miércoles 17 de octubre de 2018


Seguinos en:


Por Benjamín Urdemales

Kirchnerismo Residual: La oposición necesita dejar de ser infantil e irresponsable… necesita madurar

Kirchnerismo Residual: La oposición necesita dejar de ser infantil e irresponsable… necesita madurar

16 de mayo del año 2018

Compartir

 

Por Benjamín Urdemales || Emanuel Palmieri -alias “Manix”- y la diputada provincial Liliana Fellner salieron a criticar al senador Guillermo Snopek por su pertenencia al espacio Argentina Federal, del llamado “pernoismo dialoguista”, o “de los gobernadores”, que expresó apoyo al presidente de la Nación, Mauricio Macri, tras la reciente crisis cambiaria e inflacionaria que atraviesa el país.

La diputada provincial, hermana del ex gobernador Eduardo Fellner, segundo imputado principal en la Megacausa junto a Milagro Sala, cuestionó al senador nacional, y prácticamente a todo el espacio, al afirmar que “quien realmente quiere una Argentina mejor no puede acompañar un pacto con el Fondo Monetario Internacional”.

Parece que la hermana del ex gobernador, hoy imputado por ser partícipe necesario de una asociación ilícita que desvió millonadas de fondos nacionales destinados a las viviendas sociales -para el pueblo al que dice representar y con el que ahora se llena la boca intentando parecer peronista-, se olvida de que fue la gestión anterior, de la que ella también formó parte, la responsable de haber sobredimensionado al Estado, de haber cubierto el natural aumento de las tarifas con subsidios retrasándolas durante años como bomba de tiempo para e sucesor, y de haber ocasionado la inflación al recurrir a la emisión monetaria durante 12 años para sostener el modelo populista y llenar las arcas de los testaferros.

Por otra parte, un bisoño e ignoto dirigente de bases, que lo único que tiene a su favor es ser hermano del,  hoy por hoy único medianamente presentable dentro del esquema justicialista de la intervención de Celso Jaque, presentó junto a Rubén González -otro notable desconocido- un petitorio al presidente de la intervención, Rubén Rivarola, para disponer que sea un Congreso Extraordinario el que dicte los legisladores nacionales cómo votar en sus respectivas cámaras.

Uno lee estas ocurrencias y no sabe si reír o llorar.

El país esta atravesando una crisis y es normal y saludable que la oposición no esté de acuerdo con tal o cual metodología para enfrentarla,  como eso de recurrir al financiamiento externo para reducir el déficit heredado de la fuerza que hoy es oposición. Se puede estar en contra de la metodología pero no en contra de los fines, ya que los fines no buscan otra cosa que la salida de la inflación. Pero para salir de la inflación hay que eliminar el déficit que buenamente legó el kirchnerismo a la gestión actual.  Salir de la inflación tendría como principal beneficiario al Pueblo, que los justicialistas y kirchneristas recalcitrantes dicen representar.

Se puede estar en contra de la metodología de recurrir al FMI como organismo de crédito, en un contexto donde el mercado de capitales huye a EEUU por la mejor tasa de interés que ofrece el país del norte -hecho que provoca la devaluación de muchas monedas alrededor del mundo-.

Pero hay que tener algún tipo de propuesta que reemplace y mejore a aquello a lo que tanto se oponen, pero que conduzca al mismo fin. De otra manera parece que solo se oponen por oponerse, o que realmente ejercen una oposición infantil más destructiva que constructiva y bastante irresponsable.

En este contexto, si se quiere mantener por un tiempo al Estado sobredimensionado para evitar los costos sociales y bajar el déficit gradualmente, hay que seguir contrayendo deuda.  No hay otro camino, como tampoco se puede recurrir a otro financiamiento a tasas razonables que no sea el FMI.  Si no se está de acuerdo con esto, para ejercer una oposición responsable y constructiva, hay que proponer una alternativa real, que no sea demagógica o que implique palos en la rueda.

Ojalá algún día, en el justicialismo nostálgico del kirchnerismo puedan madurar, como parecen haber madurado en el justicialismo dialoguista de Argentina Federal ya que en ese espacio, al parecer, hay una actitud más responsable y saben que el futuro de sus provincias en particular, y de la Argentina en general, está atado a lo bien que le vaya al presidente de la nación, independientemente de su color político.

Compartir

 

Por Benjamín Urdemales || Emanuel Palmieri -alias “Manix”- y la diputada provincial Liliana Fellner salieron a criticar al senador Guillermo Snopek por su pertenencia al espacio Argentina Federal, del llamado “pernoismo dialoguista”, o “de los gobernadores”, que expresó apoyo al presidente de la Nación, Mauricio Macri, tras la reciente crisis cambiaria e inflacionaria que atraviesa el país.

La diputada provincial, hermana del ex gobernador Eduardo Fellner, segundo imputado principal en la Megacausa junto a Milagro Sala, cuestionó al senador nacional, y prácticamente a todo el espacio, al afirmar que “quien realmente quiere una Argentina mejor no puede acompañar un pacto con el Fondo Monetario Internacional”.

Parece que la hermana del ex gobernador, hoy imputado por ser partícipe necesario de una asociación ilícita que desvió millonadas de fondos nacionales destinados a las viviendas sociales -para el pueblo al que dice representar y con el que ahora se llena la boca intentando parecer peronista-, se olvida de que fue la gestión anterior, de la que ella también formó parte, la responsable de haber sobredimensionado al Estado, de haber cubierto el natural aumento de las tarifas con subsidios retrasándolas durante años como bomba de tiempo para e sucesor, y de haber ocasionado la inflación al recurrir a la emisión monetaria durante 12 años para sostener el modelo populista y llenar las arcas de los testaferros.

Por otra parte, un bisoño e ignoto dirigente de bases, que lo único que tiene a su favor es ser hermano del,  hoy por hoy único medianamente presentable dentro del esquema justicialista de la intervención de Celso Jaque, presentó junto a Rubén González -otro notable desconocido- un petitorio al presidente de la intervención, Rubén Rivarola, para disponer que sea un Congreso Extraordinario el que dicte los legisladores nacionales cómo votar en sus respectivas cámaras.

Uno lee estas ocurrencias y no sabe si reír o llorar.

El país esta atravesando una crisis y es normal y saludable que la oposición no esté de acuerdo con tal o cual metodología para enfrentarla,  como eso de recurrir al financiamiento externo para reducir el déficit heredado de la fuerza que hoy es oposición. Se puede estar en contra de la metodología pero no en contra de los fines, ya que los fines no buscan otra cosa que la salida de la inflación. Pero para salir de la inflación hay que eliminar el déficit que buenamente legó el kirchnerismo a la gestión actual.  Salir de la inflación tendría como principal beneficiario al Pueblo, que los justicialistas y kirchneristas recalcitrantes dicen representar.

Se puede estar en contra de la metodología de recurrir al FMI como organismo de crédito, en un contexto donde el mercado de capitales huye a EEUU por la mejor tasa de interés que ofrece el país del norte -hecho que provoca la devaluación de muchas monedas alrededor del mundo-.

Pero hay que tener algún tipo de propuesta que reemplace y mejore a aquello a lo que tanto se oponen, pero que conduzca al mismo fin. De otra manera parece que solo se oponen por oponerse, o que realmente ejercen una oposición infantil más destructiva que constructiva y bastante irresponsable.

En este contexto, si se quiere mantener por un tiempo al Estado sobredimensionado para evitar los costos sociales y bajar el déficit gradualmente, hay que seguir contrayendo deuda.  No hay otro camino, como tampoco se puede recurrir a otro financiamiento a tasas razonables que no sea el FMI.  Si no se está de acuerdo con esto, para ejercer una oposición responsable y constructiva, hay que proponer una alternativa real, que no sea demagógica o que implique palos en la rueda.

Ojalá algún día, en el justicialismo nostálgico del kirchnerismo puedan madurar, como parecen haber madurado en el justicialismo dialoguista de Argentina Federal ya que en ese espacio, al parecer, hay una actitud más responsable y saben que el futuro de sus provincias en particular, y de la Argentina en general, está atado a lo bien que le vaya al presidente de la nación, independientemente de su color político.


Comentarios

6 comentarios

  • JUAN PULPO ALVARADO dice:

    Benjamín… tu trabajo periodístico es pésimo… jamas llegarás a ser reconocido xq no figuras ni a los 20… Te pagaron para quemarte… O simplemente no es tu nombre real y te faltan huevos…
    Tu manera de forrear muestra tu resentimiento …. típico de quien tiene el “reconocimiento” como necesidad… Pero eso se puede dar en el ambiente promiscuo del periodismo… en la politica no es necesario el reconocimiento cuando el norte es el bienestar del pueblo… Saludos

  • Roberto dice:

    Tienen una muy marcada tendencia a defenetrar al kichnerismo e idolatrar al gobierno d turno. Humildemente comparto l opinión d l nota pero deben ser más objetivo

  • MM dice:

    Aii Dios mio, el periodismo de jujuy cada vez más berreta y mediocre, quién es este Benjamin? Se quiere colgar de la fama de algunos. Cuida tus palabras, por qué le estás atribuyendo un delito a una persona que está imputada (qué aparentemente no sabes el significado de esa palabra imputado = investigado). Mediocre de bajo nivel.

  • Pepo del Chingo dice:

    Estos peronchos revanchista son la misma mierda que los zurdos. La vieja impresentable esa debería estar en cana con el corrupto del hermano y sobrino. Y el otro ridículo cuyo único mérito es ser un vago ñoqui del estado puesto ahí por su amigo ríad quintar q agarre una pala y empiece a laburar. Ya lo dijo mi abuela lo peor que le pasó a este país fue el peronismo de mierda fomenta vagos

  • Silvio Flores dice:

    Paupérrimo el argumento del “periodista”.
    Menospreciar a las personas por ser conocidas o no, por él, no significa que no los conozca el resto de los jujeños que sí nos tomamos la tarea de saber quien es quién en la vida política de nuestra provincia.
    En la nota, queda en claro que la publicación fué “mandada a hacer”, ya que si al menos tratara de ser informativa e imparcial, dejaría en claro que quien nos gobierna en la provincia, manifestó conocer y estar al tanto del desvío de fondos y bolsos con dinero. Claramente, se autoincriminó en el delito que el mismo gobernador fogonea como MEGACAUSA.
    Eso no le hace ruido al periodista?
    No sería cómplice el gobernador actual por callar y no denunciar en su momento lo que sabía?
    Acaso el autoincriminarse no es tan grave?

    Liliana Fellner no es santa de mi devoción, no soy quien para defenderla y menos me interesa hacerlo, lo mismo me pasa con Rivarola y Jenefes, mientras ellos estén en la conducción del partido se les habrá de marcar la cancha como siempre se hizo con los puntos en desacuerdo.
    Justamente, ese es el papel del militante, hacer conocer a los conductores cual debe es la sensación del pueblo en la calle.
    Hoy, el afiliado justicialista, a través de Manix Palmieri (“el hermano de” como dice el bufón del periodista) y Rubén González (“el ignoto” cómo lo definió, a propósito, tanto como quien suscribe la nota) son las personas, con las cuales un sector del peronismo jujeño se identifican. Y la legitimidad de los compañeros no se las dá el periodismo, lo legitiman los mismos militantes.
    Hubiera Sido lindo poder hablar de otras cosas con el autor de la nota, pero en la misma, solo reproduce lo que uno ve y escucha en los medios nacionales. Un plagiador con ínfulas de periodista por lo que percibo. Lamentable…
    Para la próxima, quizá, ya tenga los monólogos de Lanata para transcribir y pretender hacer creer que se tomó el trabajo de investigar señor Benjamín Urdemales.
    Pobrísimo lo suyo.

  • Pepo del Chingo dice:

    Silvio flores ridículo, esos impresentables no representan al peronismo. El inexperto y poco conoció manix fue compañero mío en hacienda. Estaba ahí por acomodo. Mal tipo vago. Nunca trabajo siempre entorpeciendo las labores. De ahí lo corrieron a otras dependencias y siempre lo mismo. Un ñoqui. Cobrando un abultado sueldo de arriba. Siwmpre con aires de grandeza prometiendo si llegaban años poder que se iban acordar de él. Y yo soy afiliado al partido desde los 18 años y nunca en mi vida los he visto caminar la calle juntos a los compañeros. Mejor cerra el orto y deja de defender lo indefendible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

*