenofobia.  Italia encabeza un bloque que se ha plantado ante la política de Merkel y Bruselas.  A la vez que crece el localismo en Francia e Inglaterra.

FALSA BANDERA

El gobierno de Nicolás Maduro pasa los últimos días dando muestra de los síntomas del estado terminal del régimen, luego del reciente intento contra la vida del comandante que, autoinflingido o no, marca un punto de inflexión.

Es muy probable que se trate de un autoatentado, coinciden varios analistas, puesto que brinda a Maduro la excusa para avanzar con mano firme sobre el remanente de disidencia venezolana.   Varios ingredientes que abonan esta hipótesis.

Por un lado, está el escenario escogido: una avenida de las más céntricas en medio de las violentas calles de Caracas, cuando antes estos homenajes se hacían en cuarteles militares.

Por otro lado, Maduro asegura que los atacantes de los drones fueron entrenados por EEUU y Colombia.  Aseveración que resulta risible si se tiene en cuenta que los servicios de inteligencia norteamericanos están al tanto de que, para este tipo de eventos, hasta los países más pobres cuentan con sistemas de interferencia para bloquear señales de teléfonos o de sistemas remotos.

Maduro quiere presentar el fallido atentado como un trinfo del régimen sobre los poderes mundiales que atentan contra la revolución venezolana.  Es un vano intento de victimizarse, sobre todo luego de que no se dio la esperada oleada de repudios internacionales ante el supuesto intento de magnicidio.

Fuera de la lógica de la hipótesis del autoatentado, no faltan las que señalan la probabilidad de que el atentado fuera organizado desde sectores subalternos de las fuerzas armadas.  No hay que olvidar que más de 200 militares ya fueron arrestados en una reciente purga de uniformados.

Existe un sector duro del chavismo que reprocha a Maduro haber traicionado el legado de Hugo Chávez.  Episodios como la huida de la fiscal chavista Luisa Ortega Díaz, o del ex alcalde de Caracas Luis Antonio Ledesma, ocurrieron con la colaboración de sectores de las fuerzas armadas.   No hay que olvidar el mal organizado ataque en contra del fuerte militar Paramacay, encabezado el año pasado por el coronel Juan Caguaripano Scott, y la abatida célula de policías y militares liderados por el piloto Oscar Pérez.

Una tercera hipótesis sostiene que la conspiración proviene de la propia cúpula del régimen y señala la oportuna ausencia de Diosdado Cebello del palco oficial donde estaban Maduro y las  autoridades.  La hipótesis cae si se tiene en cuenta que Cabello tiene más para perder que para ganar.  El último baluarte de Hugo Chávez en la cúpula de la nomencaltura venezolana está muy bien posicionado presidiendo la Asamblea Constituyente.

La conflictividad social en el país caribeño es creciente.  El escenario es tan agudo que el interior del país arde en protestas, con más de 5.000 en lo que va del año y una proyección que se encamina a superar las casi 9.800 del año pasado.

Pese a todo, Maduro está decidido a gobernar como un déspota; se ha comparado varias veces con Iosif Stalin para modelar la figura de terror que intenta proyectar sobre propios y ajenos. Si tiene suerte sobrevivirá, pero gobernará sobre escombros.

PANORAMA NACIONAL

La semana nacional ha sido una no apta para cardíacos.  Era previsible el rechazo del aborto en el Senado, mientras esperábamos nuevas revelaciones en el caso de los Cuadernos del Chofer.  Lo que nadie se imaginaba era que en la misma semana coincidirían el súbito arrepentimiento de Norberto Oyarbide, la confesión de Abal Medina y la sentencia condenatoria contra Amado Boudou.

Cualquiera hubiera pensado que estamos en plena campaña electoral, a pocos días de las generales o de un ballotage; pero no.   “Es el choreo, idiota”, respondería Bill Clinton ante tal ingenuidad.

POR AHORA, SIN LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

El rechazo a la legalización del aborto en Senadores que se vaticinaba desde que recibió la media sanción en Diputados, dejó al descubierto el negocio de la compra de los votos de los indecisos y del sospechoso cambio de convicciones.

El resultado llama a la cautela.  Ni hay que salir a festejarlo ni hay que deprimirse porque se trata de un “por ahora”.  El estrecho margen de 7 votos, con dos abstenciones y una ausencia, para imponerse sobre la denominada “marea verde” dan muestra de un país dividido.

El año que viene se puede volver a tratar el mismo u otro proyecto; y ya sabemos que las convicciones pueden cambiar, especialmente en el contexto de un año electoral.  Si ello no ocurre, tarde o temprano cambiará la actual composición del Congreso con la lógica renovación democrática.  La discusión sigue más vigente que nunca.

Quizás sea saludable que los argentinos encontremos los extremos por donde se puedan construir puentes de diálogo para que surja un proyecto que no sea inconstitucional y que legisle al aborto como lo que es:  como una excepción al derecho con casos taxativos de los que nadie pueda excusarse de aplicar.  Quizás esa madurez llegue en la inminente reforma del Código Penal

No puede ser que tengamos una legislación del siglo pasado vigente en un tema que reclama agiornamiento.  Pero tampoco podemos irnos al otro extremo y permitir la legalización del asesinato indiscriminado de los más vulnerables que no se pueden defender.  Si vamos a permitir que se pueda quitar una vida humana, debe haber razones valederas y atendibles.

Eso sí, habrá que mantenerse alejados de las influencias de la superstición, tanto religiosas como científicas, y tener la mente abierta para que la cosa no vuelva a polarizarse en posturas sesgadas, absurdas e irreconciliables.

Quizás sea hora, también, de preguntarle a la sociedad qué es lo que piensa.  Un referendum o plebiscito vinculante, tal como ocurrió no hace mucho en Irlanda, sería un método idóneo para que los legisladores escuchen la voz del soberano.

La realidad es que hoy no tenemos ley de aborto porque así lo quiso la mayoría del bloque de Cambiemos y gran parte del peronismo racional.  Pero no nos dejemos embaucar por los cantos de sirena acusadores del kirchnerismo, ya que tuvieron 12 años, con sendas mayorías en ambas cámaras.

En este sentido cabe destacar que, si en todo esto alguien cambió, fue Cristina Fernández de Kirchner quien durante todo su gobierno imposibilitó cualquier debate al respecto con la advertencia del veto.  Ahora cambió y votó a favor.  ¿Oportunismo?  Se lo dejo a la interpretación de mi estimado lector.

EL ESCÁNDALO DE LOS CUADERNOS

El caso de los Cuadernos del Chofer sigue dan do que hablar, y seguirá haciéndolo presumiblemente hasta el año que viene.  Al Gobierno nacional le vinieron muy bien, especialmente en tiempos en que la economía sigue crujiendo.

Será una historia de tres capítulos, muy simple y previsible, pero no por ello dejará de ser emocionante ni dejará tener momentos de sorpresas y suspenso.  Capítulo primero:  aparecen los cuadernos.  Capítulo segundo:  empresarios y ex funcionarios confiesan la culpabilidad y desfilan por los pasillos de tribunales a la moda que impusieron Ricardo Jaime y José López:  casco, chaleco, esposas y custodia.  Capítulo tercero:  van todos en cana mientras naufraga al remanente del proyecto nacional y popular y cae en desgracia la dinastía política junto al círculo de cómplices.

Lo extraordinario de esta saga será el espectáculo de cómo vivirán la debacle sus principales protagonistas.  Desde un empresariado que por estos días no sale del asombro y apresura la estrategia para enfrentar el baile que se viene, hasta los otrora poderosos ex funcionarios quienes, con Cristina Fernández de Kirchner a la cabeza, verán y sentirán en carne propia cómo son cocinados y sasonados a las brasas, al fuego lento periodístico y judicial, hasta las elecciones del 2019.

El empresariado seguramente encontrará una salida honorable -o no tanto-.  Ensayarán un mea-culpa colectivo; aducirán que era la única forma de trabajar en un contexto de corrupción ineludible y hasta se presentarán como víctimas de presiones de los ex funcionarios.

En tanto, la cúpula del kirchnerismo residual vive tal vez los mismos dramáticos momentos del bunker de Adolf Hitler mientras avanzaba el Ejército Rojo por el Frente Oriental y las potencias occidentales cortaron toda posibilidad de escapatoria por el Oeste.

La banda se desbanda en un mar de peleas y acusaciones cruzadas.  Aparecen los primeros arrepentidos, como Juan Manuel Abal Medina y el ex juez Norberto Oyarbide, que quieren negociar su propia entrega, tal como ocurrió con un Heinrich Himmler perseguido por el temor de caer en manos de los rusos.

EL SILENCIO DE CRISTINA

La que peor debe estar viviendo estos momentos es la propia jefa.  Antes del escándalo el silencio que mantenía la venía beneficiando mientras tejía alianzas con Hugo Moyano y sectores del peronismo de cara al 2019.  Hoy. el silencio no le resulta para nada beneficioso… hoy por hoy, para Cristina, el silencio es autoincriminatorio.

La señora de los mircrófonos sabe que mientras más calla, más otorga.  Hoy, más que nunca, el país que antes renegaba por sus soporíferas cadenas nacionales quiere escuchar explicaciones, aunque resulten largas y tediosas.  Será difícil convencer a un pueblo que hoy la imagina recibiendo la recaudación del día en Olivos.  Los Cuadernos del Chofer, en unas pocas horas en que todo salió a la luz, confirmaron lo que todos sospechábamos dejando muy poco margen a las dudas o réplicas. ¿Calla porque ya no hay nada que decir o porque no puede decir nada más?

Lo cierto es que el Senado de la Nación, si quiere que lo de “Honorable” no sea un simple y cacofónico adorno de oropel, tendrá que arbitrar las medidas para que se permita el allanamiento de las propiedades de la ex presidente y, también ir considerando la posibilidad del desafuero.

A estas alturas, resulta algo demagógico asegurar que todo el dinero choreado es el que falta en los hospitales, escuelas y fuerzas armadas.  Lo que si es cierto es que todo el dinero que dejaba la bonanza económica que le tocó vivir al kirchnerismo durante los años que gobernó, la soja a U$600 y el petróleo a U$150 por ejemplo, podrían haber servido para enfrentar la tormenta económica que vivimos.

Lo cierto es que, con todo a favor, dejaron un país sin energía, sin gas, sin obras hídricas, sin agua, sin cloacas, sin rutas, sin autopistas, sin trenes, sin reservas en el Central, sin cabezas de ganado, sin siquiera completar la cuota Hilton de exportación de carne a Europa, lleno de narcos y con 30% de pobres.

“La culpa es de Macri”, seguirán sosteniendo en el menguante 30% de caudal electoral kirchnerista de paladar negro y hueso colorado que aun sueña con una lejana y utópica vuelta al poder de los delincuentes y estafadores que les lavaron el cerebro.

PANORAMA PROVINCIAL

La semana jujeña fue algo acotada por el feriado largo de las fiestas patronales de San Salvador.  Sin embargo, fue una semana pletórica de hechos políticos y judiciales que dejaron bastante tela para cortar.

CONTRAPUNTO IMPROCEDENTE

Sin dudas, el cruce verbal entre el gobernador Gerardo Morales y el senador nacional Guillermo Snopek, coparon la atención de las redes sociales y algunos tímidos titulares en los principales medios de nuestra provincia.

Fue realmente inoportuna e improcedente la exposición de una situación de índole familiar, por parte del senador justicialista, en medio de un debate tan importante como el que tenía lugar.

El pique entre los dos políticos más importantes de Jujuy tuvo su eco en los medios nacionales que comenzaron a revelar situaciones que debieron permanecer en el ámbito privado, de no ser porque al senador Snopek se le ocurrió ventilarlas en un ambiente inadecuado.

En el trasfondo, se nota la intencionalidad política de la oposición de atacar al Poder Judicial, poniendo en tela de juicio su imparcialidad e independencia.  El fin no es otro que el de exacerbar la falsa noción de una supuesta falta de estado de derecho.

Nada más alejado de la realidad.  El estado de derecho de la provincia está más saludable que nunca.  Por primera vez en años se ve el normal funcionamiento de las instituciones, y el trabajo conjunto entre municipios y estado provincial como no se había visto en años.

El ataque que se emprende en contra del Poder Judicial deja al desnudo la falta de ideas, y la inmadurez democrática que adolece una oposición moralmente imposibilitada de asumir con responsabilidad el rol que la sociedad le dio a partir de noviembre del 2015.

Lo que muy pocos pueden ver, o leer, entre líneas, es que esta irresponsable actitud de la oposición termina reivindicando a la figura de Milagro Sala.  Deslegitimando el funcionamiento del Poder Judicial se legitima a Milagro Sala como una presa política y una víctima.  Es la trampa que se esconde detrás de todas las críticas, malintencionadas o no, en contra de la Justicia.

Los 5 minutos de fama que logró el senador Snopek en una carrera legislativa caracterizada por el mutismo quizás sirvan como alarma para quienes ven en este legislador al candidato para ocupar la intendencia de la Capital.

El gobernador fue escueto, lacónico y atinado en su respuesta, como la que tuvo la semana pasada cuando contestó los improperios de Evo Morales -otro intento externo, de deslegitimar el accionar de la justicia jujeña.  Con buen tino lo mandó a ceñirse a los debates que le competen o a concurrir al psicólogo por sus complejos insuperados.

NOVEDADES EN LAS CAUSAS DE MILAGRO SALA

Fuera de este contrapunto, tal como lo anticipábamos , la Justicia local terminó por reconsiderar el beneficio de detención domiciliaria para Milagro Sala, luego de que esta protagonizara un episodio que tuvo por motivo su salud; una cuestión a la que se acostumbró a manipular para dilatar los tiempos de tramitación de las causas judiciales que enfrenta.

El juez Pullen Llermanos, muy acertadamente, consideró que, para garantizar la salud de la detenida, y para que deje de servirse de ella para dilatar los tiempos procesales, era necesario trasladarla al establecimiento penitenciario federal de Güemes, teniendo en cuenta las objeciones que el Grupo de Trabajo de la ONU había pronunciado sobre el Penal de Alto Comedero.

Mientras esto ocurría, continuaba su curso la Megacausa, causa judicial que enfrentan Milagro Sala, el ex gobernador Eduardo Fellner y varios de los funcionarios provinciales.  La novedad de esta semana fue que no se presentaron tres ex auditores de la Subsecretaría de Vivienda de Nación, Roxana Abud, Patricia Petroni y Adolfo Sigwald, que estaban citados como testigos.  Ellos tuvieron la responsabilidad de auditar la marcha de las obras para las que la secretaría – entonces a cargo de Germán Nivello- que remitía a la provincia los fondos nacionales en cuestión

Ninguno de los ex funcionarios se presentó ante el juez Isidoro Cruz, por lo cual el magistrado informó que, de confirmarse la debida notificación, serán trasladados por la fuerza pública.  Algunos abogados de los imputados indicaron que en el expediente se encuentra acreditado que visitaban frecuentemente la provincia, supuestamente para controlar las obras.  Eran el último eslabón de la fiscalización de la ejecución.  Razón por la cual no descartaron imputaciones para estos ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

OTROS TEMAS

El voto en el Senado por la despenalización del aborto tuvo sus réplicas en Jujuy con la realización de una marcha del sector verde que terminó vandalizando los muros del Colegio del Huerto tras su paso por las calles céntricas jujeñas.  La vandalización criminal de las paredes de la institución indignó a gran parte de la opinión pública que hoy reclama a las autoridades un escarmiento ejemplar para los perpetradores.

Volvió a sesionar la Legislatura, celebrando la octava sesión ordinari.  Quedó aprobado un importante proyecto ambiental, con el N° 6080, que había sido enviado por el Poder Ejecutivo y tratado en plenario de comisiones en la Legislatura.  La nueva Ley permitirá controles efectivos, permitiendo la preservación de los recursos naturales y continuar con la concreción de una Provincia Verde.

Pasando al ámbito gremial, cabe destacar las negociaciones a contrareloj del gobernador Gerardo Morales ante el titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, intentando revertir los efectos del suspendido decreto que pondría fin a los beneficios por zona desfavorable en las asignaciones familiares de los trabajadores de Quebrada y Puna.

Los Estatales, como era previsible, rechazaron el 5% de aumento que adelantó el gobierno provincial, de octubre a agosto, como medida contracíclica frente a los efectos de una inflación que ya superó todas las expectativas.  Las conversaciones pasaron a cuarto intermedio hasta la semana que viene.

Por último, cabe destacar la actuación del IVUJ en la recuperación de viviendas.  Según explicó el vocal social del instituto, Gustavo Muro, se recuperaron 25 viviendas que eran utilizadas para fiestas clandestinas o aguantaderos.  Aún se estima que quedarían alrededor de 200 viviendas en las mismas condiciones de tenencia irregular, o en estado de abandono o con casos de denuncia de antros de distribución de drogas.  Estas viviendas recuperadas servirán para dar una pronta solución a personas con situación de calle que estén debidamente inscriptos en el IVUJ.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*