martes 18 de septiembre de 2018


Seguinos en:


ZOONOSIS

Descartaron rabia en el Pit Bull que atacó a un niño

Descartaron rabia en el Pit Bull que atacó a un niño

Zoonosis de la Municipalidad de la Capital descartó contagio de rabia en el perro Pit Bull, que el miércoles atacara a un niño en Alto Comedero y que tras la intervención policial, el canino fuera alojado en la "canilera" para su estudio correspondiente.

12 de marzo del año 2018

Compartir

El miércoles pasado, un niño de 7 años fue atacado por un perro de raza Pit Bull, que le ocasionó graves lesiones y cortes en el rostro. Tras ser auxiliado, el niño fue trasladado de manera urgente al Hospital Snopek de Alto Comedero donde se le brindaron las primeras atenciones.

Ante esta situación, Ricardo Hueda titular de Zoonosis dependiente de la Secretaria de Gobierno, aseguró “se ha podido comprobar que el animal es agresivo y no existe contagio de rabia”, así también aclaró que el canino se encuentra en observación a partir del trabajo que viene realizado el veterinario Martín del Campo.

El incidente ocurrido la semana pasada en el Barrio Alto Comedero, tuvo una secuencia perfectamente establecida, la Policía trajo al perro apenas ocurrido el hecho, desde ese momento el can está bajo observación y lo ocurrido es una conducta del animal, la cual se viene presentando reiteradas veces de la provincia en todo el ejido provincial.

En sus palabras, el Director de Zoonosis del municipio, llamó la atención de los propietarios de este tipo de razas, partiendo de la premisa que cuando tenemos una mascota debemos conocer sobre ella, cuidarle y prestarle la atención pertinente.

“Esto, se debe a la falta de interés del propietario que tiene bajo su poder un animal calificado socialmente como “agresivo”. Aquí el dueño debe saber educarlo, enseñarle cuestiones básicas de mando y persistir con una rutina de paseo perfectamente controlado,  esto es con collar,  correa y bozal, este último una herramienta que le va a impedir al perro defenderse de otros animales, pero va a impedir que mi perro sea el agresor de una persona u otro canino”.

Hueda consideró que, “el tema es ser educado y ceñirnos a esa norma, a esa regla que está prevista en todo el planeta, hay que ser coherente con el comportamiento que tenemos que tener y les garantizó -por la propia experiencia personal- que se obtiene con el tiempo la educación perfecta del animal”.

Asi mismo debemos recordar todos los vecinos, que existe una Ordenanza donde se registra las razas caninas “agresivas”,  y de los cuidados y controles que deben tener los propietarios para convivir en sociedad.

Sobre el futuro de la “mascota” adelantó que la idea es devolvérselo a los propietarios castrado y bajo la consigna del control a diario que debe tener el animal para un comportamiento mejor y ser considerado protector.

Finalmente el veterinario brindó los pasos a seguir en caso de incidentes de esta naturaleza:

–          efectuar la denuncia ante autoridades policiales para que efectivos actúen sobre el propietario del animal y luego sobre la “mascota” para el estudio correspondiente.

Compartir

El miércoles pasado, un niño de 7 años fue atacado por un perro de raza Pit Bull, que le ocasionó graves lesiones y cortes en el rostro. Tras ser auxiliado, el niño fue trasladado de manera urgente al Hospital Snopek de Alto Comedero donde se le brindaron las primeras atenciones.

Ante esta situación, Ricardo Hueda titular de Zoonosis dependiente de la Secretaria de Gobierno, aseguró “se ha podido comprobar que el animal es agresivo y no existe contagio de rabia”, así también aclaró que el canino se encuentra en observación a partir del trabajo que viene realizado el veterinario Martín del Campo.

El incidente ocurrido la semana pasada en el Barrio Alto Comedero, tuvo una secuencia perfectamente establecida, la Policía trajo al perro apenas ocurrido el hecho, desde ese momento el can está bajo observación y lo ocurrido es una conducta del animal, la cual se viene presentando reiteradas veces de la provincia en todo el ejido provincial.

En sus palabras, el Director de Zoonosis del municipio, llamó la atención de los propietarios de este tipo de razas, partiendo de la premisa que cuando tenemos una mascota debemos conocer sobre ella, cuidarle y prestarle la atención pertinente.

“Esto, se debe a la falta de interés del propietario que tiene bajo su poder un animal calificado socialmente como “agresivo”. Aquí el dueño debe saber educarlo, enseñarle cuestiones básicas de mando y persistir con una rutina de paseo perfectamente controlado,  esto es con collar,  correa y bozal, este último una herramienta que le va a impedir al perro defenderse de otros animales, pero va a impedir que mi perro sea el agresor de una persona u otro canino”.

Hueda consideró que, “el tema es ser educado y ceñirnos a esa norma, a esa regla que está prevista en todo el planeta, hay que ser coherente con el comportamiento que tenemos que tener y les garantizó -por la propia experiencia personal- que se obtiene con el tiempo la educación perfecta del animal”.

Asi mismo debemos recordar todos los vecinos, que existe una Ordenanza donde se registra las razas caninas “agresivas”,  y de los cuidados y controles que deben tener los propietarios para convivir en sociedad.

Sobre el futuro de la “mascota” adelantó que la idea es devolvérselo a los propietarios castrado y bajo la consigna del control a diario que debe tener el animal para un comportamiento mejor y ser considerado protector.

Finalmente el veterinario brindó los pasos a seguir en caso de incidentes de esta naturaleza:

–          efectuar la denuncia ante autoridades policiales para que efectivos actúen sobre el propietario del animal y luego sobre la “mascota” para el estudio correspondiente.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*