06-12-17 |

Electrizante final en Diputados por la Reforma Previsional

Comentarios

0

Se asoma un final impredecible para la sanción de la reforma previsional en el Congreso. Con media sanción en el Senado, el Gobierno pretende que la Cámara de Diputados apruebe el texto este mes sin que se le altere una coma. No le dará el gusto el Bloque Justicialista: el potencial aliado del oficialismo trabaja por estas horas en una propuesta con modificaciones que, de prosperar, obligaría a que la iniciativa retorne al Senado para su análisis.

MONZO Y FRIGERIO

Rogelio Frigerio y Emilio Monzó

“Este proyecto, así planteado, es «invotable», además de inconstitucional. No podría volver a mi provincia si la voto. Vamos a quedar como los herederos de [Fernando] De la Rúa, como los diputados que les bajamos los haberes a los jubilados”, descerrajó, visiblemente inquieto, un integrante del Bloque Justicialista y fiel ladero de un gobernador de la zona pampeana.

El costo político de aprobar esta iniciativa es lo que, en efecto, genera preocupación en varios legisladores. Ya lo admitió el propio senador y jefe de bloque del PJ, Miguel Pichetto , al momento de votar el proyecto la semana pasada: “Nos toca la ingrata tarea de votar esta ley”, advirtió.

Es que la reforma no sólo propone un cambio en la fórmula de actualización de los haberes que redundaría en un menor aumento para los jubilados; además, modifica la manera en que se aplicará esa actualización, ya que la nueva fórmula propone tomar los índices de actualización sobre el tercer trimestre de este año en lugar del segundo semestre de 2017, como establece la ley actual. Este cambio representaría una diferencia de 6,3 puntos porcentuales en la mejora que deberían recibir los jubilados en sus haberes del mes de marzo. “Estamos trabajando en cambios. Este proyecto es inconstitucional y si se aprobara sin modificaciones habría una lluvia de juicios contra el Estado”, enfatizó un importante integrante del bloque peronista. El cordobés Juan Brugge, que responde al gobernador Juan Schiaretti, reconoció que van a proponer cambios “y deberá volver al Senado”.

Los cambios no están definidos y todavía no se discutieron dentro de la bancada del justicialismo. Ayer, de hecho, los esfuerzos de los dirigentes peronistas y de sus respectivos gobernadores estaban dedicados más bien a conformar el flamante interbloque en la Cámara de Diputados que, según se anunció, pasará a llamarse Argentina Federal y tendrá un piso de 32 integrantes.

Este nuevo bloque será una suerte de espejo del que conduce Miguel Pichetto en el Senado: ambas bancadas afirman representar a los gobernadores peronistas.

En la Cámara baja, la bancada será presidida por Pablo Kosiner, representante del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y estará integrada por 19 miembros originarios del Bloque Justicialista.

A esos 19 integrantes está previsto que se sumen, para conformar un interbloque, los cuatro diputados misioneros que responden al gobernador Hugo Passalacqua, los cinco legisladores cordobeses que obedecen al gobernador Juan Schiaretti, tres tucumanos fieles al gobernador Juan Manzur y una diputada chubutense que responde al gobernador Mariano Arcioni (ex vice del fallecido Mario Das Neves).

La posibilidad de que el flamante interbloque Argentina Federal promueva cambios en la reforma previsional resulta una mala noticia para el oficialismo. En su condición de primera minoría, con 108 diputados propios, el aporte peronista es clave para alcanzar la mayoría necesaria y sancionar, sin preocupaciones, la reforma previsional.

El resto de la oposición, conformada por el Frente para la Victoria, el Frente Renovador y la izquierda, ya anticipó su rechazo.

“La orden del Gobierno es aprobar el texto tal como vino del Senado, sin cambios”, confirmaba ayer una alta fuente del interbloque Cambiemos. De ser así, el Gobierno deberá buscar otros aliados y arriesgarse a sancionar la ley con una mayoría muy ajustada de votos.

SEGMENTAR EL PROYECTO PODRÍA FACILITAR SU APROBACIÓN

Mientras las negociaciones con el peronismo continúan, la Casa Rosada repasó ayer el temario que enviará al Congreso -casi con certeza mañana- a través del decreto presidencial que convoca a sesiones extraordinarias durante este mes. El principal escollo sigue siendo, a estas alturas, la cerrada negativa del Bloque Justicialista en el Senado a apoyar “tal como está” la reforma laboral, lo que obliga al Poder Ejecutivo a pensar en “alternativas” para que esa reforma pueda ser aprobada, aunque sea en tramos, durante los próximos meses.

“Estamos analizando alternativas”, afirmaron a este diario fuentes del Gobierno, al tanto de las conversaciones que mantienen el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, con los gobernadores peronistas, diputados y el jefe del bloque peronista en la Cámara alta, Miguel Ángel Pichetto.

Una de las ideas que circuló en las últimas horas fue la “subdivisión” en distintos proyectos de los 140 artículos que componen la norma. Esto dejaría afuera por el momento el tramo más controvertido, el vinculado a los cambios en la ley de contrato de trabajo, y dejaría en pie los artículos vinculados a favorecer el blanqueo de los trabajadores y la mejora en prestaciones de salud.

Por ahora se trata sólo de una posibilidad. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dejó trascender que se opone a esta iniciativa, ya que “la ley tiene un criterio uniforme, igual que la reforma tributaria”, según afirmaron fuentes de ese ministerio. Desde allí proponen incluir la reforma en el temario, “sostenerlo y dar la discusión” aunque no den los números para convertirla en ley.

En una de las reuniones de ayer, Pinedo contó que Pichetto ni siquiera acepta reunir las comisiones de Presupuesto, Trabajo y Previsión Social para emitir dictamen de la ley el próximo miércoles 13 para tratarla más adelante. “Lo más probable es que todo pase para febrero”, contó otra fuente, que agregó: “Hay una discusión fuerte dentro de la CGT en torno de la norma, y Pichetto quiere el consenso de todos los sectores”, se lamentó.

La necesidad de una reforma laboral para bajar costos, similar a la que encaró Michel Temer en Brasil, fue uno de los principales reclamos que el presidente Mauricio Macri escuchó de boca de empresarios en su reciente viaje a Nueva York. Macri está convencido de la necesidad de modificar la reglamentación para asegurar la llegada de inversiones, y por eso impulsó esta norma que, entre otras propuestas, pone un tope a las indemnizaciones por despido, lo que provocó el enojo del sindicalismo combativo, corporizado en Pablo Moyano.

Más allá de las trabas a esta norma, desde la Jefatura de Gabinete y el Congreso se siguió puliendo ayer la agenda de temas a ser enviados. Definieron la lista como “ambiciosa”. “Van a ser muchos, el Presidente quiere que se aprueben muchas leyes en el verano”, afirmó una fuente gubernamental. Las extraordinarias se extenderían desde el próximo martes 12 hasta fin de año.

La reforma previsional (que se trataría el miércoles 20 en Diputados, ya tiene la aprobación del Senado), el presupuesto, la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal serán incluidas, al igual que convenios aduaneros. ¿Y reforma laboral? “Se la va a incluir en el temario, después se verá”, afirmaron desde Balcarce 50.

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, y funcionarios de los ministerios de Hacienda y Trabajo se reunieron ayer en la sede de la cartera laboral con diputados de Cambiemos para darles detalles del proyecto de ley previsional.

“Hay muchos diputados que recién están ingresando, hay que explicarles bien las normas para evitar sorpresas”, afirmaron desde el Gobierno, donde no quieren dejar lugar a “librepensadores” que cuestionen el proyecto.

Desde el Gobierno creen que aprobar el paquete de leyes aun sin la reforma laboral será para festejar. “Tenemos número para avanzar. Cerrar el año así, aun sin la reforma laboral, va a ser un golazo”, se congratuló un alto funcionario.



whatsapp anuncio

Escribe tu Comentario

ERROR: si-captcha.php dice: no hay soporte para imagen GD en PHP!

Ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web y pregunta por qué el soporte para imagen GD no está habilitado para PHP.

ERROR: si-captcha.php dice: la función imagepng no se detecta en PHP!

Ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web y pregunta por qué la función imagepnp no está habilitado para PHP.