lunes 18 de junio de 2018


Seguinos en:


Por Benjamín Urdemales

El Diagnóstico de la Semana

El Diagnóstico de la Semana

5 de marzo del año 2018

Compartir

Por Benjamin Urdemales || El comienzo de la semana estará marcado por los conflictos gremiales que enfrentan tanto el gobierno nacional como el provincial.  A un inicio truncado del Ciclo Lectivo 2018 se suman también los paros nacionales convocados por ATE.

Tanto en el gobierno nacional como en el provincial confían en que el miedo a los descuentes disuada el acatamiento masivo en ambas medidas de fuerza.  Sin embargo cabe destacar que dentro de los gremios en general, y de los gremios docentes en particular, hay núcleos duros que están dispuestos a perder con los descuentos con los que amenazaron ambos gobiernos.

El analista del mayor y más agudo olfato para la política

Sea como sean las cosas, los gremios nacionales de docentes están en pie de guerra, y los pronunciamientos que se fueron dando, hacia el final de la semana que pasó, comienza a arrastrar al país.  Serán varias las provincias que no tendrán un inicio de clases normal.

Sin embargo, dentro de los gremios hay sectores algo distanciados de las dirigencias.  Estos sectores están algo distanciados de sus dirigencias y están dispuestos a desacatar lo resuelto en las asambleas.  Puntualmente en estos sectores hay algo de fastidio con las cúpulas sindicales.  No es un sector menor, el que mantiene la boca cerrada pero que desliza rumores de rebelión ante las consultas periodísticas.

Tanto estatales como docentes señalan la insuficiencia de un aumento ofrecido.  Es casi risible que mientras legisladores y funcionarios se aprueban para si mismos los únicos aumentos que le ganan a la inflación, a los docentes se les ofrezca tan poco y tan fuera de la realidad.

Nadie puede estar a favor de hacer perder días valiosos de clases a los chicos, pero no podemos dejar de solidarizarnos con los educadores ante el insultante aumento que se les ofrece.

Hoy se espera una masiva marcha de docentes hacia Casa de Gobierno.  Los reclamos son los mismos de siempre.  No solo reclaman por la insuficiencia de lo ofrecido y por los incumplimientos de la cláusula gatillo ofrecida para el 2016 y el 2017, ya que los docentes, y los estatales, quieren aumentos que sean un reflejo de una realidad indiscutible como lo es el régimen inflacionario del que aun no se sale.  Y con ello cada sector tiene sus propias particularidades que se comenzarán a tratar una vez que empiecen a ser convocados para la negociación sobre la que, por ahora no hay fecha cierta pues aun no se cierra la paritaria marco que es la docente.

En la semana que pasó hubo temas que se mantuvieron en la agenda del debate.  El más visible es el tema del aborto.  El gobierno logró el compromiso de parte de los principales impulsores legislativos para que el tema siga la vía ordinaria de comisiones.  Solo así se podrá dar un debate en serio, sin apurarse.  Por ello el 8 de marzo la sesión especial girará en torno al Día de la mujer, pero centrado en otros puntos.

Otro de los temas de la semana fueron las repercusiones y reacciones tras los anuncios del ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, del proyecto para que la provincia reciba una compensación económica por parte de los estados extranjeros cuyos ciudadanos son usuarios frecuentes no residentes en el país, de nuestro sistema de salud pública.

Hubo una escalada diplomática a la que el gobierno de Evo Morales puso un fin inmediato, seguramente luego de evaluar la conveniencia de aceptar un trato recíproco hacia los ciudadanos argentinos en ese país.  Es mucho mayor la cantidad de ciudadanos bolivianos que vienen a la Argentina a  hacer uso y abuso de nuestra generosidad, comparada con los argentinos que utilizan el sistema de Salud Boliviano.

El gobierno de Jujuy recibió importantes apoyos, tanto desde el gobierno nacional como desde los gobiernos provinciales.  Hubo también crítica a la iniciativa sobre todo entre el peronismo duro que apoya a Cristina Kirchner y la Izquierda, los nuevos teloneros del kirchnerismo.

A pesar del anuncio del gobierno boliviano, aparentemente todo sigue en pie en Jujuy sobre la futura legislación de un proyecto que institucionalice el seguro médico obligatorio para extranjeros no residentes que ingresan al país solo a usar nuestro sistema de salud.

Algo que merece atención es la cantidad de ciudadanos doble nacionalidad que no residen en Argentina habitualmente, aunque mantienen legalmente domicilios en las zonas fronterizas para ser beneficiarios de planes y la acción social del Estado argentino.  Son situaciones que tendrán que ser revisadas ya que no se puede seguir solventando una obligación que el Estado Boliviano debería cumplir ante sus ciudadanos.

Otro tema de la semana fue la dispar recepción del mensaje inaugural del Período de Sesiones Ordinarias en el Congreso.  Evidentemente la grieta que divide a los argentinos tiene mucho que ver con la política y la particular visión sobre algunos detalles que expuso el presidente Mauricio Macri en el Congreso.

También es evidente que el presidente está un tanto divorciado de la realidad cuando afirma que los sueldos le ganaron a la inflación.  Tal vez se referirá al sueldo de los funcionarios, jueces, fiscales y legisladores.  Ellos sí que le ganaron a la inflación mientras que los trabajadores, al menos en Jujuy, están reclamando por ese defasaje pendiente que había prometido saldar el gobernador Gerardo Morales.  Y es que el aumento otorgado el año pasado se quedó muy detrás de la inflación, y el aumento que se está ofreciendo este año promete mayor atraso.

Lógicamente, entre los partidarios de Cambiemos fue un gran discurso, lleno de datos de realidad, mientras que para lo oposición, aun la del peronismo dialoguista el discurso presidencial dejó mucho que desear.

Cabe destacar, eso si, la ausencia de militancia en los balcones del recinto, como también la ausencia de las masivas movilizaciones de militancia rentada en que el gobierno de Cristina Kirchner solía despilfarrar fondos del Estado.

Fuera de esto, el gobierno provincial ya obtuvo en dos sesiones extraordinarias en la Legislatura medidas preparativas para la instalación de las zonas francas en Jujuy, algo muy positivo para la provincia en general y para los periquenses y quiaqueños en particular.

Esta semana se vienen  las jornadas de paro, de los docentes, y de los estatales.   Así inicia la semana con un paro nacional de 48 horas sin asistencia y con movilización.   Seguro algo tendrá que decir, también el SEOM.

Por otro lado hay un rechazo generalizado entre los profesionales y los sindicatos de la salud al Plan Estatégico anunciado por el ministro Bouhid.  Corren por las redes sociales versiones de que con la aplicación del plan se cerrarán hospitales del interior; se hablaba sobre todo del cierre de especialidades en el Hospital de Maimará.  Bouhid desmintió categóricamente tales versiones. Y aseguró que por el contrario, no solo no se cerrarán especialidades sino que se agregarán nuevas, justamente para descentralizar la atención de los hospitales de la capital.  También aseguró el ministro que se designarán directores médicos y administrativos en estos centros del interior.

Todo se verá, por lo menos, hoy habrá que ver si comienzan las clases; el gobernador está de momento en Toronto, representando a nuestra provincia en una delegación argentina ante la Feria Mundial de la Minería.  Seguramente tendremos novedades en cuanto a esto, y buenas noticias para anunciar con el correr de los días.  De manera que el inicio del ciclo lectivo será presidido por el civegobernador Carlos Haquim y la ministra Isolda Calsina.

Compartir

Por Benjamin Urdemales || El comienzo de la semana estará marcado por los conflictos gremiales que enfrentan tanto el gobierno nacional como el provincial.  A un inicio truncado del Ciclo Lectivo 2018 se suman también los paros nacionales convocados por ATE.

Tanto en el gobierno nacional como en el provincial confían en que el miedo a los descuentes disuada el acatamiento masivo en ambas medidas de fuerza.  Sin embargo cabe destacar que dentro de los gremios en general, y de los gremios docentes en particular, hay núcleos duros que están dispuestos a perder con los descuentos con los que amenazaron ambos gobiernos.

El analista del mayor y más agudo olfato para la política

Sea como sean las cosas, los gremios nacionales de docentes están en pie de guerra, y los pronunciamientos que se fueron dando, hacia el final de la semana que pasó, comienza a arrastrar al país.  Serán varias las provincias que no tendrán un inicio de clases normal.

Sin embargo, dentro de los gremios hay sectores algo distanciados de las dirigencias.  Estos sectores están algo distanciados de sus dirigencias y están dispuestos a desacatar lo resuelto en las asambleas.  Puntualmente en estos sectores hay algo de fastidio con las cúpulas sindicales.  No es un sector menor, el que mantiene la boca cerrada pero que desliza rumores de rebelión ante las consultas periodísticas.

Tanto estatales como docentes señalan la insuficiencia de un aumento ofrecido.  Es casi risible que mientras legisladores y funcionarios se aprueban para si mismos los únicos aumentos que le ganan a la inflación, a los docentes se les ofrezca tan poco y tan fuera de la realidad.

Nadie puede estar a favor de hacer perder días valiosos de clases a los chicos, pero no podemos dejar de solidarizarnos con los educadores ante el insultante aumento que se les ofrece.

Hoy se espera una masiva marcha de docentes hacia Casa de Gobierno.  Los reclamos son los mismos de siempre.  No solo reclaman por la insuficiencia de lo ofrecido y por los incumplimientos de la cláusula gatillo ofrecida para el 2016 y el 2017, ya que los docentes, y los estatales, quieren aumentos que sean un reflejo de una realidad indiscutible como lo es el régimen inflacionario del que aun no se sale.  Y con ello cada sector tiene sus propias particularidades que se comenzarán a tratar una vez que empiecen a ser convocados para la negociación sobre la que, por ahora no hay fecha cierta pues aun no se cierra la paritaria marco que es la docente.

En la semana que pasó hubo temas que se mantuvieron en la agenda del debate.  El más visible es el tema del aborto.  El gobierno logró el compromiso de parte de los principales impulsores legislativos para que el tema siga la vía ordinaria de comisiones.  Solo así se podrá dar un debate en serio, sin apurarse.  Por ello el 8 de marzo la sesión especial girará en torno al Día de la mujer, pero centrado en otros puntos.

Otro de los temas de la semana fueron las repercusiones y reacciones tras los anuncios del ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, del proyecto para que la provincia reciba una compensación económica por parte de los estados extranjeros cuyos ciudadanos son usuarios frecuentes no residentes en el país, de nuestro sistema de salud pública.

Hubo una escalada diplomática a la que el gobierno de Evo Morales puso un fin inmediato, seguramente luego de evaluar la conveniencia de aceptar un trato recíproco hacia los ciudadanos argentinos en ese país.  Es mucho mayor la cantidad de ciudadanos bolivianos que vienen a la Argentina a  hacer uso y abuso de nuestra generosidad, comparada con los argentinos que utilizan el sistema de Salud Boliviano.

El gobierno de Jujuy recibió importantes apoyos, tanto desde el gobierno nacional como desde los gobiernos provinciales.  Hubo también crítica a la iniciativa sobre todo entre el peronismo duro que apoya a Cristina Kirchner y la Izquierda, los nuevos teloneros del kirchnerismo.

A pesar del anuncio del gobierno boliviano, aparentemente todo sigue en pie en Jujuy sobre la futura legislación de un proyecto que institucionalice el seguro médico obligatorio para extranjeros no residentes que ingresan al país solo a usar nuestro sistema de salud.

Algo que merece atención es la cantidad de ciudadanos doble nacionalidad que no residen en Argentina habitualmente, aunque mantienen legalmente domicilios en las zonas fronterizas para ser beneficiarios de planes y la acción social del Estado argentino.  Son situaciones que tendrán que ser revisadas ya que no se puede seguir solventando una obligación que el Estado Boliviano debería cumplir ante sus ciudadanos.

Otro tema de la semana fue la dispar recepción del mensaje inaugural del Período de Sesiones Ordinarias en el Congreso.  Evidentemente la grieta que divide a los argentinos tiene mucho que ver con la política y la particular visión sobre algunos detalles que expuso el presidente Mauricio Macri en el Congreso.

También es evidente que el presidente está un tanto divorciado de la realidad cuando afirma que los sueldos le ganaron a la inflación.  Tal vez se referirá al sueldo de los funcionarios, jueces, fiscales y legisladores.  Ellos sí que le ganaron a la inflación mientras que los trabajadores, al menos en Jujuy, están reclamando por ese defasaje pendiente que había prometido saldar el gobernador Gerardo Morales.  Y es que el aumento otorgado el año pasado se quedó muy detrás de la inflación, y el aumento que se está ofreciendo este año promete mayor atraso.

Lógicamente, entre los partidarios de Cambiemos fue un gran discurso, lleno de datos de realidad, mientras que para lo oposición, aun la del peronismo dialoguista el discurso presidencial dejó mucho que desear.

Cabe destacar, eso si, la ausencia de militancia en los balcones del recinto, como también la ausencia de las masivas movilizaciones de militancia rentada en que el gobierno de Cristina Kirchner solía despilfarrar fondos del Estado.

Fuera de esto, el gobierno provincial ya obtuvo en dos sesiones extraordinarias en la Legislatura medidas preparativas para la instalación de las zonas francas en Jujuy, algo muy positivo para la provincia en general y para los periquenses y quiaqueños en particular.

Esta semana se vienen  las jornadas de paro, de los docentes, y de los estatales.   Así inicia la semana con un paro nacional de 48 horas sin asistencia y con movilización.   Seguro algo tendrá que decir, también el SEOM.

Por otro lado hay un rechazo generalizado entre los profesionales y los sindicatos de la salud al Plan Estatégico anunciado por el ministro Bouhid.  Corren por las redes sociales versiones de que con la aplicación del plan se cerrarán hospitales del interior; se hablaba sobre todo del cierre de especialidades en el Hospital de Maimará.  Bouhid desmintió categóricamente tales versiones. Y aseguró que por el contrario, no solo no se cerrarán especialidades sino que se agregarán nuevas, justamente para descentralizar la atención de los hospitales de la capital.  También aseguró el ministro que se designarán directores médicos y administrativos en estos centros del interior.

Todo se verá, por lo menos, hoy habrá que ver si comienzan las clases; el gobernador está de momento en Toronto, representando a nuestra provincia en una delegación argentina ante la Feria Mundial de la Minería.  Seguramente tendremos novedades en cuanto a esto, y buenas noticias para anunciar con el correr de los días.  De manera que el inicio del ciclo lectivo será presidido por el civegobernador Carlos Haquim y la ministra Isolda Calsina.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*