lunes 15 de octubre de 2018


Seguinos en:


pérdidas multimillonarias

El campo entre los dólares de la soja, la sequía, las lluvias y el pedido de Carrió

El campo entre los dólares de la soja, la sequía, las lluvias y el pedido de Carrió

El ingreso de las agro-divisas disminuyó, pero no se cortó. Por la sequía y luego las abundantes lluvias las pérdidas en la cosecha se estiman en US$ 7.000 millones.

16 de mayo del año 2018

Compartir

Lilita Carrió les pidió que hagan patria y suelten los dólares de la cosecha y de pronto, el anhelado deseo se hizo realidad porque ayer aparecieron mucho más dólares en el mercado. ¿Liquidaron los productores? ¿Los exportadores de granos trajeron divisas desde el exterior?

De acuerdo con Ciara, que aglutina a los aceiteros y mayores exportadores, la liquidación de divisas nunca se interrumpió. Hasta fines de abril ascendió a US$ 6.057 millones frente a los US$ 6.600 millones de 2017. Casi lo mismo si se considera que este año la cosecha dio varios pasos atrás con la peor sequía en 40 años. Y luego llegaron lluvias intensas que están complicando aún más el cuadro.

Hasta ayer, el avance en la cosecha de soja era del 67%, similar al de 2017. Pero el resultado es dramático con granos brotados que no alcanzan a los mínimos estándares de calidad. A tal punto, que muchos acopiadores y otros compradores están rechazando la mercadería. Y cuando eso sucede, nadie retiene. Precisamente ya están negociando para que los acopios flexibilicen exigencias. Por lo que trascendió, son conversaciones de tono elevado y con empresarios dispuestos a ceder poco con el argumento de que tiene que cumplir exigencias de sus clientes internacionales. El Ministerio de Agroindustria tomaría cartas en el asunto.

En cuanto a la combinación sequía y lluvias abundantes, que afectan a Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, y el norte de la provincia de Buenos Aires, ya se calculan pérdidas por US$ 7.000 millones. Según el experto Ricardo Baccarin, en soja la caída es desde las 55 millones de toneladas estimadas a las 36 millones actuales. En maíz, de 40 millones a 32 millones de toneladas.

Gustavo López, de Agritrend, destacó la mejora en los precios de los granos que disimula un daño mucho mayor. Así, calcula que de la cotización promedio de US$ 322 de la campaña pasada se saltó a los US$ 356 promedio durante este año y podrían ingresar US$ 24.000 millones por las ventas al exterior.

La estadounidense Cargill lidera el ranking de los embarques y la china Cofco, que es la suma de Nidera y Noble, se ganó el segundo puesto. Cerca de esas compañías sostienen que las divisas ingresan cuando los productores les venden en operaciones que demoran a lo sumo cinco días desde la firma del contrato de compra.

Una manera de defender el decreto 893/17 que estuvo a punto de ser eliminado. Esa norma rige desde el último noviembre y permite a los exportadores ingresar sus divisas sin plazo. Salvo en la convertibilidad, esa posibilidad no existía desde 1964. La administración de Mauricio Macri anuló los plazos cuando entraban demasiados dólares a la Argentina, buscando evitar que su precio no se achatara. Pasó hace apenas seis meses.

Compartir

Lilita Carrió les pidió que hagan patria y suelten los dólares de la cosecha y de pronto, el anhelado deseo se hizo realidad porque ayer aparecieron mucho más dólares en el mercado. ¿Liquidaron los productores? ¿Los exportadores de granos trajeron divisas desde el exterior?

De acuerdo con Ciara, que aglutina a los aceiteros y mayores exportadores, la liquidación de divisas nunca se interrumpió. Hasta fines de abril ascendió a US$ 6.057 millones frente a los US$ 6.600 millones de 2017. Casi lo mismo si se considera que este año la cosecha dio varios pasos atrás con la peor sequía en 40 años. Y luego llegaron lluvias intensas que están complicando aún más el cuadro.

Hasta ayer, el avance en la cosecha de soja era del 67%, similar al de 2017. Pero el resultado es dramático con granos brotados que no alcanzan a los mínimos estándares de calidad. A tal punto, que muchos acopiadores y otros compradores están rechazando la mercadería. Y cuando eso sucede, nadie retiene. Precisamente ya están negociando para que los acopios flexibilicen exigencias. Por lo que trascendió, son conversaciones de tono elevado y con empresarios dispuestos a ceder poco con el argumento de que tiene que cumplir exigencias de sus clientes internacionales. El Ministerio de Agroindustria tomaría cartas en el asunto.

En cuanto a la combinación sequía y lluvias abundantes, que afectan a Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, y el norte de la provincia de Buenos Aires, ya se calculan pérdidas por US$ 7.000 millones. Según el experto Ricardo Baccarin, en soja la caída es desde las 55 millones de toneladas estimadas a las 36 millones actuales. En maíz, de 40 millones a 32 millones de toneladas.

Gustavo López, de Agritrend, destacó la mejora en los precios de los granos que disimula un daño mucho mayor. Así, calcula que de la cotización promedio de US$ 322 de la campaña pasada se saltó a los US$ 356 promedio durante este año y podrían ingresar US$ 24.000 millones por las ventas al exterior.

La estadounidense Cargill lidera el ranking de los embarques y la china Cofco, que es la suma de Nidera y Noble, se ganó el segundo puesto. Cerca de esas compañías sostienen que las divisas ingresan cuando los productores les venden en operaciones que demoran a lo sumo cinco días desde la firma del contrato de compra.

Una manera de defender el decreto 893/17 que estuvo a punto de ser eliminado. Esa norma rige desde el último noviembre y permite a los exportadores ingresar sus divisas sin plazo. Salvo en la convertibilidad, esa posibilidad no existía desde 1964. La administración de Mauricio Macri anuló los plazos cuando entraban demasiados dólares a la Argentina, buscando evitar que su precio no se achatara. Pasó hace apenas seis meses.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*