lunes 25 de marzo de 2019


Seguinos en:


BUENOS AIRES

Con una ráfaga de tiros al aire, despidieron al adolescente que murió en el asalto al médico Ernesto Crescenti

Con una ráfaga de tiros al aire, despidieron al adolescente que murió en el asalto al médico Ernesto Crescenti

En Villa Zavaleta de Barracas, despidieron a un chico que habría estado implicado en el robo el oncólogo en Parque Chacabuco. "Te dejaron morir, papito", dijo su familia en las redes sociales.

13 de marzo del año 2019

Compartir

Una balacera fue lo que un nutrido grupo de personas le dedicó a un adolescente que habría participado de un asalto al médico Ernesto Crescenti en Parque Chacabuco. La inusual despedida fue en la Villa Zavaleta del barrio porteño de Barracas.

Ninguno se acerque a lo que es la cancha de vóley porque están despidiendo al muerto que tuvimos en la guardia pasada. Están efectuando disparos de armas de fuego al aire. No pidan desplazamiento”, le escribió un agente de Gendarmería que estaba cambiando de turno a sus compañeros.

En las redes sociales, los familiares del menor lo despidieron con insultos hacia la Policía. “Te dejaron morir, papito. Nadie te ayudó. Sufriste mucho, te trataron como un perro, mi vida. ¡Qué dolor, qué bronca, qué impotencia!”, decía uno de los mensajes.

Investigadores aguardan pericias para determinar si la bala que mató al nene corresponde al arma del médico.

Compartir

Una balacera fue lo que un nutrido grupo de personas le dedicó a un adolescente que habría participado de un asalto al médico Ernesto Crescenti en Parque Chacabuco. La inusual despedida fue en la Villa Zavaleta del barrio porteño de Barracas.

Ninguno se acerque a lo que es la cancha de vóley porque están despidiendo al muerto que tuvimos en la guardia pasada. Están efectuando disparos de armas de fuego al aire. No pidan desplazamiento”, le escribió un agente de Gendarmería que estaba cambiando de turno a sus compañeros.

En las redes sociales, los familiares del menor lo despidieron con insultos hacia la Policía. “Te dejaron morir, papito. Nadie te ayudó. Sufriste mucho, te trataron como un perro, mi vida. ¡Qué dolor, qué bronca, qué impotencia!”, decía uno de los mensajes.

Investigadores aguardan pericias para determinar si la bala que mató al nene corresponde al arma del médico.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*